Celebrar la risa: Volver a conectar a su niño interior con la Alegría

Autora:Dra Judith Orloff

Traducido del inglés por Tahíta ♥

Como psiquiatra, soy una  gran prescriptora de la risa.

No la risa  artificial ,sino la risa del alma. La risa verdadera es una rendición,  un apertura de corazón

Podemos sentirla en el pecho, o puede sacudir todo el cuerpo. Pero falsificar la risa es como fingir un orgasmo; no hay ninguna energía positiva liberándose allí.

Mucha energía proviene de humor. Considero a  la pérdida de la risa un crimen contra la psique y el espíritu. Con mis pacientes, detecto desde el principio la ausencia de risa.Mi trabajo comienza cuando noto que  falta y comienzo ayudando a recuperarla. De lo contrario, sin   la risa, están sin saberlo viviendo en la pobreza energética.

Aquí están algunos consejos de mi libro “Energía positiva: 10 recetas extraordinarias para la transformación de la fatiga, el estrés y el miedo en intensidad, fuerza y amor“.

Lo uso con mis  pacientes para ayudarles a volver a conectar con su niño interior, riendo.

5 Estrategias para volver a conectar con su niño interior y reír más

  • Recuperar la fuerza de  vida de su niño interior Cada adulto tiene un niño interior. Ambos son distintos aspectos energéticos de nuestra fuerza vital. Para tener vigor completo, cada uno debe tener su lugar. Su niño interior puede necesitar  ser abrazado. (Tener hijos a menudo naturalmente estimula este proceso de reconexión  en  padres que de lo contrario no podrían nunca llegar a hacerlo.) Para empezar, busque las fotos de su infancia. Realmente mírelas. Las fotos pueden rematerializar energías dejadas de lado. A continuación, con foto en mano, prometa  honrar  las necesidades de su niño. Por ejemplo, prometí al mío: “Nunca tendrás que sonreír para una cámara a menos que quieras hacerlo–”. Además, empiece a reconocer cuando su niño interior está en peligro.  Tal vez está riendo menos, o sintiéndose  fatigado o con  exceso de trabajo.
  • Encuentre actividades que ame  su niño interior. Explore lo que su niño interior realmente encuentra divertido o gracioso. En primer lugar, recuerde las actividades de su infancia o adolescencia,las que le hacían reír.  Bugs Bunny. Elmer Fudd. La voz de ardilla en avance rápido…serán para su energía como llenar un globo de helio.  Esos recuerdos pueden dar arranque a su risa oxidada. En segundo lugar, ver a qué tipo de diversión  su niño interior responde ahora. Examine la sección de ocio del periódico, pregúntele a sus amigos lo que los divierte, revise la guía de espectáculos divertidos.

  • Busque personas que rían. Absorbemos la alegría  por ósmosis. La risa abundante difunde  esas vibraciones positivas para nosotros. Lo que cuenta, sin embargo, es la energía detrás de la risa, no solo la expresión sonora o facial. Por ejemplo,la risita contagiosa del Dali Lama  proviene de un lugar de amor y  esa energía curativa va directo a nuestros corazones. En el otro extremo están las personas que tienen muecas en sus rostros, pero cuya risa proviene a menudo de dolor, de malicia o problemas psíquicos. Están riendo, sin embargo, usted está siendo bañado con una onda negativa. Confíe en su evaluación energética.
  • Juegue  con los niños. Los niños están doctorados en juego; su falta de inhibición es contagiosa. Pase tiempo con ellos. Si es lo suficientemente afortunados como para poder estar alrededor de los bebés, vea cómo ellos sonríen a  las  seis semanas, luego  ríen a los  cuatro meses. Es un instinto natural. U observe a niños jugando; no aprendieron a proteger sus emociones, chillan y ríen. Ellos sólo están radiantes. Trate de abrir su corazón y absorber las vibraciones.

  • Tenga la  intención de reír tanto como sea posible. Desde el momento en que se despierta en la mañana, busque  cosas para reírse. Regularmente ponga  boyas de alegría en  su  campo de energía, sumergido en la  seriedad. Si nuestros padres nos hubieran  dicho en el desayuno, “no te pierdas la oportunidad de reír hoy”, sería mucho más fácil. Pero la mayoría no lo hicieron, así que tenemos que enseñarnos a nosotros mismos. En la comunidad de Wellness de Santa Mónica, sobrevivientes de cáncer tienen reuniones de risa . Compartir Chistes, hasta relacionados con su salud, con  casi todo, incluyendo las desventuras de los médicos, les ayuda a sanar. Es una sabiduría real de la que todos nos podemos beneficiar, pero no esperemos a que una enfermedad   nos desafíe a aprenderlo. Por lo tanto, diviértase todo lo que pueda, especialmente ríase de sus propias debilidades. La risa es una forma de acariciar su energía.

Veo la risa como una herramienta de supervivencia. Como dice Emerson, “la tierra ríe en flores”. Cuando  ríes…  todo se ilumina. Cualquier opresión que tenga entrampado, se rompe, y la  energía de la  fuerza de vida comienza a fluir nuevamente.

Judith Orloff es profesora, clínica, asistente de Psiquiatría en UCLA, ha ayudado a pacientes a encontrar libertad emocional por más de 20 años. Apasionadamente afirma que tenemos el poder para transformar las emociones negativas y lograr la paz interior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s