La Diabetes desde otra visión

La Diabetes desde otra visión

-la disfunción pancreática puede ser corregida-

El origen de la Diabetes es desconocido para la Medicina Ortodoxa, culpándosele a factores hereditarios, a la obesidad y al consumo excesivo de calorías. Se le considera una afección orgánica que origina una elevación de la glucosa o azúcar en la sangre debido a un incorrecto funcionamiento del Páncreas. Aquí, más adelante, se presenta otra consideración al respecto.

Se conciben tres tipos de Diabetes: Diabetes tipo 1: Lo es cuando existe un déficit de insulinaDiabetes tipo 2: Considerada así cuando la insulina no realiza de forma adecuada su labor. La primera suele hacer su aparición en la infancia o juventud y requiere de la administración de insulina. La segunda ocurre a partir de los cuarenta años y se trata con dieta y ejercicio. La 1 se achaca a factores hereditarios. A ésta se le denomina “Diabetes Mellitus Insulinodependiente” (DMID). A la 2 se le llama “Diabetes Mellitus No Insulino Dependiente” (DMNID). Puede haber otra, llamada Diabetes “secundaria”, que aparece como consecuencia de productos químicos.

 Abordemos ahora su origen desde otro criterio:

 Analizando un organismo con técnicas reflexológicas, in situ, apreciaremos que la “Diabetes tipo 1” surge en criaturas que nacen con un “déficit importante de Calcio”.

Ese déficit de Calcio suele ser debido a una insuficiente ingesta de Calcio por parte de la madre gestante, o bien por excesivo consumo de sustancias ácidas (vinagre o cítricos) por el afán de combatir fatigas propias del embarazo. Tanto la fisonomía de la madre como la de la criatura que nace, son bien expresivas al respecto. El área de análisis facial es el entrecejo (1) y base superior de la ternilla (2). Así como un Estómago no puede funcionar sin un mínimo de sal (sodio), al Páncreas le resulta imposible su función sin el Calcio oportuno.

En la Diabetes tipo 2, si bien el déficit de calcio existe aunque menos significativo, se da la condición de que la persona hace un consumo deficitario de Oxígeno, elemento éste que junto con el Calcio hacen posible el correcto uso de la Función Pancreática y el metabolismo de los hidratos de carbono.

Se suele recomendar para la Diabetes tipo 2 el que se haga “ejercicios físicos“, por aquello de que sirve para “quemar” excedentes nutricionales acumulados, entre ellos los azúcares, y porque se genera un incremento de la sensibilidad de las células a la insulina. Pero no es el ejercicio en sí el que “quema”, sino el mayor aporte de Oxígeno que se adquiere e invertimos en el proceso de combustión, siempre y cuando lo hagamos centrados en una más profunda y amplia respiración. Diversos estudios han mostrado que sujetos portadores de Diabetes tipo 2 poseen niveles de consumo de oxígeno inferiores a los no diabéticos.

Otro factor que condiciona la toma de Oxígeno son los alimentos grasos, especialmente los aceites. Estos tapizan las paredes alveolares de los pulmones e impiden que los nutrientes del aire, entre ellos el Oxígeno, puedan ser tomados. Podemos percibir que “el aire no nos alimenta”.

También puede resultar un condicionante para la asimilación del Oxígeno, el consumo excesivo de salados, pues el Sodio reduce la actividad de los pulmones y nos aparta del ejercicio físico.

El Alcohol y las sustancias y alimentos Picantes tienden a inhibir la función pancreática.

El consumo de Edulcorantes es nocivo para el Sistema Linfático. La glucosa es favorable.

Si bien se recomienda la Vitamina C para paliar el exceso de azúcar en sangre, por ser un estimulante dinámico-respiratorio (toma de oxígeno) y hepático (metabolismo graso), tiene un efecto negativo de rebote por cuanto elimina Calcio del organismo. Esos efectos los hace al estimular la secreción de Adrenalina.

La Fisonomía Reflexológica nos muestra que la secreción de Adrenalina tiene mucha importancia en las posibilidades del metabolismo de los Hidratos de Carbono, siendo así que cumple crucial papel en ello. Las Glándulas Suprarrenales tardan en estar bien desarrolladas desde que nacemos, por lo que a un bebé le es muy negativo el consumo temprano de farináceos. El área facial donde se analizan es la base central de la nariz (3), que debe formar angulosidad de al menos 60º entre el carrillo y el tabique nasal (externo) para que estén bien desarrolladas. Los residuos no bien metabolizados muestran a nivel facial distensión del Diafragma (4).

