Una Nueva Terapia Dirigida A Los Intestinos “Limpia” Las Preocupaciones

http://www.lacajadepandora.eu/2013/06/una-nueva-terapia-dirigida-a-los-intestinos-limpia-las-preocupaciones/

Publicado por: cajadepandora en 4 junio, 2013 1 Comentario

Una nueva terapia dirigida a los intestinos permite limpiar en sentido literal las emociones negativas: ansiedad, tristeza, depresión…

LO MEJOR DE LA RED

Publicado en: www.saludnutricionbienestar.com el 21 de Marzo de 2013

Así es; el intestino evacua los restos de comida que el cuerpo no puede digerir, pero también se encarga de evacuar el sobrante de hormonas de las emociones: serotonina, acetilcolina, noradrenalina, ácido gamma-aminobutírico (GABA)…

El intestino, al igual que puede desajustarse y eliminar mal los alimentos, también puede tener problemas para evacuar las hormonas, provocando que se acumulen y originen trastornos emocionales.

La hidroterapia, una técnica suave de lavativa intestinal acompañada por masajes envolventes, puede llegar a tener por tanto el mismo resultado que una auténtica “mini psicoterapia” para algunas personas, que lo acaban soltando todo… Así, no sólo se produce una auténtica depuración del intestino grueso, sino también una significativa limpieza de excedentes emocionales y cargas psíquicas.

El segundo cerebro

Las últimas investigaciones sobre biología del desarrollo (la rama de la biología que estudia el desarrollo embrionario) han descubierto algo sorprendente: las células nerviosas del intestino proceden de la misma capa germinal que las del cerebro. Esto significa que, durante el desarrollo del embrión, desde el sistema nervioso central se dividen células nerviosas que migran al vientre y forman en los intestinos un segundo sistema nervioso, al que se denomina sistema nervioso entérico.

Evidentemente, el intestino y el cerebro están muy separados en los adultos, pero se mantienen comunicados de forma permanente a través del nervio vago (o nervio neumogástrico), que es el décimo (X) par craneal de los 12 existentes.

Al igual que el cerebro, el intestino también contiene neuronas, alrededor de 200 millones, y allí se encuentran los principales neurotransmisores del cerebro (serotonina, acetilcolina, noradrenalina, GABA…). El ejemplo más llamativo es el de la serotonina, un neurotransmisor que influye en los estados de ánimo y que es liberado en un 95%… ¡por las células nerviosas del intestino!

Pero muchos otros neurotransmisores están implicados, según el gastroenterólogo francés Michel Delvaux, que habla de “sensibilidad visceral” en su obra del mismo nombre. (1)

El descubrimiento de la relación existente entre el cerebro y los intestinos es tan revolucionario que ha dado lugar a una nueva disciplina: la neurogastroenterología. Michael Gershon, profesor de Anatomía y Biología celular de la Universidad de Columbia en Estados Unidos, se refirió a los intestinos como el segundo cerebro en el famoso libro “The Second Brain” (El segundo cerebro), publicado en 1999.

Según Michael Gershon, “el cerebro intestinal sería capaz de recordar; participaría en la fase del sueño en la que se produce la serotonina y aparentemente representaría la matriz biológica del inconsciente.” (2)

Intestino = Intelecto

Desde hace siglos los filósofos vienen sorprendiéndose por la relación existente entre el intestino y el intelecto.

El propio Buda decía que “un sabio es aquel cuyo intestino funciona bien”.

La China taoísta conoce una técnica llamada Chi Nei Tsang que concentra su esfuerzo sobre la zona abdominal. Literalmente Chi Nei Tsangsignifica “trabajar la energía de los órganos internos”. Esta disciplina propone curar las tensiones ancladas más profundamente y restaurar la vitalidad física y psíquica trabajando sobre las estructuras viscerales y la colocación de los órganos internos.

Numerosas observaciones clínicas más recientes y cercanas a nosotros nos permiten también considerar a los intestinos como “el cerebro de las emociones”.

Ivan Pavlov (1849-1906), fisiólogo ruso, demostró que un perro cuyo sistema digestivo funciona con normalidad contrae los intestinos cuando un gato entra en la habitación.

Lo mismo le sucede al ser humano. También contraemos los intestinos cuando algo nos asusta o cuando sentimos otro tipo de emociones. Y al revés, cuando nos relajamos, aflojamos la tripa y el ciclo digestivo se reanuda.

Digerir las emociones

Según la psicología biodinámica creada por la noruega Gerda Boyesen (1922-2005), cada órgano posee dos funciones: una fisiológica y otra emocional. Se trata de uno de los principios de la medicina china: por ejemplo, el corazón es la bomba del sistema circulatorio y el órgano que otorga la capacidad de amar. Con respecto al intestino, sus dos funciones se definen de la siguiente manera:

  • Función fisiológica: el peristaltismo es la actividad del intestino que permite digerir el bolo alimenticio.
  • Función emocional: el psicoperistaltismo es una actividad paralela que permite digerir los residuos metabólicos de los conflictos emocionales (adrenalina, noradrenalina, etc.).

El psicoperistaltismo es por tanto un medio para regular de manera natural conflictos emocionales. Cuando estamos muy estresados, esta autorregulación que se produce en los momentos de descanso, mientras dormimos y con ayuda del sueño, ya no se puede realizar. Se reprimen los conflictos y el organismo se “blinda”, poniéndose una coraza. Es necesario entonces reestimular el psicoperistaltismo mediante un masaje llamado “biodinámico” para permitir la “digestión de las emociones”.

