LOS CINCO MITOS DE LA SALUD QUE LOS MÉDICOS NO RECONOCEN

 

Hay más mitos de salud propagados por los medios de comunicación y la medicina convencional hoy más que nunca alguna vez en la historia.

En gran parte, esto se debe a la falta de la educación pública y la ampliación de los poderes corporativos que promueven mitos para lograr objetivos muy específicos y maliciosos, todo en nombre de la ganancia.

 

Mito # 1

La medicina convencional y el sistema de salud ayuda a las personas enfermas

Quizás el mito más grande de la salud hoy en día es el error del público de que la medicina convencional y el sistema de salud ‘ayuda a las personas enfermas’. Nada podría estar más lejos de la verdad.
La libertad de que las personas elijan,

•curación natural

•medicina alternativa

•métodos de prevención de enfermedades,

…pronto podrían verse amenazados por los grupos de presión empresariales que harán cualquier cosa para proteger su riqueza a costa de su salud.
Los promotores de la medicina convencional afirman que todos los estudios de drogas, aprobaciones, procedimientos quirúrgicos, todos los otros tratamientos se basan en la evidencia científica.

Pero ¿es realmente ciencia? Lo que pasa hoy en día por “ciencia” es una colección de mitos de la salud, verdades a medias, deshonestidad intelectual e información fraudulenta para ayudar a servir a los intereses más altos. La ciencia no es realmente ya la ciencia.
El 90 por ciento de todas las enfermedades (cáncer, diabetes, depresión, enfermedades del corazón, etc.) son fácilmente prevenibles a través de,

•dieta

•nutrición

•luz solar

•ejercicio

Ninguna de estas soluciones son promovidas por la medicina convencional porque no hacen dinero. Ningún farmacéutico realmente cura o resuelve las causas subyacentes de la enfermedad. Incluso los medicamentos “exitosos” sólo controlan los síntomas, por lo general a costa de interferir con otras funciones fisiológicas que causarán efectos secundarios en el camino.

No hay tal cosa como un producto farmacéutico sin efectos secundarios. No hay incentivo económico para ninguna persona en el sistema actual de medicina (las compañías farmacéuticas, hospitales, médicos, etc.) para realmente hacerle bien a los pacientes.

Los beneficios se encuentran en la enfermedad continua, no en el bienestar o la prevención.
Casi todos los programas de “prevención” que se ven hoy en día (como mamografías gratuitas u otros programas de detección) no son más que esquemas de planes de reclutamiento de pacientes diseñadas para aumentar los ingresos y la enfermedad. Ellos usan exámenes gratuitos para asustar a la gente a aceptar tratamientos innecesarios que sólo conducen a más enfermedades.

La mamografía es un muy buen ejemplo. La quimioterapia es otra.
Nadie tiene interés en su salud, excepto usted mismo. Ninguna empresa, ningún médico, y ningún gobierno tiene realmente el deseo de sanarlo. Esto ha servido muy bien a los intereses financieros a corto plazo de las potencias más altas en el oeste.

Los únicos individuos saludables, conscientes, pensando críticamente son todos 100% libres de productos farmacéuticos y alimentos procesados.

 

 

MITO # 2

Las vacunas previenen enfermedades y aumentan la inmunidad

El término “inmunización”, a menudo sustituido por vacunación, es falso y debe ser impugnado jurídicamente.

La investigación médica ha establecido muy bien que la inyección directa de proteínas extrañas y otros materiales tóxicos (en particular venenos conocidos como sensibilizantes del sistema inmunológico sensibilizantes como el mercurio) hace que al receptor más, no menos, fácilmente afectado por lo que él/ella se encuentren en el futuro.

Esto significa que hacen lo contrario de inmunizar, comúnmente incluso previniendo el desarrollo de la inmunidad después de la exposición natural.
La frecuencia real de los problemas de salud ha sido estimado por las autoridades de ser posiblemente hasta 100 veces, o más, mayor que la reportada por las agencias gubernamentales. Esa diferencia se debe a la falta de aplicación o incentivo para que los médicos reporten efectos adversos.

