El café: ¿amigo o enemigo?

El café: ¿amigo o enemigo?

El café: ¿amigo o enemigo?

El café: ¿amigo o enemigo?
por Juan M. Dupuis

Son pocos los especialistas en medicina natural que recomiendan beber café. Los médicos, por su parte, educados para luchar contra toda clase de “adicciones”, suelen colocar a la cafeína en el banquillo de los acusados, al lado del alcohol, el tabaco e incluso ¡las drogas!

Pero a pesar de la desconfianza que provoca el café, ningún estudio ha conseguido todavía demostrar que su consumo razonable aumente el riesgo de hipertensión, problemas del corazón o cualquier otra enfermedad grave.

Justo al contrario: se empieza a creer que el café podría tener múltiples efectos beneficiosos para la salud. Algunos naturópatas, que hasta ahora estaban muy en contra del café, están revisando sus propias recomendaciones. (1)

El gran estudio EPIC sobre cáncer y nutrición en Europa ha determinado que, contrariamente a lo que se creía hasta ahora, no existe ninguna relación entre el consumo de café y el aumento del riesgo de sufrir enfermedades crónicas como cáncer, diabetes o enfermedades del corazón. (2)

En cambio, ha comprobado, como así lo hicieron varios estudios con anterioridad, que el café podría reducir el riesgo de diabetes tipo 2.

También podría reducir en gran medida el riesgo de sufrir Parkinson. Un estudio publicado en el prestigioso Journal of the American Medical Association señala incluso una reducción del riesgo ¡del 80%! entre los grandes consumidores de café. (3)

También podría reducir el riesgo de cáncer de próstata, hígado, riñón y colon, el riesgo de arritmia cardíaca y los problemas pulmonares. (4) (5) (6) (7) (8) (9) (10)

Sin embargo, para aprovecharse de los beneficios del café, hace falta respetar algunas normas.

Consuma café de verdad

Un estudio publicado en una revista médica especializada en Alzheimer, Journal of Alzheimer Disease, comparó el efecto de la cafeína sola con el de la cafeína mezclada con otros ingredientes presentes en el café. Únicamente el café solo, con todos los ingredientes naturales que contiene, posee efectos positivos sobre la memoria.

No es ninguna sorpresa: el café contiene una mezcla natural de polifenoles antioxidantes (entre los que se encuentran ácidos clorogénicos) y bioflavonoides. Puede que el café sea incluso la fuente alimenticia de antioxidantes más importante en países desarrollados. Los diferentes compuestos químicos presentes en el café se cuentan literalmente por miles y la ciencia nos sugiere que sus efectos se combinan para aportar todos estos beneficios. (11)

Evite por tanto cualquier sucedáneo de café; ni los extractos ni mucho menos la cafeína pura producen dichos efectos, sino el producto en su conjunto, a poder ser biológico y lo más cercano posible a su forma natural.

Contrariamente a la creencia falsa, pero ampliamente extendida, el café negro torrefacto (tostado) es bueno para la salud, y no así el café sin tostar. Y yo diría incluso más: cuanto más tostado, mejor.

Y esto es así porque cuanto más tostado está el café (por tanto negro) menor es su contenido en cafeína. La cocción de los granos de café descompone la cafeína, que se degrada por el efecto del calor. Pero eso no es todo, ya que un café más negro también es más rico en antioxidantes por el efecto de concentración que se produce durante el proceso de descafeinización. Un estudio ha comprobado que el café muy tostado es más neuroprotector que el café sin tostar. Otro estudio ha demostrado que resulta más eficaz para restaurar los niveles celulares de vitamina E y glutatión (dos antioxidantes muy importantes), así como para bajar de peso. (12) (13)

De forma similar, el café de filtro, preparado en una cafetera eléctrica, es más rico en cafeína que el expresso, ya que el tiempo de infusión es mucho mayor. Por último, cuanto más fino sea el grano molido, más cafeína tendrá el café.

En resumen, y para dejar las cosas clave claras, recuerde que: el café con mayor contenido en cafeína es el café poco tostado (marrón), molido muy fino y preparado en una cafetera de filtro.

Por el contrario, el café que menos cafeína tiene es el café muy tostado (negro), poco molido y preparado en una cafetera expresso.

El problema de la cafeína

La cafeína no es ni mucho menos un veneno. Una persona tolera fácilmente 400 mg al día, salvo en casos de hipersensibilidad, lo que equivale a cuatro tazas.

Tiene un efecto estimulante de sobra conocido, pero no por ello es una droga, nada más lejos de la realidad. Es legal en todos los países y la FDA, la autoridad sanitaria norteamericana, que es extremadamente puntillosa, la coloca entre las “sustancias alimenticias con múltiples finalidades que no son consideradas por lo general como peligrosas”.

Puede provocar trastornos del sueño, pero en ese caso en general basta con no tomar café después de media tarde.

Y, contrariamente a la creencia popular, la cafeína no es un diurético. Varios estudios han demostrado que su impacto sobre nuestros fluidos corporales no es diferente al que se obtiene al tomar simplemente agua. En cambio, puede provocar escalofríos, retortijones y palpitaciones si se toma en cantidades elevadas. (14) (15)

Pero si a usted le sienta mal el café, la cafeína no siempre tiene la culpa. Puede que usted tenga intolerancia a los azúcares quemados y a los aceites que se producen en la torrefacción, a hongos o a toxinas que provocan alergias. Por eso es importante asegurarse de que su café procede de una producción biológica y que se ha cuidado mucho su elaboración.

De todas maneras, los efectos positivos del café parecen compensar en gran medida sus efectos negativos en la mayoría de los casos. Aunque fíjese que, aun así, a las mujeres embarazadas les recomiendo que eviten a toda costa la cafeína.

¿Y qué pasa con la teína?

La cafeína que se extrae de los granos de café es desde el punto de vista químico prácticamente idéntica a:

  • la guaranina que se extrae de los granos del guaraná
  • la mateína que se encuentra en las infusiones de hojas de yerba mate
  • la teína que se encuentra en las infusiones de hojas y brotes de té

¡Así que la teína y la cafeína no son muy diferentes! La teína se puede encontrar en los granos, hojas y frutos de diferentes plantas, puesto que actúa como un insecticida natural, paralizando o matando a los insectos que se nutren de ella.

Sin embargo, el té y el café no se comportan de la misma forma en las personas, ya que en el té, la cafeína que contiene se asocia a los taninos del té, que retrasan su asimilación en el organismo y tiene así efectos más escalonados en el tiempo que el café.

A esto hay que añadir que una taza de té contiene cuatro veces menos cafeína que una taza de café, lo que explica que hablemos de un efecto estimulante de tres a seis horas en el caso del té y de un efecto excitante mucho más rápido e intenso en el caso del café.

Beber té permite aumentar el nivel de concentración y vigilia durante un periodo más largo, sin estar por ello nervioso, lo que explica su éxito entre los monjes, en especial en las religiones orientales, que valoraban sus efectos estimulantes para meditar durante más tiempo.

El té tiene asimismo un efecto relajante proporcionado por la teína, que relaja el cerebro.

5 cosas que debe recordar sobre el café

El único café que le permitirá sacar el mayor partido posible a sus efectos terapéuticos es el café de buena calidad.

  • Elija café ecológico. El café es uno de los cultivos más rociados con pesticidas, así que seleccione únicamente granos de café con certificado biológico, ya que todos los beneficios para la salud mencionados más arriba se verán claramente reducidos si el café contiene trazas de pesticidas. Cuando sea posible, compre café cultivado en área forestal, con el fin de contribuir a reducir la destrucción de las selvas tropicales y de los pájaros que viven allí. Muchos amantes del café también consideran que su sabor es de los mejores.
  • Café en grano. Compruebe que tanto el aroma como el sabor son fuertes y agradables. Los granos de café tostado son ricos en aceite y pueden ponerse rancios, lo que hace que el café tenga entonces un sabor ácido. El café molido se enranciará mucho más rápido.
  • Beba el café solo. Evite la nata, el azúcar y la leche con el café. Utilice agua pura.
  • Filtro de café. Si utiliza un filtro de café, vigile que no se haya blanqueado con el cloro. Los filtros blancos brillantes han sido tratados químicamente y estos productos irán a parar a su taza.
  • La taza. Utilice una buena taza de café de loza o porcelana y destierre los vasos de cartón o, peor aún, de plástico. No sólo es mucho más agradable y el café sabrá mejor, sino que evitará que el café contenga efluvios de Bisfenol-A u otros productos derivados del plástico.