La gran limpieza intestinal

Y con este objetivo de evacuar desechos emocionales se vienen recomendando, desde tiempos inmemoriales, las técnicas de limpieza intestinal. Se nos vienen a la cabeza, por ejemplo, la famosa depuración intestinal del yoga (shankaprakshalana) o también la tradicional lavativa, y más recientemente la irrigación del colon (o hidroterapia de colon).

Para mí, una de las técnicas más interesantes es la hidroterapia de colon, que se centra en el drenaje del intestino grueso. El colon recibe una dosis de agua a través de una cánula (tubo de plástico o caucho) de un único uso. La entrada del agua se acompaña de masajes abdominales suaves y envolventes. El agua a continuación se elimina, utilizando el mismo dispositivo, mientras se realizan masajes centrados en la zona abdominal, es decir, la zona en la que se encuentra el colon, con el fin de favorecer la eliminación de las materias y residuos que llevan más tiempo ahí. (3)

No sólo se produce una auténtica depuración del intestino grueso, sino también una enorme limpieza de excedentes emocionales y cargas psíquicas, lo que puede parecerse a una “mini psicoterapia”. ¡La irrigación del colon aligera tanto lo físico como lo mental!

Complementar su efecto con la osteopatía

Cuando la hidroterapia del colon se combina con la osteopatía los resultados son asombrosos.

Gracias a la limpieza que la hidroterapia realiza del “segundo cerebro”, la zona se queda como nueva. Y una vez lista, el osteópata recoloca con mayor facilidad y eficacia las vísceras y los órganos anexos de toda la cavidad abdominal.

Tras una irrigación del colon, algunos dolores lumbares, provocados tal vez por un atasco intestinal masivo, pueden llegar incluso a desaparecer por completo.

La persona tratada sufrirá asimismo menos saturación emocional, puesto que la irrigación del colon habrá depurado de una vez por todas emociones más o menos enquistadas.

En realidad, las preocupaciones se habrán… limpiado.

Bibliografía:

(1) « Sensibilité viscérale: comprendre, diagnostiquer et traiter la dyspepsie et le syndrome de l’intestin irritable », Michel Delvaux. Editions Springer (2002).

(2) “The Second brain”, Michael D. Gershon. Ed. Harper, 1999.

(3) Hygiène intestinale – Irrigation du côlon, Ch. Arizi, Fr. Gross, J.T Blain, Axiomes, 1997.

Fuente:  http://www.saludnutricionbienestar.com/una-nueva-terapia-limpia-las-preocupaciones/

 

Celebrar la risa: Volver a conectar a su niño interior con la Alegría

Autora:Dra Judith Orloff

Traducido del inglés por Tahíta ♥

Como psiquiatra, soy una  gran prescriptora de la risa.

No la risa  artificial ,sino la risa del alma. La risa verdadera es una rendición,  un apertura de corazón

Podemos sentirla en el pecho, o puede sacudir todo el cuerpo. Pero falsificar la risa es como fingir un orgasmo; no hay ninguna energía positiva liberándose allí.

Mucha energía proviene de humor. Considero a  la pérdida de la risa un crimen contra la psique y el espíritu. Con mis pacientes, detecto desde el principio la ausencia de risa.Mi trabajo comienza cuando noto que  falta y comienzo ayudando a recuperarla. De lo contrario, sin   la risa, están sin saberlo viviendo en la pobreza energética.

Aquí están algunos consejos de mi libro “Energía positiva: 10 recetas extraordinarias para la transformación de la fatiga, el estrés y el miedo en intensidad, fuerza y amor“.

Lo uso con mis  pacientes para ayudarles a volver a conectar con su niño interior, riendo.

5 Estrategias para volver a conectar con su niño interior y reír más

  • Recuperar la fuerza de  vida de su niño interior Cada adulto tiene un niño interior. Ambos son distintos aspectos energéticos de nuestra fuerza vital. Para tener vigor completo, cada uno debe tener su lugar. Su niño interior puede necesitar  ser abrazado. (Tener hijos a menudo naturalmente estimula este proceso de reconexión  en  padres que de lo contrario no podrían nunca llegar a hacerlo.) Para empezar, busque las fotos de su infancia. Realmente mírelas. Las fotos pueden rematerializar energías dejadas de lado. A continuación, con foto en mano, prometa  honrar  las necesidades de su niño. Por ejemplo, prometí al mío: “Nunca tendrás que sonreír para una cámara a menos que quieras hacerlo–”. Además, empiece a reconocer cuando su niño interior está en peligro.  Tal vez está riendo menos, o sintiéndose  fatigado o con  exceso de trabajo.
  • Encuentre actividades que ame  su niño interior. Explore lo que su niño interior realmente encuentra divertido o gracioso. En primer lugar, recuerde las actividades de su infancia o adolescencia,las que le hacían reír.  Bugs Bunny. Elmer Fudd. La voz de ardilla en avance rápido…serán para su energía como llenar un globo de helio.  Esos recuerdos pueden dar arranque a su risa oxidada. En segundo lugar, ver a qué tipo de diversión  su niño interior responde ahora. Examine la sección de ocio del periódico, pregúntele a sus amigos lo que los divierte, revise la guía de espectáculos divertidos.