Con los movimientos anti-vacunación actualmente exponiendo la verdad en el Internet , la comunidad médica está ahora en estado de alerta, defendiendo sus afirmaciones y siendo informados por los fabricantes de vacunas que nunca deben dejar que sus pacientes (o los padres) piensen que los riesgos podrían superar los beneficios, cuando en realidad, precisamente lo opuesto es la verdad.
El balance beneficio-riesgo es una decisión importante en cualquiera decidiendo si vacunar o no.

Contrariamente a la creencia popular y a la comercialización, las enfermedades infantiles en un país desarrollado no son tan peligrosas como nos quieren hacer creer. El contagio con una determinada enfermedad no significa que se va a morir de ella. Las vacunas fueron introducidas en realidad en un momento en que las enfermedades ya habían disminuido a un nivel de bajo riesgo.

Este hecho se ha demostrado científicamente.
Los principales avances en la lucha contra la enfermedad durante los últimos 200 años han sido mejores alimentos y agua potable… no a las vacunas. La mejora del saneamiento, menos hacinamiento y mejores condiciones de vida también contribuyeron. Esto también es confirmado en la investigación revisada y publicada por pares que demuestran que la vacuna no nos salvó.
Todas las vacunas contienen agentes de esterilidad, neurotoxinas, inmunotoxinas, y compuestos cancerígenos.

Algunos ejemplos incluyen,

•formaldehído, un carcinógeno encontrado en casi todos las vacunas

•neurotoxinas tales como,

glutamato monosódico,

cloruro de potasio

◦timerosal

•agentes de esterilidad tales como,
◦Tritón X-100

◦octoxinol-10

◦polisorbato 80

•immunotoxinas tales como,
◦neomicina

◦fosfato monobásico de potasio

◦desoxicolato de sodio,

…por nombrar sólo algunos de los muchos.
No es coincidencia que mientras más educado usted es, menos posibilidades tendrá de que usted se vacune, lo que contradice los conceptos erróneos de muchos profesionales de la salud que profesan que los padres no vacunan porque tienen un bajo nivel de educación, o muy mala o mal informados.

Aquellos que se informan ampliamente sobre los peligros de las vacunas nunca las verán de la misma manera otra vez, ya que sus motivos se vuelven claros.

 

MITO # 3

 

Todos tenemos que enfocarnos en la reducción del colesterol malo

Tal vez uno de los mayores mitos de la salud propagado en la cultura occidental y, ciertamente, en los Estados Unidos, es el mal uso de un término “colesterol malo”, inventado por los medios de comunicación y la comunidad médica .

Por otra parte, un público científicamente ingenuo ha sido engañado a sacar una correlación fraudulenta entre niveles elevados de colesterol y la enfermedad cardiovascular (ECV). El colesterol no se ha demostrado que en realidad causa enfermedades cardiovasculares.

Por el contrario, el colesterol es vital para nuestra supervivencia, y tratando de bajarlo artificialmente puede tener efectos perjudiciales, sobre todo a medida que envejecemos.
Nos hemos convertido en una cultura tan obsesionada con el consumo de alimentos bajos en colesterol y grasa que muchos expertos en salud están cuestionando las consecuencias.

¿Podemos realmente mantener un estilo de vida dietético que era tan ajeno a muchos de nuestros pueblos ancestrales, sin efectos nocivos sobre nuestra salud? Muchos investigadores están llegando a la conclusión de que la respuesta a esa pregunta es “NO”.

Los datos actuales sugieren ahora que los niveles bajos de colesterol predatan a la aparición del cáncer. El ‘presudo-ciencia’, ofrecida por los hombres de marketing a un público general, científicamente ingenuo ha llevado a muchas personas a creer que hay que sustituir determinadas opciones de comidas con productos especialmente desarrollados que puedan ayudar a ‘reducir el colesterol’. Naturalmente, esto tiene un precio, y requiere que las personas que pueden permitirse pagar tal vez cuatro o cinco veces lo que un producto “típico normal” podría costar.

Pero, ¿estará justificada esta aparente “necesidad general” de luchar por reducir nuestro colesterol? Y, en efecto, ¿es saludable?
El colesterol en sí, ya sea siendo transportado por las LDL o HDL, es exactamente lo mismo. El colesterol es simplemente un ingrediente necesario que se requiere para ser entregado regularmente alrededor del cuerpo para un saludable y eficiente desarrollo, mantenimiento y funcionamiento de nuestras células.