Y ahora, siéntese y disfrute de su taza de un buen café, sabiendo que además está llena de beneficios.

Le invito a compartir esta información sobre cómo convertir el café en un aliado de su salud con sus familiares y amigos, verá como así disfruta mucho más el próximo que tomen juntos.

Y si usted está leyendo este email porque alguien se lo ha reenviado y quiere empezar a recibir gratuitamente Tener S@lud, sólo tiene que hacer clic en este enlace y escribir su dirección de correo electrónico en el formulario que encontrará ahí. No cuesta ni un céntimo, sienta bien, puede darse de baja cuando lo desee… ¿qué más necesita?

¡A su salud!

Juan-M Dupuis

La Estrategia Gratuita para Combatir los Derrames Cerebrales Que la Industria Farmacéutica No Quiere Que Haga

Caminar Todos los Días Beneficia a las Personas con Enfermedades Pulmonares y Disminuye el Riesgo de Derrame Cerebral. Aquí Cómo Optimizar los Beneficios de Caminar

Por el Dr. Mercola

Recientemente comencé a escribir más sobre los beneficios de salud de una postura correcta. Sus beneficios van más allá de lo evidente, su postura tiene un tremendo impacto en el dolor crónico y con toda probabilidad contribuye en gran medida con el daño relacionado con estar sentado mucho tiempo.

La postura y la mecánica corporal adecuadas son igual de importantes que moverse. Se ha encontrado que el simple hecho de caminar tiene importantes beneficios de salud, incluyendo la reducción de ataques severos relacionados con las enfermedades pulmonares, así como una reducción en el riesgo de derrame cerebral- hablare de estos dos temas en un momento.

Caminar correctamente lo único que hace es darle beneficios. Esther Gokhale habla sobre varios componentes del método Gokhale la técnica del “caminar bien”. Ella enfatiza las siguientes características:

  1. Anteversión pélvica (le permite a la pelvis ponerse derecha de forma natural, con la línea de la cintura hacia adelante). Esto es necesario para lograr poner los glúteos en una posición de ventaja mecánica y para permitir que la pierna de atrás se enderece y lo impulse hacia adelante.

  1. Contracción de glúteos. Se supone que los glúteos son los músculos más grandes en el cuerpo y están diseñados para ayudarlo a dar sus pasos. La mayoría de las personas en las culturas industrializadas tienen amnesia de glúteos.
  2. Pasos suaves. Mantener las contracciones de los glúteos un poco más, la mayoría de nosotros tendemos a caminar de forma más ligera. Esto ayuda a proteger las articulaciones que soportan el peso.

Cómo Aprender a Caminar Bien

  1. Anteversión pélvica (inclinar la pelvis hacia adelante). El método Gokhale dice que se debe hacer una mini-sentadilla y dejar que la gravedad ayude a la pelvis a inclinarse hacia el frente. Esther advierte que no se debe “sacar la parte trasera” ya que esto crea tensión en la espalda baja. La anteversión pélvica, cuando no se está acostumbrado a ella, puede ser muy incómoda al principio. Me sentí un poco extraño la primera vez que practiqué la anteversión pélvica de Esther Gokhale. Desde entonces, esta posición pélvica no sólo se me hace cómoda, sino que también normal. Esta transición a una postura saludable al principio es un poco incomoda. Le recomiendo que busque orientación por parte de un maestro calificado en el método Gokhale para hacer esta práctica. El curso del Método Gokhale consta de seis lecciones y fue muy útil para mí.
  2. Contracción de glúteos. En su presentación “Walk This Way”, Esther sugiere muchas formas de “levantar” los glúteos para que puedan ejercitarse lo necesario mientras mejora su manera de caminar. Este es un extracto de su DVD llamado Back Pain: The Primal Posture Solution, en dónde aparece enseñándole a una estudiante a contraer sus glúteos al caminar:

Video Disponible Solo en Ingles

La estudiante reporta un desarrollo en el tono de los glúteos después de décadas de tener “glúteos planos”. Ella también se deshizo de la migraña que había padecido desde hace algún tiempo por medio del uso del método Gokhale para mejorar la postura.

  1. Pasos suaves. El músculo que le puede ayudar a dar pasos suaves cada vez que camina es el músculo medio del glúteo. Está localizado en el cuadrante superior externo de los glúteos. En su presentación “Walk This Way”, Esther muestra cómo localizar el músculo por medio de la siguiente posición:

Un vez que ha encontrado el glúteo medio, puede fortalecerlo haciendo repeticiones de esa pose o bien de una forma orgánica, utilizándolo al caminar con paso ligero. Ella sugiere aprender a bailar samba como una manera adicional y divertida de trabajar este músculo. Tonificar los músculos medios de los glúteos le brinda mayores beneficios de salud como mejorar la alineación de la rodilla y un mejor equilibrio. Como un beneficio adicional, es el músculo el que mantiene sus glúteos en buena forma a medida que envejece.

¿Cómo Está Su Caminado?

Al tratar su pelvis y contraer sus glúteos, usted mejorará la postura de sus tobillos hasta su cadera y hacia arriba, por todo su cuerpo. Desde un punto de vista funcional, ayuda a tener la alineación correcta entre el pie, la rodilla y la cadera. La alineación apropiada ayuda a proteger sus articulaciones durante el movimiento. Esto incluye sus rodillas, cadera y espalda baja. Al estimular el posicionamiento correcto de los músculos mientras que al mismo tiempo alarga esos mismos músculos. Esto ayudará a volver a darle forma a su cuerpo de una forma agradable.

Yo recomendaría practicar esto con los pies descalzos, para que realmente ayude a sus pies y dedos. Caminar descalzo o bien ya sea en arena o en pasto tienen un gran número de beneficios de salud relacionados con el hecho de que esto le permitirá a su cuerpo a absorber los electrones de la tierra. Para obtener indicaciones sobre caminar descalzo y los beneficios de entrar en contacto con la tierra, por favor échele un vistazo a mi artículo llamado, “Porque el Caminar Descalzo Podría Ser un Elemento Esencial de la Buena Salud“.

Aprendiendo de Buenos Ejemplos

En el video de la parte de arriba, Esther Gokhale camina en línea con algunas señoras de Burkina Faso, África, para imitar su andar. Note que sus partes “traseras” van detrás de ella, que sus glúteos se involucran con su caminar y que son capaces de cargar cosas pesadas con sus cabezas y llevar a sus bebés en la espalda sin ningún estrés o tensión aparente.

En este video tomado de Manaus, Brasil, el hombre lleva una gran canasta en la cabeza. Note la firmeza de su pelvis, la fuerte acción de sus glúteos que lo impulsan hacia adelante, así como la relajación de sus piernas que van en “fase de oscilación”. En el método Gokhale, la relajación en la pierna en movimiento se enseña después de que los estudiantes han adquirido cierto dominio de la fase de propulsión activa de caminar.

Su Postura al Caminar Se Conecta a Su Postura en General

La  forma en la que se sienta, se inclina, se levanta e incluso cuando se acuesta influyen en su forma de caminar y viceversa. Por ejemplo, al caminar bien usted desarrolla sus glúteos y tiene unos “cojines” incorporados más cómodos para sentarse. Si usted se sienta bien, con el trasero hacia atrás, entonces cultivará la anteversión pélvica y tendrá un mejor caminar.

Al utilizar sus “músculos anti-giro” (los oblicuos abdominales y rotadores) para estabilizar su torso al caminar, estará fortaleciendo componentes críticos de su “corsé interno”. Un corsé interno más fuerte le permitirá cargar más peso y de forma más segura. Si usted cultiva sus músculos abdominales profundos, a medida que carga objetos, tendrá un torso más estable que lo ayudará a caminar más rápido.

El Ejercicio Reduce las Probabilidades de Hospitalización a Causa de EPOC

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad pulmonar común que dificulta la respiración. La enfermedad es progresiva y se divide en dos categorías principales o formas: bronquitis crónica y enfisema, que con el tiempo destruyen sus pulmones. Las personas con EPOC podrían sufrir una combinación de estas dos formas. La tasa de mortalidad de EPOC es de un estimado de 134,000 personas al año.