  • Busque personas que rían. Absorbemos la alegría  por ósmosis. La risa abundante difunde  esas vibraciones positivas para nosotros. Lo que cuenta, sin embargo, es la energía detrás de la risa, no solo la expresión sonora o facial. Por ejemplo,la risita contagiosa del Dali Lama  proviene de un lugar de amor y  esa energía curativa va directo a nuestros corazones. En el otro extremo están las personas que tienen muecas en sus rostros, pero cuya risa proviene a menudo de dolor, de malicia o problemas psíquicos. Están riendo, sin embargo, usted está siendo bañado con una onda negativa. Confíe en su evaluación energética.
  • Juegue  con los niños. Los niños están doctorados en juego; su falta de inhibición es contagiosa. Pase tiempo con ellos. Si es lo suficientemente afortunados como para poder estar alrededor de los bebés, vea cómo ellos sonríen a  las  seis semanas, luego  ríen a los  cuatro meses. Es un instinto natural. U observe a niños jugando; no aprendieron a proteger sus emociones, chillan y ríen. Ellos sólo están radiantes. Trate de abrir su corazón y absorber las vibraciones.

  • Tenga la  intención de reír tanto como sea posible. Desde el momento en que se despierta en la mañana, busque  cosas para reírse. Regularmente ponga  boyas de alegría en  su  campo de energía, sumergido en la  seriedad. Si nuestros padres nos hubieran  dicho en el desayuno, “no te pierdas la oportunidad de reír hoy”, sería mucho más fácil. Pero la mayoría no lo hicieron, así que tenemos que enseñarnos a nosotros mismos. En la comunidad de Wellness de Santa Mónica, sobrevivientes de cáncer tienen reuniones de risa . Compartir Chistes, hasta relacionados con su salud, con  casi todo, incluyendo las desventuras de los médicos, les ayuda a sanar. Es una sabiduría real de la que todos nos podemos beneficiar, pero no esperemos a que una enfermedad   nos desafíe a aprenderlo. Por lo tanto, diviértase todo lo que pueda, especialmente ríase de sus propias debilidades. La risa es una forma de acariciar su energía.

Veo la risa como una herramienta de supervivencia. Como dice Emerson, “la tierra ríe en flores”. Cuando  ríes…  todo se ilumina. Cualquier opresión que tenga entrampado, se rompe, y la  energía de la  fuerza de vida comienza a fluir nuevamente.

Judith Orloff es profesora, clínica, asistente de Psiquiatría en UCLA, ha ayudado a pacientes a encontrar libertad emocional por más de 20 años. Apasionadamente afirma que tenemos el poder para transformar las emociones negativas y lograr la paz interior.

Ejercicios De La Alegría – Torkom Saraydarian

 

 

“Una vez, vino a nuestro monasterio un hombre que sufría de parálisis en su mano derecha. El Maestro le preguntó qué era lo que solía hacer con ella. Guardó un instante de silencio y luego dijo:
– Durante muchos años usé mi mano dercha para matar ovejas y toros.
– Cuántos mataste? -le preguntó el maestro
– Miles…
No escuché el resto de la conversación porque, de repente, sonó la campana para la cena. Después, le pregunté al Maestro cómo la matanza de animales podía paralizar la mano de alguien, y me contestó:
– Cada vez que este hombre sentía el dolor y el sufrimiento de los animales, disminuía la vitalidad de su mano hasta que, con el tiempo, esa vitalidad desapareció por completo. La falta de alegría causa parálisis.”

En esta época tecnológica, tal vez, la gente se ría de lo que decimos y lo considere una superstición. Pero mi Maestro curó en seis meses la parálisis de ese hombre, haciéndole practicar diariamente durante cuatro horas el ejercicio de la alegría.

Una vez, yo copié unos de sus ejercicios:

– Crea mentalmente la imagen de tu brazo derecho, y con él saca del río a un hombre que se está ahogando… Escribe con tu mano una carta alegre… Da con ella dinero y joyas a los pobres… Sirve con ella comida a centenares de personas…
El hombre de quien hablo solía seguir diariamente… los ejercicios que mi Maestro le enseñaba. Al cabo de seis meses, empleó esa mano para dar agua a un ciervo de la montaña que estaba de visita en nuestro huerto…”
Torkom Saraydarian, en “Alegría y Curación”

Otros ejercicios de la Alegría que propone el autor:
– Recordar una alegría de la primera infancia. Observa qué le ocurre a la persona que está volviendo a sentir su alegría pasada.
– Recordar un acontecimiento cuando otra persona estaba realmente alegre
– Recordar cuando otra persona compartió tu alegría
– Recordar una alegría que causaste a los demás
– Recordar una alegría que te causaron sin habérselo propuesto
– Recordar un momento de alegría que la Naturaleza te dió

PUNTO SUJOK DE LOS OJOS EN EL DEDO PULGAR PARA SANAR CATARATAS Y OTRAS AFECCIONES DE LOS OJOS

PUNTO SUJOK DE LOS OJOS EN EL DEDO PULGAR. CATARATAS

El doctor Ulises Sosa Salinas, autor del Manuel Diagnóstico y Terapéutico “Su Jok”, (Información detallada en el artículo publicado por Karen el 01 de noviembre 2012 Con PDF adjunto), recomienda la siguiente forma de sanar las cataratas con esta técnica. (Aprendida directamente del Dr. Sosa Salinas).