 

Dos de los motivos que están interviniendo en el aumento considerable de la Diabetes a nivel social son los siguientes:

a) La publicidad comercial en contra de la leche entera (tiene menor manipulación y degradación), sustituyéndola por la desnatada o semi, por aquello del Colesterol, cuando no sustituida por la “leche” (¡falso!) de soja, hace que la ingesta del alimento con más contenido en Calcio se vaya apartando.

No hay conocimiento de los requisitos que precisa la leche para poderse asimilarcorrectamente. Ella requiere una digestión “bacteriana”, contraria a la “química” (clorhídrica) generada por el estímulo del Sodio (sal común), por lo que los estómagos muy activos (químicos) tienden a rechazarla. Pero no así los de cualidad gástrica más débil.

Algo a tener muy en cuenta en los casos de niños con Diabetes temprana, es el analizar si tomaron el “calostro” del pecho materno en su inicio de lactancia, pues aquel contiene la influencia bacteriana necesaria para el proceso digestivo que requiere la leche, antes de comenzar a introducir alimentos con sal, a partir de lo cual la asimilación de la leche (y su calcio) se verá seriamente comprometida.

b) El consumo de acidulantes (conservantes) que muchísimos alimentos de uso ordinario contienen, destruyen el contenido de minerales alcalinos, entre ellos el Calcio. Igualmente el uso indiscriminado de bebidas cítricas, “estimulantes” del estado anímico, pero destructoras del poder nutricional de todo aquello que esté en proceso digestivo, e incluso los minerales ya asimilados. No son válidos los añadidos de Calcio a la leche, pues no están en su estado natural y no son utilizables por el organismo, pudiendo comprometer la circulación si existen varices.

Al igual que un exceso de azúcar en sangre genera la permeabilidad (salida de sangre) de los capilares sanguíneos, también lo puede producir la ingesta de cítricos, pues ambas sustancias son desmineralizantes alcalinos (en este caso por la pérdida de Potasio). Y ambos inciden muy fuertemente en la eliminación (neutralización) del Calcio que tengamos en el organismo (dientes y huesos en general). Glucosa (azúcar, miel,…) y Acidulantes licuan la sangre dando propensión a hemorragias en caso de producirse heridas. Igualmente dificultan la cicatrización de heridas, que en el caso de úlceras pueden hacerlas degradar peligrosamente.

 

 Consideraciones psíquicas de la Diabetes:

 Se ha estado tratando el efecto del exceso de glucosa en sangre sobre el organismo, el Cuerpo, como algo “patológico de éste”, pero la MENTE cumple en esto una responsabilidad muy importante. No olvidemos que el Cuerpo viene a mostrarnos la estructura e inercias de nuestra Mente.

El Calcio es el mineral esencial para la “toma de tierra” de nuestra Mente, lo que requiere en grandes dosis un bebé para que se “ubique” en su encarnación y su mente quede atrapada en su corporalidad, sin divagar por los “campos” extrasensoriales con los que en su gestación mucho se vinculaba.

El trabajo “abstracto” de la Mente se realiza en base a “lo imaginativo”, y esto requiere poco nivel de Calcio a nivel glandular, lo cual genera una liberación de glucosa en sangre a fin de neutralizar a aquel (eliminarlo) cuando nos sumergimos en tal actitud mental. Esto no se realiza conscientemente, sino que todo discurre por los niveles del subconsciente, en función del magnetismo energético que controla todas las funciones “orgánico-mentales”.

Las personas con déficit de Calcio pueden desarrollar una “clarividencia” o una intuición muy especial, que se manifiesta en lo fisonómico con el área refleja del Páncreas (1) mostrando importante debilidad, y un estado de hipersensibilidad dérmica (en tal área) en los momentos que está desarrollando aquella.

No es, pues, algo desligado de la condición psíquica de la persona la naturaleza del Páncreas y su función con la insulina. Por tanto, una vez más hemos de considerar las inercias de la actitud mental de la persona cuando buscamos corregir lo que por otro lado puede considerarse una patología del Cuerpo.

Angel Baña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s