Investigaciones previas resaltaron los beneficios de las dietas ricas en frutas y vegetales para proteger la función pulmonar y disminuir el riesgo de EPOC. Investigaciones más recientes también señalan los beneficios del ejercicio. De acuerdo con un estudio de dos años de duración publicado en la revista Repirology,1 caminar dos millas al día o más puede reducir sus probabilidades de hospitalización a causa de un episodio severo de EPOC. Como lo informó WebMD:2

“Los científicos encontraron que los pacientes con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) sin regímenes de caminar tuvieron aproximadamente el doble en las tasas de hospitalización causado por la enfermedad en comparación con aquellos que mantuvieron los niveles más altos de actividad física. Esto se definió como caminar aproximadamente dos a cuatro millas al día.

“Por supuesto que caminar todos los días mejora la capacidad de ejercicio de estos pacientes,” dijo el autor del estudio, el Dr. Cristobal Esteban, miembro del personal en el servicio respiratorio en el Hospital Gakdakao-Usansolo en España. “La actividad física es una ´medicina´que mejorará su condición en general, así como la EPOC.”

Aunque el estudio utilizo una leve caminata de dos millas, este es un ejercicio aeróbico de muy bajo nivel y no le brindará tantos beneficios como los ejercicios Peak Fitness. El estudio nunca examinó los resultados con ejercicios de alta intensidad, pero deberían brindar mejores resultados que los ejercicios de cardio, siempre y cuando  se limite a sí mismo a operar dentro de los parámetros de la capacidad del oxígeno reducido de la EPOC. Además, los ejercicios Peak Fitness pueden hacerse en menos de la mitad del tiempo que la caminata de dos millas.

Una idea generalizada solía ser que si usted sufre de EPOC, debería evitar la actividad física para no alterar los pulmones. Al igual que muchas otras enfermedades, este es un consejo muy defectuoso. Las investigaciones han demostrado repetidamente que el ejercicio es benéfico para prácticamente todas las enfermedades que existen. Esto incluye a las personas con osteoartritis, cáncer, enfermedades cardíacas, mujeres embarazadas, asmáticos, y personas de edad avanzada.

Uno de los beneficios clave del ejercicio es que ayuda a normalizar los niveles de glucosa, insulina y leptina optimizando la sensibilidad de los receptores de insulina y leptina. Esto quizá es el factor más importante para optimizar su salud en general y prevenir las enfermedades crónicas, incluyendo las mencionadas anteriormente.

Caminar También Reduce el Riesgo de Derrame Cerebral en Hombres de Edad Avanzada

Otro estudio publicado en la edición de noviembre en la revista Stroke3 encontró que caminar todos los días redujo el riesgo de derrame cerebral en hombres de más de 60 años. Un derrame cerebral involucra la ruptura de una arteria que alimenta el cerebro (derrame cerebral hemorrágico) o una obstrucción del fluido sanguíneo (derrame cerebral isquémico), el tipo isquémico representa el 75 por ciento de todos los derrames cerebrales. Su riesgo de derrame cerebral aumenta con la edad, la mayoría ocurren a los 55 años de edad. Cerca de 3,500 hombres entre 60 y 80 años participaron en el estudio. Estos hombres fueron divididos en cinco grupos, dependiendo de cuánto caminaban al día.

  1. Los que caminaban de 0-3 horas a la semana
  2. De 4 a 7 horas a la semana
  3. De 8 a 14 horas a la semana
  4. De 15 a 21 horas a la semana
  5. Más de 22 horas a la semana

Los resultados sugieren que caminar al menos una hora o dos podría reducir el riesgo en los hombres de sufrir un derrame cerebral hasta un tercio y no parece importar el ritmo en el que camina. Caminar durante tres horas al día podría disminuir el riesgo unos dos tercios. Lo mismo sucede como los ejercicios Peak Fitness que brindan más beneficios en una fracción del tiempo. De acuerdo con el autor principal Barbara Jefferis, investigadora asociada con el departamento de cuidados primarios y salud de la población de la University College London:4

“El derrame cerebral es la causa principal de muerte y discapacidad y es importante encontrar formas para prevenirlo, especialmente en personas de edad avanzada que tienen mayores riesgos. Hacerse el hábito de caminar todos los días durante al menos una hora lo protege de los derrames cerebrales. Caminar puede ser utilizado como transporte, como para ir a las tiendas, caminar en el interior de un lugar a otro, así como caminar por placer, como lo es caminar en el parque.” 

Tanto Mujeres como Hombres de Edad Avanzada se Benefician del Ejercicio de Intensidad Baja o Moderada

Investigaciones previas respaldan la noción de que el ejercicio es la herramienta clave para la prevención de los derrames cerebrales. Un estudio publicado el año5 pasado encontró que si usted no es activo físicamente, tiene un riesgo 20 por ciento mayor de sufrir un derrame cerebral o un mini-derrame cerebral (ataque isquémico transitorio) en comparación con las personas que se ejercitan lo suficiente al menos cuatro horas a la semana. Vale la pena mencionar que parece haber algunas variaciones con el género y la edad que hacen que la intensidad del ejercicio sea mejor o peor en términos de reducir el riesgo de derrame cerebral.

Las investigaciones parecen respaldar la idea de que un hombre adulto necesita ejercicio más vigoroso para lograr mayores beneficios, mientras que las mujeres sólo necesitan realizar ejercicios a una intensidad moderada. Los hombres de edad avanzada también podrían necesitar una menor intensidad, que es el tipo de intensidad de caminar durante largos periodos de tiempo. Como ejemplo, la investigación presentada en la American Stroke Association´s International Stroke Conference del 2014 encontró que el ejercicio moderado (como caminar) redujo el riesgo de derrame cerebral en mujeres en un 20 por ciento. De acuerdo como el Medical News Today:6

“Los investigadores, dirigidos por la Prof. Sophia Wang del Beckman Research Institute en California, dijo que esta diminución en el riesgo obtenido por el ejercicio moderado es tan fuerte como la que se obtiene del ejercicio extenuante…La Prof. Wang dice que le sorprendió que el vínculo entre el bajo riesgo de derrame cerebral fue mayor con la actividad física moderada. La actividad física extenuante como correr no redujo más el riesgo de derrame cerebral en mujeres,” añadió. “La actividad moderada, como caminar a paso ligero parece ser ideal en este escenario.”

Otro estudio7 realizado en el 2013 también concluyó que caminar al menos tres horas a la semana, reduce el riesgo de derrame cerebral en mujeres mucho más que hacer ejercicios de cardio de alta intensidad. Una posible explicación es que las mujeres podrían ser más susceptibles al estrés físico excesivo que ejerce el “cardio convencional” sobre el corazón.

Los hombres, por otra parte, parecen beneficiarse más del ejercicio de mayor intensidad. Por ejemplo, un estudio publicado en el 2009 en Neurology8 encontró que el ejercicio vigoroso reduce el riesgo de derrame cerebral en hombres y los ayuda a recuperarse de un derrame más rápido y mejor. (Nuevamente se descubrió que el ejercicio con pesas moderado a intenso, es benéfico para las mujeres.) Yo esperaría que el cardio ayudaría a bajar el riesgo de derrame cerebral tanto en mujeres como en hombres.

Caminar- Es Bueno para el Cuerpo

Pocas actividades son tan menospreciadas como caminar. Pero las investigaciones y la experiencia confirman que caminar es una poderosa medicina. Las personas jóvenes se benefician de los ejercicios de alta intensidad, mientras que las personas de edad avanzada podrían beneficiarse más de caminar todos los días. Reducir las tasas de hospitalización a causa de la EPOC y el derrame cerebral son sólo el principio.

Añada a esto una buena postura y caminar puede darle muchos beneficios, que incluyen la salud cardiovascular y la tonificación muscular, mientras que al mismo tiempo disminuye el dolor y el estrés en las articulaciones.

Solo recuerde que, idealmente, para optimizar los beneficios del ejercicio, usted tiene que levantar su cuerpo lo suficiente como para que represente un desafío, mientras que le da el tiempo adecuado para recuperarse y repararse. Una de las mejores formas de lograrlo es con el entrenamiento por intervalos de alta intensidad (HIIT), que consiste en explosiones cortas de ejercicio de alta intensidad seguidas de periodos de recuperación, en lugar de episodios prolongados de ejercicio vigoroso.

