Depresión bien aclarado y explicado y relación Numero Crístico

Depresión bien aclarado y explicado y relación Numero Crístico:

Beneficios de Vivir sin antidepresivos y en los casos de larga duración de toma de antidepresivo relación con el número Crístico:

La enfermedad en realidad es un mecanismo diseñado para que uno aprenda la lección de vida que necesite en cada momento, a través de su experimentación personal y física.

Se entiende por lección de vida, a vivir completamente en amor y sin miedo de ningún tipo, sea heredado de los familiares a niveles inconscientes, realmente cuando conviertes tus defectos en virtudes, y ya una vez aprendida la lección  por la persona, ya no tiene sentido la enfermedad y desaparece como llegó.

Los antidepresivos son una herramienta necesaria en momentos puntuales de tu vida, pero solo es un parche, para que uno mismo comprenda que defecto tiene en su vida y así pueda convertirlo en una virtud, para el casos extremos ya hay una solución positiva.

“”””Para el caso de las personas con depresión de larga duración tienen que descontar de la cantidad el número Crístico de la toma diaria:””””

Para las personas que hace tiempo que están tomando antidepresivos, el mensaje es solo para ellos:

Reducción del  número Crístico de su toma de sus medicamentos, o sea el numero 33 tienen que en proporción dejar de tomarlo de la cantidad de antidepresivo por dia, es decir, de la cantidad diaria de toma, la que sea, deben tomar 1/3 menos, o sea 0.33 en porcentaje/ cantidad diaria.

Ejemplos:

Si tomas 6 ml por la mañana, 6 por la tarde, 6 por la noche, pues seria tomar 2 mañana, 2 tarde, y 2 noche.

Si tomas una sola toma de 12 mg al dia, dividir la toma total entre 3, seria 12/3 igual a 4 al día.

Se recomienda empezar por la noche, pero solamente en los casos de toma de medicamento antidepresivo de larga duración.

DEPRESIÓN bien aclarado y explicado:

La depresión implica una profunda tristeza interior, una acumulación de emociones inhibidas provocando un conflicto entre el cuerpo y la mente. Esta enfermedad está conectada con un suceso señalado de mi vida. La depresión se traduce por desvalorización y culpabilidad que me corroen por dentro. Si soy depresivo, me siento miserable, menos que nada. Vivo en el pasado constantemente y tengo dificultad en salir de él. El presente y el porvenir no existen. Es importante efectuar un cambio ahora en mi modo de ver las cosas porque ya no es como antes. La depresiónfrecuentemente es una etapa decisiva en mi vida (por ejemplo: la adolescencia) porque me obliga a volver a cuestionarme. Quiero a toda costa tener una vida diferente. Estoy trastornado entre mis ideales (mis sueños) y lo real (lo que sucede), entre lo que soy y lo que quiero ser. Es un desequilibrio interior (quizás químico y hormonal) y mi individualidad es irreconocible. Me siento limitado en mi espacio y voy perdiendo despacio el sabor de vivir, la esencia de mi existencia. Me siento inútil. En otras palabras, la depresión tiene en su origen una situación que vivo frente a mi territorio, es decir lo que pertenece a mi espacio vital, sean personas (mis padres, mis hijos, mis amigos, etc.) animales (mi perro, mis peces, etc.) o cosas ( mi trabajo, mi casa, mis muebles, etc.). El conflicto que vivo puede estar vinculado a un elemento de mi territorio que tengo miedo de perder: a una pelea que tiene lugar en mi territorio y que me molesta (por ejemplo: las peleas entre hermanos y hermanas). He aquí expresiones que revelan cómo me puedo sentir: “Me ahogas!”, “Me chupas el aire!”; “Aire!”. A veces también, siento dificultad en delimitar o marcar mi espacio, mi territorio: ¿Qué es lo que me pertenece en exclusividad y qué es lo que pertenece a los demás? Las personas depresivas frecuentemente son permeables a su entorno. Siento todo lo que sucede alrededor de mí y esto incrementa mi sensibilidad, de aquí un sentimiento de limitación y la impresión de estar invadido por mi entorno. Así, abandono porque encuentro la carga demasiado pesada, ya no tengo el gusto de vivir y me siento culpable de ser lo que soy. Incluso puedo tener tendencia a la auto – destrucción. También puedo tener “necesidad de atención” para ayudarme a valorizarme; la depresión se vuelve en este momento, un medio inconsciente para “manipular” mi entorno. La risa ya no forma parte de mi vida. Poco importa la razón, compruebo ya ahora la causa o las causas subyacentes a mi estado depresivo. ¿Viví yo una presión de joven? ¿Cuáles son los acontecimientos señalados vividos en mi infancia que hacen que mi vida parezca tan insignificante? ¿Es la pérdida de un ser amado, mi razón de vivir o la dirección de mi vida que ya no consigo ver? Huir la realidad y mis responsabilidades no sirve de nada (por ejemplo: suicidio) por más que esto parezca ser el camino más fácil. Es importante constatar las responsabilidades de mi vida porque necesitaré otra cosa que antidepresivos para hacer desaparecer la depresión: debo ir a la causa. A partir de ahora, comprendo que soy un ser único. Tengo valores interiores excepcionales. Puedo retomar el control de mí – mismo y de mi vida. Tengo elección de “soltar” o de “luchar”. Tengo todo lo necesario para cambiar mi destino. Responsabilizándole, adquiero más libertad y mis esfuerzos están recompensados.

Opiniones de autores desconocidos:

Los antidepresivos ayudan en casos extremos, pero no es bueno tener siempre una “muleta” para poder caminar por la vida.

Autor desconocido.

  • Aceptándote tal y como eres…no teniendo miedo a castigos divinos…ocupándote únicamente de lo que te produce bienestar,todo lo que vives forma parte de la vida y tienes que vivirla con alegría, no justificándote con actitudes negativas y absurdas y autocriticas destructivas.
  • Considerando que los problemas son desafíos que servirán para tener una motivación existencial…sabiendo que te educaron sin ninguna maldad tus progenitores, etc…etc…etc…no busques excusas para complicarte la vida, ocúpate de ser feliz, vive lo que tengas que vivir en paz contigo manteniendo tu mente tranquila y podrás tener seguramente muchas opciones para resolver los desafíos que se presenten…queriendo lo mejor para ti y también para los demás, es decir, querer ganar tu y también querer que gane todo el mundo, solidaridad
  • Preguntándote que consejo le darías a otra persona para quitarse la angustia sin dependencias externas, tu tienes la solución amigo o amiga…
  • Los antidepresivos no los puedes suspender de un día para otro, comprende que es una droga y tiene adicción física y psicológica, tú doctor tiene qué ir disminuyendo la dosis, si los quitas de sopetón, es como si no los hubieras tomado, y tú angustia es peor, tomate el medicamento y altérnalo con yoga, meditación, música, distracción.. y conforme te vea el Dr. los va disminuyendo, ÁNIMO.
  • Autor desconocido.

Juanca López.

JuancaAhm@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s