 

La manera más sencilla, es presionar los puntos Sujok de los ojos, con la cabeza redondeada de un alfiler, si no cuentas con el pulsor especial.

ESTA FOTO ES SOLAMENTE PARA QUE CONOZCAN UN PULSOR. NO ES EL PUNTO DE LOS OJOS, ES DE LA NARIZ

El alfiler lo puedes insertar en un lápiz y presionar con la cabeza del mismo en el punto sujok de los ojos.

Puedes hacerlo 15 minutos diarios, 3 veces al día.

Dicho por el Dr. Sosa, en dos meses la catarata desaparece.

 

Para asegurarte de que estás presionando el punto correcto, es donde el dolor es INSOPORTABLE.

En la medida que presionas, el dolor va desapareciendo y tus ojos van sintiendo un gran alivio.

 

Al final de la sesión, con un marcador negro, punto fino, pintas el punto sujok del ojo para potenciar la sanación. (cromoterapia).

 

Otro remedio homeopático que acabamos de recibir y comparto:

 

Comentario de Juan Evelio Bastos Hace 1 minuto

 

Maya hay un compuesto que se fabrica en mexico para tratamiento de la catarata es del tipo de medicina homeopatica, se llama Cineraria maritima, , debes aplicarte una gota en cada ojo tres veces al dia y en dos meses tu catarata desaperecera.. ya tengo evidencias de los resultados de ese tratamiento.. espero que mejores pronto

 
MANUAL DIAGNOSTICO Y TERAPÉUTICO

“SU JOK”(Su significa mano y Jok significa pie)

EN AFECCIONES DEL APARATO LOCOMOTOR

(TERAPIA DEL HOLOGRAMA)

Publicado por Karen

01 noviembre 2012

 

 

En coreano, Su significa mano y Jok significa pie; es un método desarrollado, fundamentalmente, en Corea. Este método es tan simple y lógico, que no debe memorizarse nada, con el sistema básico se puede entender todo en forma lógica. En el presente trabajo, nos limitaremos a describir la Terapia del Holograma de la mano por considerarlo más sencillo y efectivo.

 

Nuestra mano tiene un gran parecido a todo nuestro cuerpo y esto no es coincidencia, sino que es algo creado en forma por la naturaleza para poder ayudarnos a prever, diagnosticar y hasta curar enfermedades mediante la sola aplicación de presión en la zona afectada que corresponde, invariablemente, al órgano o zona del cuerpo enfermo.

 

La base fundamental de este método es buscar el punto adecuado: el 90% del esfuerzo debe estar dedicado a localizar el punto exacto y el 10% restante en actuar sobre dicho punto hasta lograr alivio de la sintomatología del paciente. Debemos estar conscientes de que el hecho de que desaparezca la sintomatología no implica, necesariamente, la curación del paciente; el punto debe continuarse estimulando durante varios días hasta que desaparezca el dolor al presionarlo.

FUENTE: MAYA

Joe Dispenza – La mente infinita

 

Joe Dispenza – La mente infinita

by maestroviejo

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=vM4y9XofVg8

Hace algo más de veinte años, Joe Dispenza fue arrollado por un todoterreno cuando participaba en un triatlón. El diagnóstico de los cuatro cirujanos que consultó coincidía, tenía que operarse inmediatamente, debían implantarle barras de Harrington (de 20 a 30 centímetros desde la base del cuello hasta la base de la columna), ya que la tomografía demostraba que la médula estaba lesionada y que podría quedarse paralizado en cualquier momento.

 

Dispenza, que era quiropráctico, sabía muy bien lo que eso significaba: una discapacidad permanente y, muy probablemente, con un dolor constante. Su decisión fue arriesgada: intentaría ayudar a su cuerpo a que se recuperara de manera natural, conocía bien todo lo concerniente a huesos y músculos e ideó un plan de acción que incluía autohipnosis, meditación, una dieta que ayudara a sus huesos a regenerarse y ciertos ejercicios en el agua. Se recuperó totalmente en un tiempo récord y decidió ahondar en el tema.

 

Durante ocho años, estudió las remisiones espontáneas de enfermedades y le sorprendieron tanto los resultados que decidió volver a la universidad para intentar explicar científicamente lo que había descubierto: el poder de nuestro cerebro como director ejecutivo del cuerpo.

 

Joe Dispenza estudió Bioquímica en la Universidad Rutgers de New Brunswickle,en Nueva Jersey; obtuvo el doctorado en Quiropráctica en la Life University de Atlanta, donde se licenció magna cum laude y recibió el premio Clinical Proficiency Citation por la extraordinaria calidad de su relación con los pacientes. Miembro de la International Chiropractic Honor Society, ha cursado estudios de posgrado en neurología, neurofisiología, función cerebral, biología celular, genética, memorización, química cerebral, envejecimiento y longevidad.

 

Desde 1997 ha dado conferencias ante más de diez mil personas en 17 países de los cinco continentes. A finales de mayo hablará en Madrid y Barcelona coincidiendo con la edición española de su libro “Desarrolla tu cerebro”.

 

¿Cómo empezó a interesarse por el cerebro?