Esta es parte fundamental de mi programa Peak Fitness, que ayuda a regresar y mantener una buena salud. Desafortunadamente, el concepto del ejercicio de alta intensidad o Peak Fitness, es relativamente reciente y podrían pasar muchos años antes de que se realicen estudios que demuestren su superioridad en comparación con los ejercicios de cardio utilizados en los estudios que mencionamos anteriormente.

Una Nueva Terapia Dirigida A Los Intestinos “Limpia” Las Preocupaciones

http://www.lacajadepandora.eu/2013/06/una-nueva-terapia-dirigida-a-los-intestinos-limpia-las-preocupaciones/

Publicado por: cajadepandora en 4 junio, 2013 1 Comentario

Una nueva terapia dirigida a los intestinos permite limpiar en sentido literal las emociones negativas: ansiedad, tristeza, depresión…

LO MEJOR DE LA RED

Publicado en: www.saludnutricionbienestar.com el 21 de Marzo de 2013

Así es; el intestino evacua los restos de comida que el cuerpo no puede digerir, pero también se encarga de evacuar el sobrante de hormonas de las emociones: serotonina, acetilcolina, noradrenalina, ácido gamma-aminobutírico (GABA)…

El intestino, al igual que puede desajustarse y eliminar mal los alimentos, también puede tener problemas para evacuar las hormonas, provocando que se acumulen y originen trastornos emocionales.

La hidroterapia, una técnica suave de lavativa intestinal acompañada por masajes envolventes, puede llegar a tener por tanto el mismo resultado que una auténtica “mini psicoterapia” para algunas personas, que lo acaban soltando todo… Así, no sólo se produce una auténtica depuración del intestino grueso, sino también una significativa limpieza de excedentes emocionales y cargas psíquicas.

El segundo cerebro

Las últimas investigaciones sobre biología del desarrollo (la rama de la biología que estudia el desarrollo embrionario) han descubierto algo sorprendente: las células nerviosas del intestino proceden de la misma capa germinal que las del cerebro. Esto significa que, durante el desarrollo del embrión, desde el sistema nervioso central se dividen células nerviosas que migran al vientre y forman en los intestinos un segundo sistema nervioso, al que se denomina sistema nervioso entérico.

Evidentemente, el intestino y el cerebro están muy separados en los adultos, pero se mantienen comunicados de forma permanente a través del nervio vago (o nervio neumogástrico), que es el décimo (X) par craneal de los 12 existentes.

Al igual que el cerebro, el intestino también contiene neuronas, alrededor de 200 millones, y allí se encuentran los principales neurotransmisores del cerebro (serotonina, acetilcolina, noradrenalina, GABA…). El ejemplo más llamativo es el de la serotonina, un neurotransmisor que influye en los estados de ánimo y que es liberado en un 95%… ¡por las células nerviosas del intestino!

Pero muchos otros neurotransmisores están implicados, según el gastroenterólogo francés Michel Delvaux, que habla de “sensibilidad visceral” en su obra del mismo nombre. (1)

El descubrimiento de la relación existente entre el cerebro y los intestinos es tan revolucionario que ha dado lugar a una nueva disciplina: la neurogastroenterología. Michael Gershon, profesor de Anatomía y Biología celular de la Universidad de Columbia en Estados Unidos, se refirió a los intestinos como el segundo cerebro en el famoso libro “The Second Brain” (El segundo cerebro), publicado en 1999.

Según Michael Gershon, “el cerebro intestinal sería capaz de recordar; participaría en la fase del sueño en la que se produce la serotonina y aparentemente representaría la matriz biológica del inconsciente.” (2)

Intestino = Intelecto

Desde hace siglos los filósofos vienen sorprendiéndose por la relación existente entre el intestino y el intelecto.

El propio Buda decía que “un sabio es aquel cuyo intestino funciona bien”.

La China taoísta conoce una técnica llamada Chi Nei Tsang que concentra su esfuerzo sobre la zona abdominal. Literalmente Chi Nei Tsangsignifica “trabajar la energía de los órganos internos”. Esta disciplina propone curar las tensiones ancladas más profundamente y restaurar la vitalidad física y psíquica trabajando sobre las estructuras viscerales y la colocación de los órganos internos.

Numerosas observaciones clínicas más recientes y cercanas a nosotros nos permiten también considerar a los intestinos como “el cerebro de las emociones”.

Ivan Pavlov (1849-1906), fisiólogo ruso, demostró que un perro cuyo sistema digestivo funciona con normalidad contrae los intestinos cuando un gato entra en la habitación.

Lo mismo le sucede al ser humano. También contraemos los intestinos cuando algo nos asusta o cuando sentimos otro tipo de emociones. Y al revés, cuando nos relajamos, aflojamos la tripa y el ciclo digestivo se reanuda.

Digerir las emociones

Según la psicología biodinámica creada por la noruega Gerda Boyesen (1922-2005), cada órgano posee dos funciones: una fisiológica y otra emocional. Se trata de uno de los principios de la medicina china: por ejemplo, el corazón es la bomba del sistema circulatorio y el órgano que otorga la capacidad de amar. Con respecto al intestino, sus dos funciones se definen de la siguiente manera:

  • Función fisiológica: el peristaltismo es la actividad del intestino que permite digerir el bolo alimenticio.
  • Función emocional: el psicoperistaltismo es una actividad paralela que permite digerir los residuos metabólicos de los conflictos emocionales (adrenalina, noradrenalina, etc.).

El psicoperistaltismo es por tanto un medio para regular de manera natural conflictos emocionales. Cuando estamos muy estresados, esta autorregulación que se produce en los momentos de descanso, mientras dormimos y con ayuda del sueño, ya no se puede realizar. Se reprimen los conflictos y el organismo se “blinda”, poniéndose una coraza. Es necesario entonces reestimular el psicoperistaltismo mediante un masaje llamado “biodinámico” para permitir la “digestión de las emociones”.

La gran limpieza intestinal

Y con este objetivo de evacuar desechos emocionales se vienen recomendando, desde tiempos inmemoriales, las técnicas de limpieza intestinal. Se nos vienen a la cabeza, por ejemplo, la famosa depuración intestinal del yoga (shankaprakshalana) o también la tradicional lavativa, y más recientemente la irrigación del colon (o hidroterapia de colon).

Para mí, una de las técnicas más interesantes es la hidroterapia de colon, que se centra en el drenaje del intestino grueso. El colon recibe una dosis de agua a través de una cánula (tubo de plástico o caucho) de un único uso. La entrada del agua se acompaña de masajes abdominales suaves y envolventes. El agua a continuación se elimina, utilizando el mismo dispositivo, mientras se realizan masajes centrados en la zona abdominal, es decir, la zona en la que se encuentra el colon, con el fin de favorecer la eliminación de las materias y residuos que llevan más tiempo ahí. (3)

No sólo se produce una auténtica depuración del intestino grueso, sino también una enorme limpieza de excedentes emocionales y cargas psíquicas, lo que puede parecerse a una “mini psicoterapia”. ¡La irrigación del colon aligera tanto lo físico como lo mental!

Complementar su efecto con la osteopatía

Cuando la hidroterapia del colon se combina con la osteopatía los resultados son asombrosos.

Gracias a la limpieza que la hidroterapia realiza del “segundo cerebro”, la zona se queda como nueva. Y una vez lista, el osteópata recoloca con mayor facilidad y eficacia las vísceras y los órganos anexos de toda la cavidad abdominal.

Tras una irrigación del colon, algunos dolores lumbares, provocados tal vez por un atasco intestinal masivo, pueden llegar incluso a desaparecer por completo.

La persona tratada sufrirá asimismo menos saturación emocional, puesto que la irrigación del colon habrá depurado de una vez por todas emociones más o menos enquistadas.

En realidad, las preocupaciones se habrán… limpiado.

Bibliografía:

(1) « Sensibilité viscérale: comprendre, diagnostiquer et traiter la dyspepsie et le syndrome de l’intestin irritable », Michel Delvaux. Editions Springer (2002).

(2) “The Second brain”, Michael D. Gershon. Ed. Harper, 1999.

(3) Hygiène intestinale – Irrigation du côlon, Ch. Arizi, Fr. Gross, J.T Blain, Axiomes, 1997.