La diferencia está en los ‘transportistas’ (las lipoproteínas HDL y LDL), y ambos tipos son esenciales para la logística de entrega al cuerpo humano para funcionar con eficacia. Pueden ocurrir problemas, sin embargo, cuando las partículas de LDL son pequeñas y su capacidad de carga supera el potencial de transporte de HDL disponible.

Esto puede llevar a más colesterol siendo ‘entregado’ alrededor del cuerpo con menores recursos para devolver el exceso de capacidad al hígado.

 

MITO # 4

El reconocimiento médico y los tratamientos evitan la muerte

A pesar de que la comunidad médica aboga por exámenes regulares para las personas con enfermedades, éstos pueden traer pocos beneficios y, de hecho podrían suponer daños a su salud.

Esto se aplica a casi todos los tipos de exámenes médicos para el cáncer y otras enfermedades. El reconocimiento médico lleva un inmenso riesgo en sí mismo, no sólo debido a los daños causados ​​por las técnicas de detección en el cuerpo humano, sino por la naturaleza misma de los protocolos de seguimiento médico.

Estos protocolos normalmente animan a los pacientes a entrar más profundamente en técnicas más invasivas, que paralizan más salud y conducen a un porcentaje muy alto de víctimas mortales.
En un estudio sueco de 60,000 mujeres, el 70 por ciento de los tumores detectados por mamografía no eran tumores en absoluto.

Estos “falsos positivos” no son simplemente tensiones emocionales y financieras, también pueden conducir a muchas biopsias innecesarias e invasivas. De hecho, el 70 a 80 por ciento de todas las mamografías positivas, después de hacer la biopsia, no muestran ninguna presencia de cáncer.
Un análisis de sangre de próstata (PSA)busca el antígeno prostático específico, una proteína producida por la glándula de la próstata. Los niveles elevados están supuestamente asociados con el cáncer de próstata. El problema es que la asociación no siempre es correcta, y cuando lo es, el cáncer de próstata no es necesariamente mortal.

Sólo alrededor del 3 por ciento de todos los hombres mueren de cáncer de próstata.

La prueba de PSA por lo general conduce a un sobre-diagnóstico – biopsias y tratamientos en los que los efectos secundarios son la impotencia y la incontinencia. Biopsias repetidas pueden difundir las células cancerosas en la pista formada por la aguja, o por el derrame de células cancerosas directamente en el torrente sanguíneo o en el sistema Linfático.
La cobertura de noticias de muchas enfermedades se centra demasiado en los tratamientos y no lo suficiente en la prevención, una tendencia que podría ser riesgosa a largo plazo para la mayoría de las personas que no saben cómo cuidar de su salud.
El mayor tipo singular de historia que solemos escuchar en las noticias implica el tratamiento, y los relatos se prestan mucho mejor para ese tipo de historia. Las historias sobre la prevención, acerca de personas que hacen ejercicio y comen bien, simplemente no logran una gran copia.
Si continúa nuestro enfoque actual de tratamiento para la salud, cientos de años a partir de ahora, la humanidad puede mirar hacia atrás a la “medicina moderna” de hoy en día y pensar:

•¿Cómo podrían haber sido tan primitivos en la ideología y tan equivocados?

•¿Qué falta de humanitarismo en el gobierno permitió que la industria médica matara a las personas con creencias e ideas falsas impulsadas por lo económico?

•¿Por qué no los detuvo el gobierno?

•¿Quiénes fueron los responsables de la protección de esos ciudadanos?

La educación preventiva exige una mayor financiación para la investigación en nueva actividad dietética y física, enfoques conductuales, socioeconómicos, ambientales y médicos para la prevención de enfermedades crónicas.

Los niños que crecen a los adolescentes y luego a adultos requieren una mayor responsabilidad por su propio bienestar a través de decisiones conscientes de la salud que estén motivadas por adecuadas aplicaciones teóricas y prácticas.

Ellos necesitan saber que las modalidades de tratamiento y aplicaciones farmacéuticas no pueden salvar a su salud en el futuro.

Contribuciones políticas y financieras sustanciales también son imprescindibles para invertir en la prevención más eficaz para regular las revisiones y las políticas que afectan a los mandatos de los cuerpos de gobierno de la salud y la educación.

Cualquier dilación o fracaso para resolver estas cuestiones en la próxima década sólo conducirá a un mayor deterioro de salud humana y los sistemas de salud.