 

He entrevistado a cientos de personas que han sido diagnosticadas con enfermedades –tumores malignos y benignos, enfermedades cardiacas, diabetes, alteraciones respiratorias, hipertensión arterial, colesterol alto, dolores musculoesqueléticos, raras alteraciones genéticas para las que la ciencia médica no tiene solución…–, pero cuyo cuerpo se ha regenerado por sí solo sin la ayuda de una intervención médica convencional, como la cirugía o los fármacos.

 

¿Milagro?

 

Observé que una de las causas principales de esas remisiones espontáneas era que habían cambiado su forma de pensar, así que volví a la universidad e hice la carrera de neurociencias para poder explicar qué es lo que ocurría. Cuando afirmo que nuestros pensamientos se convierten literalmente en materia, me baso en la más pura vanguardia científica. Básicamente, esos individuos cambiaron la arquitectura neurológica de su cerebro.

 

Estimulante curiosidad la suya.

 

Todas esas personas que tenían una remisión espontánea compartían cuatro cualidades específicas. Lo primero es que todas aceptaron, creyeron y entendieron que había una inteligencia superior dentro de ellos, da igual si la calificaban de divina, espiritual o subconsciente. Lo segundo es que todas aceptaron que fueron sus propios pensamientos y sus propias reacciones las que crearon su enfermedad, y puedo hablar y citar estudios sobre cualquiera de estos temas durante media hora. Hay un floreciente campo científico llamado psiconeuroinmunología que demuestra la conexión existente entre la mente y el cuerpo.

 

Le creo, pero avancemos en sus conclusiones.

 

La tercera característica común es que cada persona decidió reinventarse a sí misma para llegar a ser otro, y los estudios actuales en neurociencias muestran que esto es totalmente posible. Por último, tenían en común que durante el período en que intentaban meditar o imaginar en qué querían convertirse, hubo tiempos largos en que perdieron la noción del tiempo y el espacio.

 

¿Y eso qué significa?

 

El lóbulo frontal representa un 40% ciento de la totalidad del cerebro, y cuando estamos de verdad concentrados o focalizados, el lóbulo frontal actúa como un control de volumen. Como tiene conexiones con todas las demás partes del cerebro, puedo rebajar el volumen del tiempo y del espacio. En otras palabras, los circuitos que tienen que ver con mover tu cuerpo, sentirlo, percibir lo que hay fuera y percibir el tiempo pasan a un segundo plano, y el pensamiento se convierte en la experiencia en sí, es más real que cualquier otra cosa. De este modo el lóbulo frontal elimina todo lo que no es prioritario para focalizarse en un único pensamiento, y es en ese momento en que el cerebro rehace su cableado.

 

¿En qué se traduce?

 

Aquello en lo que pensamos y en lo que concentramos nuestra atención con más frecuencia es lo que nos define a escala neurológica.

 

Un reciente estudio demuestra que las grandes ideas surgen cuando uno está relajado, pensando en otras cosas.

 

Entre la intención y el rendirse. Antes se creía que la parte derecha del cerebro es la parte emocional o sentimental, el lado creativo, y la izquierda, la racional o lógica. Pero de hecho, el lado derecho del cerebro es el responsable de procesar la novedad cognitiva, las nuevas ideas que, cuando ya están memorizadas, cuando se convierten en familiares, pasan al lado izquierdo del cerebro. Es lo que conocemos como rutina cognitiva.

 

¿Cambiar las marchas del coche?

 

Todas esas cosas que hacemos sin pensar, sí. Ésa es la razón de que cuando un neófito escucha música la oiga con el lado derecho del cerebro, pero un músico profesional lo haga con el izquierdo. Esto significa que tenemos la oportunidad de aprender cosas nuevas y recordarlas, es la manera que tiene la evolución de hacer conocido lo desconocido. Podemos cambiar nuestra mentalidad. Al crear nuevos cableados y fortalecerlos con nuestro pensamiento, dándoles prioridad, los que no utilizamos tienden a desaparecer.

 

Usted habla de inteligencia espiritual, ¿qué es eso, cómo lo explica desde un punto de vista científico?

 

No hay nada místico en ello. Se trata de la misma inteligencia que organiza y regula todas las funciones corporales. Esta fuerza hace que nuestro corazón lata ininterrumpidamente unas cien mil veces cada día sin que nosotros pensemos siquiera en ello, y se encarga de las sesenta y siete
funciones del hígado, aunque la mayoría de la gente ni siquiera sabe que ese órgano realiza tantas tareas. Esta inteligencia sabe cómo mantener el orden entre las células, los tejidos, los órganos y los sistemas corporales, porque ha sido ella quien ha creado el cuerpo a partir de dos células individuales.

 

¿El poder que da origen al cuerpo es el poder que lo mantiene y lo sana?

 

El cerebro no puede cambiar el cerebro porque es sólo un órgano, y la mente no puede cambiar el cerebro porque es un producto del cerebro. Así que tiene que existir algo que está operando en el cerebro para que cambie la mentalidad.

 

¿Cómo define ese algo?

 

Ja, ja, ja, esa es una pregunta muy filosófica, dos botellas de vino y quizá cuatro horas, porque se trata de la búsqueda del ser. Pero por el momento es curiosamente la ciencia la que nos permite explicar que efectivamente tenemos control sobre nuestra mente y nuestro cerebro, es decir, que no somos un efecto de nuestros procesos biológicos sino una causa.
Básicamente, más allá de mis estudios sobre las remisiones espontáneas de enfermedades, lo que intento transmitirle es que nuestros pensamientos provocan reacciones químicas que nos llevan a la adicción de comportamientos y sensaciones y que cuando aprendemos cómo se crean esos malos hábitos, no sólo podemos romperlos, sino también reprogramar y desarrollar nuestro cerebro para que aparezcan en nuestra vida comportamientos nuevos.