Fuente:  http://www.saludnutricionbienestar.com/una-nueva-terapia-limpia-las-preocupaciones/

 

¿Por qué desea curarse? Juan M. Dupuis

Si todavía no recibe semanalmente “Tener S@lud” y quiere empezar a recibirlo gratis, deje su email aquí.

Estimado Lector:

Antes de comenzar a pasar consulta, mi amigo el Dr. T., uno de los médicos a los que más admiro, siempre formula al paciente la misma e inesperada pregunta: “¿Por qué desea curarse?”. O de otra manera, es como decirle: “¿Qué espera hacer con su vida cuando se cure? ¿Está seguro de que merecerá la pena?”

Lo que el Dr. T. pretende es que el paciente se fije una meta. Por ejemplo: “Tengo que curarme porque debo llevar a cabo sin falta tal proyecto, que es de suma importancia para mí o para alguien a quien quiero”.

De esta manera, según el Dr. T., las probabilidades de superar la enfermedad aumentan considerablemente, en especial para aquellos que padecen enfermedades crónicas desde hace tiempo. Su curación cobra sentido. Su vida sufre una transformación y ya no sólo puede sanar el cuerpo, sino también su espíritu.

Una vez que el enfermo responde a esta pregunta, la curación puede llegar a acelerarse, y en casos excepcionales, hasta ser inmediata; convierte al enfermo en una persona completamente nueva.

Sin embargo, no hace falta esperar a estar gravemente enfermo para vivir esta transformación. Más bien al contrario.

Un modelo a tener en cuenta

Cuando yo tenía 21 años, mi primer jefe, al que llamaremos Sr. F., un hombre de éxito admirado en su entorno, me contó que para gozar de una vida plena debía comenzar a desarrollar una filosofía personal que guiara mis decisiones diarias. Ello me permitiría cumplir aquellos objetivos que yo mismo me hubiese fijado, sin tener que vivir a merced de los acontecimientos.

“Lo primero que debes hacer”, me dijo, “es crear un conjunto de reglas de vida que te ayuden a reducir el estrés y a no despilfarrar energía emocional, para que puedas ser más productivo y tengas mayor disponibilidad para tu familia y tus amigos”.

Y eso fue lo que hice. Y debo decir, ya pasado el tiempo, que esa decisión transformó mi existencia. Por ello hoy he decidido compartir aquí mis reglas. Es un ejercicio muy personal, y en el fondo muy íntimo, pero estoy convencido de que es el primer paso fundamental para “cambiar de vida”.

Entiéndaseme bien: no pretendo abrir un debate sobre si mi filosofía personal es correcta o incorrecta, buena o mala. Y menos pretendo ser ejemplo de nada.

He decidido exponer mis reglas únicamente con el fin de activar la reflexión que cada uno debe hacer y, quién sabe, para animarle a hacer lo mismo. Mi único objetivo es el de alentar a cada persona a que adopte unas normas que le permitan encarar la vida de una manera más positiva.

Quizá alguno ya tenga esas normas claras en la cabeza. En ese caso, le animo a que las ponga por escrito. Se pueden adoptar normas para cada aspecto de la vida, desde la salud hasta la pareja o la familia.

Como verá, mis reglas son muy prácticas y en ocasiones muy terrenales. Y es que así soy yo. Cada uno debe encontrar su propio camino.

Mis 11 normas de vida

  1. Llevar una vida ordenada y ser disciplinado. La disciplina por lo general consiste en hacer justo lo contrario de lo que de verdad nos apetece hacer en ese momento. Los medios más sencillos para ser disciplinado son: 1) fijarse plazos; 2) descubrir qué se nos da bien, lo más importante para nosotros, y concentrarse en ello; y 3) sustituir las malas costumbres por buenas costumbres, una a una, empezando por aquella que nos resulte más fácil cambiar.
  2. Aprovechar el tiempo. El tiempo es la riqueza más grande, y lo único que puede impedirnos llegar a cumplir algo. El tiempo perdido no se vuelve a recuperar, por lo que malgastar el tiempo es malgastar la vida. Por ello me esfuerzo en no involucrarme en actividades en las que el único objetivo sea “pasar el tiempo”. La elección más importante de nuestra vida es elegir en qué queremos invertir nuestro tiempo.
  3. Pensarlo dos veces antes de prometer o comprometerme con algo, sea lo sea. Las promesas son contratos que deben cumplirse. Y eso incluye los acuerdos a los que llego conmigo mismo.
  4. Una dosis de prudencia evita grandes lamentos. Siempre hay que esperar lo mejor, pero prepararse para lo peor. Los arrepentimientos de verdad llegan solamente cuando no se ha hecho todo lo posible. Debemos hacer más de lo que se espera de nosotros. La vida es sencilla si hacemos frente a las dificultades y se complica cuando simplemente buscamos lo fácil.
  5. Dormir lo suficiente. Siempre procuro acostarme y despertarme a la misma hora y dormir siempre lo suficiente, una regla que no me salto salvo por algún motivo personal o profesional importante. Sólo tomo alimentos naturales ricos en nutrientes, evito la cafeína después de la una de la tarde y no bebo alcohol al menos desde tres horas antes de irme a dormir.
  6. Todas las mañanas me dedico a escribir durante al menos hora y media antes de ponerme a hacer cualquier otra cosa. Nunca miro mis e-mails antes de acabar este bloque de trabajo.
  7. Cada día, después de terminar mi trabajo, hago una lista de las tareas para el día siguiente. También escribo un diario en el que anoto los objetivos de mi vida y los progresos que voy haciendo.
  8. Intento evitar cualquier enfrentamiento o conflicto, tanto en persona como por internet. Son una pérdida de tiempo y energía. Si no tengo razón o estoy equivocado, me disculpo y soluciono el problema lo antes posible. No obstante, los demás están en su derecho de no aprobar lo que hago o no estar de acuerdo conmigo aunque yo esté convencido de su fundamento, pero no voy a ponerme a discutir. Cuando me encuentro en una situación potencialmente conflictiva, respiro hondo, me paro, suelto aire y vuelvo a concentrarme en mi trabajo y en mis objetivos, sin dejarme arrastrar hacia otro terreno en el que tengo mucho que perder y nada que ganar.
  9. Siempre intento tener en la cabeza las dos consignas siguientes:
    1. Relativizar. Y con ello me refiero a que la vida está llena de pequeñas nimiedades que pueden bloquearnos por completo si decidimos darles importancia. La vida es demasiado corta como para centrarnos en algo distinto a nuestros objetivos principales. Cada uno de nosotros tiene una misión que cumplir consigo mismo y con los demás; no hay que perder el tiempo en problemas secundarios.
    2. Nada es para siempre. Esta fórmula me ayuda tanto en los buenos momentos como en los malos. En los días difíciles de mucho trabajo y preocupación, sé que “nada es para siempre”. El pequeño sufrimiento por el que me toca pasar ahora pronto quedará en el olvido, cuando recoja los frutos de mi trabajo o cuando piense en todo lo que he conseguido. Y en los buenos momentos trato de recordar que no debo dejar de lado mis objetivos aunque las cosas vayan bien. Sean cuales sean las alegrías del momento, nunca debo abandonarme a la pereza, porque aún quedan muchas cosas por hacer y mejorar en el mundo.
  10. Nunca seré quien no quiera ser. No seré ruin, ni tendré celos, ni envidias, ni cederé ante ningún otro sentimiento fácil. No haré caso a rumores ni criticaré a nadie, esté con quien esté y sea donde sea. No seré negativo, porque ser positivo es mucho más sencillo. Me rodearé de personas que me aporten experiencias, conocimientos y valores y que enriquezcan mi vida.
  11. Escribiré con honestidad y sensibilidad. Hace mucho tiempo que dejó de preocuparme lo que los demás piensen de mí. La cantidad de personas a las que puedo ayudar compartiendo los resultados de mis estudios, ideas y consejos en mis e-letters es más importante que la opinión ajena. Los poemas de amor más hermosos están escritos por los poetas más apasionados. Nunca conseguiría ayudar a todas las personas que quisiera si me guardara para mí “la información que de verdad vale”. Y no pararé hasta ayudar a un millón de hombres y mujeres a retomar el control de su salud, su cuerpo y su espíritu para transformar su vida, vivir mejor el presente y prepararse mejor para el futuro.