Adecuado liderazgo y comunicación efectiva con respecto a estas medidas preventivas podría aún revertir la detección/tendencias de tratamientos y, por consiguiente revertir este pensamiento para promover un envejecimiento más sano de la población.

 

MITO # 5

El flúor previene la caries dental

La fluoración del agua es un engaño.

Beber cualquier cantidad de flúor es peligroso para su salud y nunca se ha demostrado que prevenga las caries. En realidad es el fraude científico más grande en ser promovido por los gobiernos nacionales e internacionales.

El flúor ha sido relacionado con,

•osteoporosis

•cáncer

•enfermedades auto-inmunes,

…e incluso en concentraciones muy pequeñas puede perturbar las enzimas de reparación del ADN en un 50%.
El fluoruro añadido a nuestra agua es un producto de desecho de aluminio y del procesamiento de fertilizantes de fosfato. Y ni siquiera es el fluoruro de calcio el que aparece de forma natural en el agua, sino fluoruro de sodio, que es una cosa totalmente diferente – y lleno de malas nuevas.
De hecho, el fluoruro de sodio no tiene buenas nuevas. A excepción de unos pocos casos sospechosos reportados por la gente vendiendo el mismo, estudio tras estudio demuestra que el fluoruro de sodio no protege los dientes, y deja huella en nuestros huesos.

Y en otras partes del cuerpo, también, incluyendo nuestra glándula tiroides.

•El fluoruro fue encontrado de ser un equívoco carcinógeno por el Programa Nacional Toxicológico del Instituto de Cáncer.

•Beber agua fluorada duplicará el número de fracturas de cadera, tanto para hombres como para mujeres mayores.

•Se encontró que la infertilidad en las mujeres aumenta con la fluoración del agua. Científicos de la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) reportaron una estrecha correlación entre la disminución de las tasas globales de fecundidad en mujeres entre las edades de 10 y 49 años, y el aumento de los niveles de flúor.

•El fluoruro nunca ha sido encontrado que reduce efectivamente la caries dental por ningún margen notable. No se encontró relación de causa o correlación entre el nivel de fluoruro en el agua y la caries dental en ningún estudio.

•El fluoruro también ataca la glándula pineal. La pineal controla nuestro reloj interno, proporcionando un buen sueño, trabajando con nuestras glándulas suprarrenales para manejar el estrés, manteniendo la glándula timo alimentada y cuidada, y se comunica 24/7 con el resto del sistema endocrino de cómo van las cosas. Fluoruro calcifica nuestra glándula pineal convirtiéndola en una roca que no funciona.

•El gobierno clasifica el fluoruro de sodio como residuo ambientalmente peligroso. Cualquiera manipulándolo deberá usar equipo de protección de materiales peligrosos. Su vertimiento en los ríos es un crimen.

Gran parte de la prueba original de que el fluoruro es seguro para los seres humanos en dosis bajas fue generado por los científicos del programa de la bomba atómica, que habían sido ordenados en secreto a presentar “pruebas útiles en litigio” en contra de los contratistas de defensa por lesiones de fluoruro a los ciudadanos.

Hay documentos que muestran que las primeras demandas contra el programa de la bomba atómica de Estados Unidos no fueron por radiación, sino por daños de fluoruro.
Parece que las personas más saludables del planeta en estos momentos son los que se han desviado de las normas de la charlatanería médica convencional, y han emigrado hacia la salud natural. La prueba está en el pudín.

Encuentra a las más saludables 5 personas que usted conoce y usted encontrará que por lo general no están suscritos a los mitos de la salud promovidos por la medicina convencional.

Su longevidad y envejecimiento con gracia depende de ello.

 

FUENTE:Biblioteca Pléyades

Una nueva terapia intestinal que “limpia” las preocupaciones

Una nueva terapia intestinal que “limpia” las preocupaciones

Estimado Lector,

Una nueva terapia dirigida a los intestinos permite limpiar en sentido literal las emociones negativas: ansiedad, tristeza, depresión…

Así es; el intestino evacua los restos de comida que el cuerpo no puede digerir, pero también se encarga de evacuar el sobrante de hormonas de las emociones: serotonina, acetilcolina, noradrenalina, ácido gamma-aminobutírico (GABA)…

El intestino, al igual que puede desajustarse y eliminar mal los alimentos, también puede tener problemas para evacuar las hormonas, provocando que se acumulen y originen trastornos emocionales.