 

¿Y la predestinación genética?

 

La investigación científica de vanguardia está mostrando que la genética tiene la misma plasticidad que el cerebro. Los genes son como interruptores, y es el estado químico en que vivimos el que hace que algunos estén encendidos y otros apagados. Se ha realizado un estudio muy interesante en Japón con enfermos dependientes de la insulina tipo dos que mostraba cómo los enfermos sometidos a programas de comedia normalizaban su nivel de azúcar en sangre sin necesidad de insulina. Veinticuatro genes activados sólo por el hecho de reírse. Los genes son igual de plásticos que nuestro tejido neuronal.

 

¿Cada vez que pensamos fabricamos sustancias químicas?

 

Así es, y estas sustancias a su vez son señales que nos permiten sentir exactamente cómo estábamos pensando. Así que si tienes un pensamiento de infelicidad, al cabo de unos segundos te sientes infeliz. El problema es que en el momento en que empezamos a sentir de la manera en que
pensamos, empezamos a pensar de la manera en que nos sentimos, y eso produce aún más química.

 

Un círculo vicioso.

 

Sí, y así se crea lo que llamamos el estado de ser. La repetición de estas señales hace que algunos genes estén activados y otros apagados. Memorizamos este estado como nuestra personalidad, así que la persona dice: “Soy una persona infeliz, negativa, o llena de culpa”, pero en realidad lo único que ha hecho es memorizar su continuidad química y definirse como tal. Nuestro organismo se acostumbra al nivel de sustancias químicas que circulan por nuestro torrente sanguíneo, rodean nuestras células o inundan nuestro cerebro. Cualquier perturbación en la composición química constante, regular y confortable de nuestro cuerpo dará como resultado un malestar.

 

Estamos enganchados a nuestra química interna.

 

Sí, haremos prácticamente todo lo que esté en nuestra mano, tanto consciente como inconscientemente y a partir de lo que sentimos, para restaurar nuestro equilibrio químico acostumbrado. Es cuando el cuerpo ya manda sobre la mente.

 

¿Propone cambiar la química cerebral con nuestro pensamiento?

 

Es una parte de mi trabajo, no se trata sólo de cambiar la química cerebral, también los circuitos cerebrales, el cableado. Si podemos forzar al cerebro a pensar con otros patrones o secuencias, estamos creando una nueva mente. El principio de la neurociencia es que si las células neuronales se activan conjuntamente, se entrelazan creando una conexión más permanente. Una persona ante una situación, por nueva que sea, recurre a esa conexión, es decir, repite el mismo pensamiento una y otra vez y da las mismas respuestas, su cerebro no cambia, vive con la misma mente cada día.

 

¿Cómo interrumpir el ciclo?

 

A través del proceso de conocimiento y de la experiencia podemos cambiar el cerebro. Es buena idea examinar constantemente qué podemos cambiar dentro de nosotros. Si cada mañana nos planteáramos cuál es la mejor idea que podemos tener de nosotros mismos, tendríamos otro tipo de
mundo.

 

¿Qué preguntas debemos hacernos para sentir de otra manera?

 

La mayoría de las personas cree que las emociones son reales. Las emociones y los sentimientos son el producto final, el resultado de nuestras experiencias. Si no hay experiencias nuevas o vividas de otra manera, vivimos siempre en la actualización de sentimientos pasados. Se trata del mismo proceso químico vez tras vez. Una pregunta que ayudaría a cambiarnos es: ¿qué sentimiento tengo cada día que me sirve de excusa para no cambiar? Si las personas empiezan a decirse: yo puedo eliminar la culpa, la vergüenza, las sensaciones de no merecer, de no valer…; si podemos eliminar esos estados emocionales destructivos, empezamos a liberarnos, porque son estos estados emocionales los que nos impulsan a comportarnos como animales con grandes almacenes de recuerdos. ¿Cuál es el mayor ideal de mí mismo? ¿Qué puedo cambiar de mí mismo para ser mejor persona? ¿A quién en la historia admiro y qué quiero emular?

 

Pero saber quién quieres ser no es suficiente para cambiar tu cableado.

 

No. El conocimiento es lo que precede a la experiencia. Aprender una información es personalizarla y aplicarla. Debemos modificar nuestro comportamiento para poder tener una nueva experiencia que a su vez crea nuevas emociones. El conocimiento es para la mente; la experiencia, para el cuerpo. Tenemos que enseñar al cuerpo lo que la mente ha entendido intelectualmente. Si seguimos repitiendo esa experiencia, se archiva en un sistema nuevo en el cerebro, y eso permite pasar del pensar al hacer, al ser.

 

El siguiente paso es cambiar hábitos de comportamiento, tiene que haber acción.

 

El hábito más grande que tenemos que romper es el de ser nosotros mismos, porque la neurociencia y la psicología dicen que la personalidad ya está formada antes de los 35 años, eso significa que tenemos los circuitos hechos para poder enfrentarnos a cualquier situación y, por lo tanto, vamos a pensar, a sentir y actuar de la misma manera el resto de nuestros días. Pero los últimos estudios muestran que sí es posible cambiar la personalidad en todas las etapas de la vida, para eso hay que convertir el hábito inconsciente en algo consciente, llegar a tener conciencia de esos pensamientos y sentimientos inconscientes.