Y esto es todo. Estas normas me permiten vivir con menos complejos, más energía y más productividad y eso no lo hubiera conseguido sin haber tenido clara mi filosofía de vida. Evidentemente no estoy diciendo que siempre, todos los días, consiga cumplirlas todas, pero sí me marcan unas pautas de actuación, y cuando corro el riesgo de pasarme de la raya, me suena una “alarma interior”.

La filosofía personal de cada uno

En el fondo puedo llegar a entender a todos aquellos que en un primer momento sientan cierto recelo hacia el texto de hoy, pues parece alejado de los temas de salud habituales. Por eso no hay que olvidar que en mi propuesta no existe un juicio de valor. El objetivo de esta lista no es el juzgar las reglas que yo he elegido, ni tampoco dar una lección moral. El objetivo de esta lista, la idea central de este boletín de hoy, es estimular la reflexión personal.

Todas las semanas todos tomamos decisiones que nos provocan remordimientos e incluso sentimiento de culpa. Pero también tomamos decisiones que sabemos que son correctas, incluso aunque cueste tomarlas.

¿No sería más bonita la vida si nos costara menos tomar más decisiones correctas con el objetivo de llegar directamente a nuestra meta? Pues bien, justo para eso sirven las reglas de vida de cada uno, la filosofía de vida personal.

A partir del modelo de filosofía de vida que hoy he presentado, cada persona puede crearse uno propio que le ayude a tomar decisiones correctas y a cometer menos acciones de las que arrepentirse. La vida es más fácil cuando seguimos nuestras propias reglas en lugar de actuar según lo que los demás esperan de nosotros o, mejor dicho, según lo que creemos que esperan de nosotros.

Si desea compartir algún comentario sobre sus reglas vitales o su filosofía personal, puede hacerlo dejando un comentario en este enlace, o enviando un e-mail a tenersalud@saludnutricionbienestar.com

¡A su salud!

Juan M. Dupuis

******************************

Si todavía no está suscrito al e-letter gratuito “Tener S@lud” y quiere empezar a recibirlo puede hacerlo aquí .

******************************

Si desea hacer un comentario sobre este artículo, o compartir su filosofía personal, puede hacerlo en este enlace.

******************************

Celebrar la risa: Volver a conectar a su niño interior con la Alegría

Autora:Dra Judith Orloff

Traducido del inglés por Tahíta ♥

Como psiquiatra, soy una  gran prescriptora de la risa.

No la risa  artificial ,sino la risa del alma. La risa verdadera es una rendición,  un apertura de corazón

Podemos sentirla en el pecho, o puede sacudir todo el cuerpo. Pero falsificar la risa es como fingir un orgasmo; no hay ninguna energía positiva liberándose allí.

Mucha energía proviene de humor. Considero a  la pérdida de la risa un crimen contra la psique y el espíritu. Con mis pacientes, detecto desde el principio la ausencia de risa.Mi trabajo comienza cuando noto que  falta y comienzo ayudando a recuperarla. De lo contrario, sin   la risa, están sin saberlo viviendo en la pobreza energética.

Aquí están algunos consejos de mi libro “Energía positiva: 10 recetas extraordinarias para la transformación de la fatiga, el estrés y el miedo en intensidad, fuerza y amor“.

Lo uso con mis  pacientes para ayudarles a volver a conectar con su niño interior, riendo.

5 Estrategias para volver a conectar con su niño interior y reír más

  • Recuperar la fuerza de  vida de su niño interior Cada adulto tiene un niño interior. Ambos son distintos aspectos energéticos de nuestra fuerza vital. Para tener vigor completo, cada uno debe tener su lugar. Su niño interior puede necesitar  ser abrazado. (Tener hijos a menudo naturalmente estimula este proceso de reconexión  en  padres que de lo contrario no podrían nunca llegar a hacerlo.) Para empezar, busque las fotos de su infancia. Realmente mírelas. Las fotos pueden rematerializar energías dejadas de lado. A continuación, con foto en mano, prometa  honrar  las necesidades de su niño. Por ejemplo, prometí al mío: “Nunca tendrás que sonreír para una cámara a menos que quieras hacerlo–”. Además, empiece a reconocer cuando su niño interior está en peligro.  Tal vez está riendo menos, o sintiéndose  fatigado o con  exceso de trabajo.
  • Encuentre actividades que ame  su niño interior. Explore lo que su niño interior realmente encuentra divertido o gracioso. En primer lugar, recuerde las actividades de su infancia o adolescencia,las que le hacían reír.  Bugs Bunny. Elmer Fudd. La voz de ardilla en avance rápido…serán para su energía como llenar un globo de helio.  Esos recuerdos pueden dar arranque a su risa oxidada. En segundo lugar, ver a qué tipo de diversión  su niño interior responde ahora. Examine la sección de ocio del periódico, pregúntele a sus amigos lo que los divierte, revise la guía de espectáculos divertidos.

  • Busque personas que rían. Absorbemos la alegría  por ósmosis. La risa abundante difunde  esas vibraciones positivas para nosotros. Lo que cuenta, sin embargo, es la energía detrás de la risa, no solo la expresión sonora o facial. Por ejemplo,la risita contagiosa del Dali Lama  proviene de un lugar de amor y  esa energía curativa va directo a nuestros corazones. En el otro extremo están las personas que tienen muecas en sus rostros, pero cuya risa proviene a menudo de dolor, de malicia o problemas psíquicos. Están riendo, sin embargo, usted está siendo bañado con una onda negativa. Confíe en su evaluación energética.
  • Juegue  con los niños. Los niños están doctorados en juego; su falta de inhibición es contagiosa. Pase tiempo con ellos. Si es lo suficientemente afortunados como para poder estar alrededor de los bebés, vea cómo ellos sonríen a  las  seis semanas, luego  ríen a los  cuatro meses. Es un instinto natural. U observe a niños jugando; no aprendieron a proteger sus emociones, chillan y ríen. Ellos sólo están radiantes. Trate de abrir su corazón y absorber las vibraciones.

  • Tenga la  intención de reír tanto como sea posible. Desde el momento en que se despierta en la mañana, busque  cosas para reírse. Regularmente ponga  boyas de alegría en  su  campo de energía, sumergido en la  seriedad. Si nuestros padres nos hubieran  dicho en el desayuno, “no te pierdas la oportunidad de reír hoy”, sería mucho más fácil. Pero la mayoría no lo hicieron, así que tenemos que enseñarnos a nosotros mismos. En la comunidad de Wellness de Santa Mónica, sobrevivientes de cáncer tienen reuniones de risa . Compartir Chistes, hasta relacionados con su salud, con  casi todo, incluyendo las desventuras de los médicos, les ayuda a sanar. Es una sabiduría real de la que todos nos podemos beneficiar, pero no esperemos a que una enfermedad   nos desafíe a aprenderlo. Por lo tanto, diviértase todo lo que pueda, especialmente ríase de sus propias debilidades. La risa es una forma de acariciar su energía.

Veo la risa como una herramienta de supervivencia. Como dice Emerson, “la tierra ríe en flores”. Cuando  ríes…  todo se ilumina. Cualquier opresión que tenga entrampado, se rompe, y la  energía de la  fuerza de vida comienza a fluir nuevamente.

Judith Orloff es profesora, clínica, asistente de Psiquiatría en UCLA, ha ayudado a pacientes a encontrar libertad emocional por más de 20 años. Apasionadamente afirma que tenemos el poder para transformar las emociones negativas y lograr la paz interior.

PUNTO SUJOK DE LOS OJOS EN EL DEDO PULGAR PARA SANAR CATARATAS Y OTRAS AFECCIONES DE LOS OJOS

PUNTO SUJOK DE LOS OJOS EN EL DEDO PULGAR. CATARATAS

El doctor Ulises Sosa Salinas, autor del Manuel Diagnóstico y Terapéutico “Su Jok”, (Información detallada en el artículo publicado por Karen el 01 de noviembre 2012 Con PDF adjunto), recomienda la siguiente forma de sanar las cataratas con esta técnica. (Aprendida directamente del Dr. Sosa Salinas).

 

La manera más sencilla, es presionar los puntos Sujok de los ojos, con la cabeza redondeada de un alfiler, si no cuentas con el pulsor especial.

ESTA FOTO ES SOLAMENTE PARA QUE CONOZCAN UN PULSOR. NO ES EL PUNTO DE LOS OJOS, ES DE LA NARIZ

El alfiler lo puedes insertar en un lápiz y presionar con la cabeza del mismo en el punto sujok de los ojos.

Puedes hacerlo 15 minutos diarios, 3 veces al día.

Dicho por el Dr. Sosa, en dos meses la catarata desaparece.

 

Para asegurarte de que estás presionando el punto correcto, es donde el dolor es INSOPORTABLE.

En la medida que presionas, el dolor va desapareciendo y tus ojos van sintiendo un gran alivio.

 

Al final de la sesión, con un marcador negro, punto fino, pintas el punto sujok del ojo para potenciar la sanación. (cromoterapia).

 

Otro remedio homeopático que acabamos de recibir y comparto:

 

Comentario de Juan Evelio Bastos Hace 1 minuto

 

Maya hay un compuesto que se fabrica en mexico para tratamiento de la catarata es del tipo de medicina homeopatica, se llama Cineraria maritima, , debes aplicarte una gota en cada ojo tres veces al dia y en dos meses tu catarata desaperecera.. ya tengo evidencias de los resultados de ese tratamiento.. espero que mejores pronto

 
MANUAL DIAGNOSTICO Y TERAPÉUTICO

“SU JOK”(Su significa mano y Jok significa pie)

EN AFECCIONES DEL APARATO LOCOMOTOR

(TERAPIA DEL HOLOGRAMA)

Publicado por Karen

01 noviembre 2012

 

 

En coreano, Su significa mano y Jok significa pie; es un método desarrollado, fundamentalmente, en Corea. Este método es tan simple y lógico, que no debe memorizarse nada, con el sistema básico se puede entender todo en forma lógica. En el presente trabajo, nos limitaremos a describir la Terapia del Holograma de la mano por considerarlo más sencillo y efectivo.

 

Nuestra mano tiene un gran parecido a todo nuestro cuerpo y esto no es coincidencia, sino que es algo creado en forma por la naturaleza para poder ayudarnos a prever, diagnosticar y hasta curar enfermedades mediante la sola aplicación de presión en la zona afectada que corresponde, invariablemente, al órgano o zona del cuerpo enfermo.

 

La base fundamental de este método es buscar el punto adecuado: el 90% del esfuerzo debe estar dedicado a localizar el punto exacto y el 10% restante en actuar sobre dicho punto hasta lograr alivio de la sintomatología del paciente. Debemos estar conscientes de que el hecho de que desaparezca la sintomatología no implica, necesariamente, la curación del paciente; el punto debe continuarse estimulando durante varios días hasta que desaparezca el dolor al presionarlo.

FUENTE: MAYA

Joe Dispenza – La mente infinita

 

Joe Dispenza – La mente infinita

by maestroviejo

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=vM4y9XofVg8

Hace algo más de veinte años, Joe Dispenza fue arrollado por un todoterreno cuando participaba en un triatlón. El diagnóstico de los cuatro cirujanos que consultó coincidía, tenía que operarse inmediatamente, debían implantarle barras de Harrington (de 20 a 30 centímetros desde la base del cuello hasta la base de la columna), ya que la tomografía demostraba que la médula estaba lesionada y que podría quedarse paralizado en cualquier momento.

 

Dispenza, que era quiropráctico, sabía muy bien lo que eso significaba: una discapacidad permanente y, muy probablemente, con un dolor constante. Su decisión fue arriesgada: intentaría ayudar a su cuerpo a que se recuperara de manera natural, conocía bien todo lo concerniente a huesos y músculos e ideó un plan de acción que incluía autohipnosis, meditación, una dieta que ayudara a sus huesos a regenerarse y ciertos ejercicios en el agua. Se recuperó totalmente en un tiempo récord y decidió ahondar en el tema.

 

Durante ocho años, estudió las remisiones espontáneas de enfermedades y le sorprendieron tanto los resultados que decidió volver a la universidad para intentar explicar científicamente lo que había descubierto: el poder de nuestro cerebro como director ejecutivo del cuerpo.

 

Joe Dispenza estudió Bioquímica en la Universidad Rutgers de New Brunswickle,en Nueva Jersey; obtuvo el doctorado en Quiropráctica en la Life University de Atlanta, donde se licenció magna cum laude y recibió el premio Clinical Proficiency Citation por la extraordinaria calidad de su relación con los pacientes. Miembro de la International Chiropractic Honor Society, ha cursado estudios de posgrado en neurología, neurofisiología, función cerebral, biología celular, genética, memorización, química cerebral, envejecimiento y longevidad.

 

Desde 1997 ha dado conferencias ante más de diez mil personas en 17 países de los cinco continentes. A finales de mayo hablará en Madrid y Barcelona coincidiendo con la edición española de su libro “Desarrolla tu cerebro”.

 

¿Cómo empezó a interesarse por el cerebro?

 

He entrevistado a cientos de personas que han sido diagnosticadas con enfermedades –tumores malignos y benignos, enfermedades cardiacas, diabetes, alteraciones respiratorias, hipertensión arterial, colesterol alto, dolores musculoesqueléticos, raras alteraciones genéticas para las que la ciencia médica no tiene solución…–, pero cuyo cuerpo se ha regenerado por sí solo sin la ayuda de una intervención médica convencional, como la cirugía o los fármacos.

 

¿Milagro?

 

Observé que una de las causas principales de esas remisiones espontáneas era que habían cambiado su forma de pensar, así que volví a la universidad e hice la carrera de neurociencias para poder explicar qué es lo que ocurría. Cuando afirmo que nuestros pensamientos se convierten literalmente en materia, me baso en la más pura vanguardia científica. Básicamente, esos individuos cambiaron la arquitectura neurológica de su cerebro.

 

Estimulante curiosidad la suya.

 

Todas esas personas que tenían una remisión espontánea compartían cuatro cualidades específicas. Lo primero es que todas aceptaron, creyeron y entendieron que había una inteligencia superior dentro de ellos, da igual si la calificaban de divina, espiritual o subconsciente. Lo segundo es que todas aceptaron que fueron sus propios pensamientos y sus propias reacciones las que crearon su enfermedad, y puedo hablar y citar estudios sobre cualquiera de estos temas durante media hora. Hay un floreciente campo científico llamado psiconeuroinmunología que demuestra la conexión existente entre la mente y el cuerpo.

 

Le creo, pero avancemos en sus conclusiones.

 

La tercera característica común es que cada persona decidió reinventarse a sí misma para llegar a ser otro, y los estudios actuales en neurociencias muestran que esto es totalmente posible. Por último, tenían en común que durante el período en que intentaban meditar o imaginar en qué querían convertirse, hubo tiempos largos en que perdieron la noción del tiempo y el espacio.

 

¿Y eso qué significa?

 

El lóbulo frontal representa un 40% ciento de la totalidad del cerebro, y cuando estamos de verdad concentrados o focalizados, el lóbulo frontal actúa como un control de volumen. Como tiene conexiones con todas las demás partes del cerebro, puedo rebajar el volumen del tiempo y del espacio. En otras palabras, los circuitos que tienen que ver con mover tu cuerpo, sentirlo, percibir lo que hay fuera y percibir el tiempo pasan a un segundo plano, y el pensamiento se convierte en la experiencia en sí, es más real que cualquier otra cosa. De este modo el lóbulo frontal elimina todo lo que no es prioritario para focalizarse en un único pensamiento, y es en ese momento en que el cerebro rehace su cableado.

 

¿En qué se traduce?

 

Aquello en lo que pensamos y en lo que concentramos nuestra atención con más frecuencia es lo que nos define a escala neurológica.

 

Un reciente estudio demuestra que las grandes ideas surgen cuando uno está relajado, pensando en otras cosas.

 

Entre la intención y el rendirse. Antes se creía que la parte derecha del cerebro es la parte emocional o sentimental, el lado creativo, y la izquierda, la racional o lógica. Pero de hecho, el lado derecho del cerebro es el responsable de procesar la novedad cognitiva, las nuevas ideas que, cuando ya están memorizadas, cuando se convierten en familiares, pasan al lado izquierdo del cerebro. Es lo que conocemos como rutina cognitiva.

 

¿Cambiar las marchas del coche?