 

¿Eso son 20 años de psicoanálisis?

 

Aunque llegues a entender intelectualmente que tu padre era muy dominante, eso no cambia tu condición. El primer paso siempre es aprender. Mientras vamos aprendiendo nueva información y empezamos a pensarla, la contrastamos con nuestras creencias y la analizamos, estamos cambiando nuestro cableado, construyendo una nueva mente. Una vez que esa nueva mente está establecida, tenemos que empezar a pensar cómo mostrarla, y ahí entra el cuerpo. Cualquier proceso de cambio requiere el desaprender y el reaprender.

http://www.claudiomdominguez.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=1287:quien-es-joe-dispenza&catid=61:textos-para-el-alma&Itemid=84

Clean: El programa revolucionario para restaurar la capacidad natural autocurativa del cuerpo

Clean: El programa revolucionario para restaurar la capacidad natural autocurativa del cuerpo

portada de "clean"

Cuántos de nosotros podríamos decir sinceramente que no padecemos de al menos uno de los siguientes problemas:

●      Gripes o virus cada año
●      Alergias o fiebre del heno
●      Sobrepeso persistente
●      Noches sin descanso
●      Indigestión recurrente, estreñimiento o síndrome del intestino irritable
●      Picores en la piel, acné u otros problemas del cutis
●      Depresión, ansiedad o fatiga frecuente

Con su programa Clean, Alejandro Junger, M.D., cardiólogo y líder en el campo de la medicina integral, ofrece un revolucionario avance médico. El explica que la mayoría de estas dolencias tan comunes son consecuencia directa de la concentración de toxinas en nuestros cuerpos, acumuladas durante el curso de la vida diaria. Desarrollado por Dr. Junger, Clean es un programa dietético y mental que nos proporciona las herramientas necesarias para apoyar y reactivar a plena capacidad nuestros sistemas de detoxificación. Además, se incorpora fácilmente a un horario ocupado. El resultado es transformador: persistentes problemas de salud desaparecen, el sobrepeso se esfuma, y por primera vez en nuestras vidas, experimentamos lo que significa vivir de forma saludable.

Clean, Alejandro Junger, M.D.

Canal de Youtube Clean Program

LA CONCIENCIA EN CADA CÉLULA DEL CUERPO

LA CONCIENCIA EN CADA CÉLULA DEL CUERPO

La Conciencia en cada célula del cuerpo

Según los ancestros de diferentes partes de nuestro mundo, nuestro cuerpo es sintiente y pensante. Por ejemplo en el caso de los ancestros de las tribus australianas, cuando una persona se hiere o enferma ,la tribu se reúne a su alrededor junto con el enfermo y le canta pidiéndole perdón a la herida o parte afectada. Y esta entra automáticamente en remisión y se dan curaciones milagrosas.
Lo mismo ocurre en las asombrosas curaciones de los kahunas o médicos magos hawaianos, estos entran en oración directa con la parte afectada pidiéndole perdón …en un acto de oración donde se involucran ellos ,el paciente y todas las vidas durante las cuales ellos se han encontrado e involucrado con esa persona….y se dan curaciones consideradas milagrosas.
En el conocimiento ancestral Inka, todo es reciprocidad. Uno enferma cuando se llena de energia pesada o “hucha” ,por tener actitudes egoístas y no dejar fluir el “sami” o energia ligera. Por ello en las curaciones se pide a la a la parte del cuerpo que se armonize con la pachamama y permita que el bloqueo de se equilibre.Y la persona sana.
En el caso de los Lakotas en el norte, al cuerpo se le habla para informarle que una medicina va a curarlo,y a la medicina también.Y lógicamente las personas sanan.