 

Todas esas cosas que hacemos sin pensar, sí. Ésa es la razón de que cuando un neófito escucha música la oiga con el lado derecho del cerebro, pero un músico profesional lo haga con el izquierdo. Esto significa que tenemos la oportunidad de aprender cosas nuevas y recordarlas, es la manera que tiene la evolución de hacer conocido lo desconocido. Podemos cambiar nuestra mentalidad. Al crear nuevos cableados y fortalecerlos con nuestro pensamiento, dándoles prioridad, los que no utilizamos tienden a desaparecer.

 

Usted habla de inteligencia espiritual, ¿qué es eso, cómo lo explica desde un punto de vista científico?

 

No hay nada místico en ello. Se trata de la misma inteligencia que organiza y regula todas las funciones corporales. Esta fuerza hace que nuestro corazón lata ininterrumpidamente unas cien mil veces cada día sin que nosotros pensemos siquiera en ello, y se encarga de las sesenta y siete
funciones del hígado, aunque la mayoría de la gente ni siquiera sabe que ese órgano realiza tantas tareas. Esta inteligencia sabe cómo mantener el orden entre las células, los tejidos, los órganos y los sistemas corporales, porque ha sido ella quien ha creado el cuerpo a partir de dos células individuales.

 

¿El poder que da origen al cuerpo es el poder que lo mantiene y lo sana?

 

El cerebro no puede cambiar el cerebro porque es sólo un órgano, y la mente no puede cambiar el cerebro porque es un producto del cerebro. Así que tiene que existir algo que está operando en el cerebro para que cambie la mentalidad.

 

¿Cómo define ese algo?

 

Ja, ja, ja, esa es una pregunta muy filosófica, dos botellas de vino y quizá cuatro horas, porque se trata de la búsqueda del ser. Pero por el momento es curiosamente la ciencia la que nos permite explicar que efectivamente tenemos control sobre nuestra mente y nuestro cerebro, es decir, que no somos un efecto de nuestros procesos biológicos sino una causa.
Básicamente, más allá de mis estudios sobre las remisiones espontáneas de enfermedades, lo que intento transmitirle es que nuestros pensamientos provocan reacciones químicas que nos llevan a la adicción de comportamientos y sensaciones y que cuando aprendemos cómo se crean esos malos hábitos, no sólo podemos romperlos, sino también reprogramar y desarrollar nuestro cerebro para que aparezcan en nuestra vida comportamientos nuevos.

 

¿Y la predestinación genética?

 

La investigación científica de vanguardia está mostrando que la genética tiene la misma plasticidad que el cerebro. Los genes son como interruptores, y es el estado químico en que vivimos el que hace que algunos estén encendidos y otros apagados. Se ha realizado un estudio muy interesante en Japón con enfermos dependientes de la insulina tipo dos que mostraba cómo los enfermos sometidos a programas de comedia normalizaban su nivel de azúcar en sangre sin necesidad de insulina. Veinticuatro genes activados sólo por el hecho de reírse. Los genes son igual de plásticos que nuestro tejido neuronal.

 

¿Cada vez que pensamos fabricamos sustancias químicas?

 

Así es, y estas sustancias a su vez son señales que nos permiten sentir exactamente cómo estábamos pensando. Así que si tienes un pensamiento de infelicidad, al cabo de unos segundos te sientes infeliz. El problema es que en el momento en que empezamos a sentir de la manera en que
pensamos, empezamos a pensar de la manera en que nos sentimos, y eso produce aún más química.

 

Un círculo vicioso.

 

Sí, y así se crea lo que llamamos el estado de ser. La repetición de estas señales hace que algunos genes estén activados y otros apagados. Memorizamos este estado como nuestra personalidad, así que la persona dice: “Soy una persona infeliz, negativa, o llena de culpa”, pero en realidad lo único que ha hecho es memorizar su continuidad química y definirse como tal. Nuestro organismo se acostumbra al nivel de sustancias químicas que circulan por nuestro torrente sanguíneo, rodean nuestras células o inundan nuestro cerebro. Cualquier perturbación en la composición química constante, regular y confortable de nuestro cuerpo dará como resultado un malestar.

 

Estamos enganchados a nuestra química interna.

 

Sí, haremos prácticamente todo lo que esté en nuestra mano, tanto consciente como inconscientemente y a partir de lo que sentimos, para restaurar nuestro equilibrio químico acostumbrado. Es cuando el cuerpo ya manda sobre la mente.

 

¿Propone cambiar la química cerebral con nuestro pensamiento?

 

Es una parte de mi trabajo, no se trata sólo de cambiar la química cerebral, también los circuitos cerebrales, el cableado. Si podemos forzar al cerebro a pensar con otros patrones o secuencias, estamos creando una nueva mente. El principio de la neurociencia es que si las células neuronales se activan conjuntamente, se entrelazan creando una conexión más permanente. Una persona ante una situación, por nueva que sea, recurre a esa conexión, es decir, repite el mismo pensamiento una y otra vez y da las mismas respuestas, su cerebro no cambia, vive con la misma mente cada día.

 

¿Cómo interrumpir el ciclo?

 

A través del proceso de conocimiento y de la experiencia podemos cambiar el cerebro. Es buena idea examinar constantemente qué podemos cambiar dentro de nosotros. Si cada mañana nos planteáramos cuál es la mejor idea que podemos tener de nosotros mismos, tendríamos otro tipo de
mundo.

 

¿Qué preguntas debemos hacernos para sentir de otra manera?

 

La mayoría de las personas cree que las emociones son reales. Las emociones y los sentimientos son el producto final, el resultado de nuestras experiencias. Si no hay experiencias nuevas o vividas de otra manera, vivimos siempre en la actualización de sentimientos pasados. Se trata del mismo proceso químico vez tras vez. Una pregunta que ayudaría a cambiarnos es: ¿qué sentimiento tengo cada día que me sirve de excusa para no cambiar? Si las personas empiezan a decirse: yo puedo eliminar la culpa, la vergüenza, las sensaciones de no merecer, de no valer…; si podemos eliminar esos estados emocionales destructivos, empezamos a liberarnos, porque son estos estados emocionales los que nos impulsan a comportarnos como animales con grandes almacenes de recuerdos. ¿Cuál es el mayor ideal de mí mismo? ¿Qué puedo cambiar de mí mismo para ser mejor persona? ¿A quién en la historia admiro y qué quiero emular?

 

Pero saber quién quieres ser no es suficiente para cambiar tu cableado.

 

No. El conocimiento es lo que precede a la experiencia. Aprender una información es personalizarla y aplicarla. Debemos modificar nuestro comportamiento para poder tener una nueva experiencia que a su vez crea nuevas emociones. El conocimiento es para la mente; la experiencia, para el cuerpo. Tenemos que enseñar al cuerpo lo que la mente ha entendido intelectualmente. Si seguimos repitiendo esa experiencia, se archiva en un sistema nuevo en el cerebro, y eso permite pasar del pensar al hacer, al ser.

 

El siguiente paso es cambiar hábitos de comportamiento, tiene que haber acción.

 

El hábito más grande que tenemos que romper es el de ser nosotros mismos, porque la neurociencia y la psicología dicen que la personalidad ya está formada antes de los 35 años, eso significa que tenemos los circuitos hechos para poder enfrentarnos a cualquier situación y, por lo tanto, vamos a pensar, a sentir y actuar de la misma manera el resto de nuestros días. Pero los últimos estudios muestran que sí es posible cambiar la personalidad en todas las etapas de la vida, para eso hay que convertir el hábito inconsciente en algo consciente, llegar a tener conciencia de esos pensamientos y sentimientos inconscientes.

 

¿Eso son 20 años de psicoanálisis?

 

Aunque llegues a entender intelectualmente que tu padre era muy dominante, eso no cambia tu condición. El primer paso siempre es aprender. Mientras vamos aprendiendo nueva información y empezamos a pensarla, la contrastamos con nuestras creencias y la analizamos, estamos cambiando nuestro cableado, construyendo una nueva mente. Una vez que esa nueva mente está establecida, tenemos que empezar a pensar cómo mostrarla, y ahí entra el cuerpo. Cualquier proceso de cambio requiere el desaprender y el reaprender.

http://www.claudiomdominguez.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=1287:quien-es-joe-dispenza&catid=61:textos-para-el-alma&Itemid=84