Como vemos ,tomando algunos casos de medicina ancestral, llegamos a una interesante conclusión: Los ancestros aceptaban a las partes de nuestro cuerpo como un ser completamente inteligente y autónomo del cerebro…eso durante los últimos siglos se tomó como franca superchería o superstición… pero veamos ahora los descubrimientos más recientes de la ciencia…te vas a quedar estupefacta( o).
La sabiduría del cuerpo es un buen punto de acceso a las dimensiones ocultas de la vida: es totalmente invisible, pero innegable. Los investigadores médicos empezaron a aceptar este hecho a mediados de los años ochenta. Anteriormente se consideraba que la capacidad de la inteligencia era exclusiva del cerebro, pero entonces se descubrieron indicios de inteligencia en el sistema inmune y luego en el digestivo.
LA INTELIGENCIA DEL SISTEMA INMUNE
La Dra. Bert descubrió (y luego lo confirmaron otros científicos), que existen tipos receptores inteligentes no sólo en las células cerebrales, sino en todas las células de todas partes del cuerpo (les llamaron en un principio neuropéptidos) . Cuando comenzaron a observar las células del sistema inmunológico, por ejemplo, las que protegen contra el cáncer, las infecciones, etc., encontraron receptores de los mismos tipos que en el cerebro. En otras palabras, tus células inmunológicas, las que te protegen del cáncer y de las infecciones, están literalmente vigilando cada pensamiento tuyo, cada emoción, cada concepto que emites, cada deseo que tienes. Cada pequeña célula T y B del sistema inmunológico, produce las mismas sustancias químicas que produce el cerebro cuando piensa. Esto, lo hace todo muy interesante, porque ahora podemos decir que las células inmunológicas son pensantes. No son tan elaboradas, como lo es la célula cerebral que puede hacerlo en inglés o castellano, pero sí piensa, siente, se emociona y desea, se alegra, se entristece, etc.Y ello es la causa de enfermedades, de stress ,cáncer..etc…cuando te deprimes entran en huelga y dejan pasar los virus que se instalna en tu cuerpo.
LA INTELIGENCIA DEL SISTEMA DIGESTIVO.
Hace diez años parecía absurdo hablar de inteligencia en los intestinos. Se sabía que el revestimiento del tracto digestivo posee miles de terminaciones nerviosas, pero se les consideraba simples extensiones del sistema nervioso, un medio para mantener la insulsa tarea de extraer sustancias nutritivas del alimento. Hoy sabemos que, después de todo, los intestinos no son tan insulsos. Estas células nerviosas que se extienden por el tracto digestivo forman un fino sistema que reacciona a sucesos externos: un comentario perturbador en el trabajo, un peligro inminente, la muerte de un familiar. Las reacciones del estómago son tan confiables como los pensamientos del cerebro, e igualmente complicadas.
LA INTELIGENCIA DEL HÍGADO
Las células de colon, hígado y estómago también piensan, sólo que no con el lenguaje verbal del cerebro. Lo que llamamos “reacción visceral” es apenas un indicio de la compleja inteligencia de estos miles de millones de células.
En una revolución médica radical, los científicos han accedido a una dimensión oculta que nadie sospechaba: las células nos han superado en inteligencia durante millones de años.
LA INTELIGENCIA DEL CORAZÓN
Muchos creen que la conciencia se origina únicamente en el cerebro. Recientes investigaciones científicas sugieren de hecho que la conciencia emerge del cerebro y del cuerpo actuando juntos. Una creciente evidencia sugiere que el corazón juega un papel particularmente significante en este proceso. Mucho más que una simple bomba, como alguna vez se creyó, el corazón es reconocido actualmente por los científicos como un sistema altamente complejo, con su propio y funcional “cerebro”.O sea el corazón tiene un cerebro o inteligencia. Según nuevas investigaciones en el campo de la Neurocardiologí a , el corazón es un órgano sensorial y un sofisticado centro para recibir y procesar información. El sistema nervioso dentro del corazón (o el “cerebro del corazón”) lo habilita para aprender, recordar, y para realizar decisiones funcionales independientemente de la corteza cerebral. Aparte de la extensa red de comunicación nerviosa que conecta al corazón con el cerebro y con el resto de cuerpo, el corazón transmite información al cerebro y al cuerpo interactuando a través de un campo eléctrico.
El corazón genera el más poderoso y más extenso campo eléctrico del cuerpo. Comparado con el producido por el cerebro, el componente eléctrico del campo del corazón es algo así como 60 veces más grande en amplitud, y penetra a cada célula del cuerpo. El componente magnético es aproximadamente 5000 veces más fuerte que el campo magnético del cerebro y puede ser detectado a varios pies de distancia del cuerpo con magnetómetros sensibles.
RECOMENDACIONES:
Las investigaciones del Instituto HeartMath sugieren que respirando con Actitud, es una herramienta que le ayuda a sincronizar su corazón, mente y cuerpo para darle una coherencia psicofisiológica más poderosa. Al usar esta técnica regularmente pruebe 5 veces al día usted desarrollará la habilidad para realizar un cambio de actitud durable. Con Respirando con Actitud, usted se enfoca en su corazón y en el plexo solar mientras respira con una actitud positiva. El corazón automáticamente armonizará la energía entre el corazón, mente y cuerpo, incrementando la conciencia y la claridad.
La Técnica de Respirar con Actitud.
1. Enfóquese en su corazón mientras inhala. Mientras exhala enfóquese en el plexo solar. El plexo solar se encuentra unas 4 pulgadas debajo del corazón, justo debajo del esternón donde los lados derecho e izquierdo de lacaja toráxica se juntan.

2. Practique inhalar a través del corazón y exhalar a través de la caja toráxica durante 30 segundos o más para ayudar a anclar su atención y su energía ahí. Después escoja alguna actitud o pensamiento positivo parainhalar o exhalar durante esos 30 segundos o más. Por ejemplo, usted puede inhalar una actitud de aprecio y exhalar una de atención

3. Seleccione actitudes para respirar que le ayuden a compensar las emociones negativas y de desequilibrio de las situaciones por las que usted esta atravesando. Respire profundamente con la intención de dirigirse hacia el sentimiento de esa actitud. Por ejemplo, usted puede inhalar una actitud de balance y exhalar una actitud de misericordia, o puede exhalar una actitud de amor y exhalar una actitud de compasión

Practique diferentes combinaciones de actitudes que usted quiera desarrollar. Puede decir en voz alta Respiro Sinceridad, Respiro Coraje, Respiro Tranquilidad, Respiro Gratitud o cualquier actitud o sentimiento que usted quiere o necesite. Incluso si usted no siente el cambio de actitud al principio, haciendo un esfuerzo genuino para cambiar, al menos le ayudará a alcanzar un estado neutral. En el cual, usted tendrá más objetividad y ahorrará energía.