La hidroterapia, una técnica suave de lavativa intestinal acompañada por masajes envolventes, puede llegar a tener por tanto el mismo resultado que una auténtica “mini psicoterapia” para algunas personas, que lo acaban soltando todo… Así, no sólo se produce una auténtica depuración del intestino grueso, sino también una significativa limpieza de excedentes emocionales y cargas psíquicas.

El segundo cerebro

Las últimas investigaciones sobre biología del desarrollo (la rama de la biología que estudia el desarrollo embrionario) han descubierto algo sorprendente: las células nerviosas del intestino proceden de la misma capa germinal que las del cerebro. Esto significa que, durante el desarrollo del embrión, desde el sistema nervioso central se dividen células nerviosas que migran al vientre y forman en los intestinos un segundo sistema nervioso, al que se denomina sistema nervioso entérico.

Evidentemente, el intestino y el cerebro están muy separados en los adultos, pero se mantienen comunicados de forma permanente a través del nervio vago (o nervio neumogástrico), que es el décimo (X) par craneal de los 12 existentes.

Al igual que el cerebro, el intestino también contiene neuronas, alrededor de 200 millones, y allí se encuentran los principales neurotransmisores del cerebro (serotonina, acetilcolina, noradrenalina, GABA…). El ejemplo más llamativo es el de la serotonina, un neurotransmisor que influye en los estados de ánimo y que es liberado en un 95%… ¡por las células nerviosas del intestino!

Pero muchos otros neurotransmisores están implicados, según el gastroenterólogo francés Michel Delvaux, que habla de “sensibilidad visceral” en su obra del mismo nombre. (1)

El descubrimiento de la relación existente entre el cerebro y los intestinos es tan revolucionario que ha dado lugar a una nueva disciplina: la neurogastroenterología. Michael Gershon, profesor de Anatomía y Biología celular de la Universidad de Columbia en Estados Unidos, se refirió a los intestinos como el segundo cerebro en el famoso libro “The Second Brain” (El segundo cerebro), publicado en 1999.

Según Michael Gershon, “el cerebro intestinal sería capaz de recordar; participaría en la fase del sueño en la que se produce la serotonina y aparentemente representaría la matriz biológica del inconsciente.” (2)

Intestino = Intelecto

Desde hace siglos los filósofos vienen sorprendiéndose por la relación existente entre el intestino y el intelecto.

El propio Buda decía que “un sabio es aquel cuyo intestino funciona bien”.

La China taoísta conoce una técnica llamada Chi Nei Tsang que concentra su esfuerzo sobre la zona abdominal. Literalmente Chi Nei Tsang significa “trabajar la energía de los órganos internos”. Esta disciplina propone curar las tensiones ancladas más profundamente y restaurar la vitalidad física y psíquica trabajando sobre las estructuras viscerales y la colocación de los órganos internos.

Numerosas observaciones clínicas más recientes y cercanas a nosotros nos permiten también considerar a los intestinos como “el cerebro de las emociones”.

Ivan Pavlov (1849-1906), fisiólogo ruso, demostró que un perro cuyo sistema digestivo funciona con normalidad contrae los intestinos cuando un gato entra en la habitación.

Lo mismo le sucede al ser humano. También contraemos los intestinos cuando algo nos asusta o cuando sentimos otro tipo de emociones. Y al revés, cuando nos relajamos, aflojamos la tripa y el ciclo digestivo se reanuda.

Digerir las emociones

Según la psicología biodinámica creada por la noruega Gerda Boyesen (1922-2005), cada órgano posee dos funciones: una fisiológica y otra emocional. Se trata de uno de los principios de la medicina china: por ejemplo, el corazón es la bomba del sistema circulatorio y el órgano que otorga la capacidad de amar. Con respecto al intestino, sus dos funciones se definen de la siguiente manera:

  • Función fisiológica: el peristaltismo es la actividad del intestino que permite digerir el bolo alimenticio.
  • Función emocional: el psicoperistaltismo es una actividad paralela que permite digerir los residuos metabólicos de los conflictos emocionales (adrenalina, noradrenalina, etc.).

El psicoperistaltismo es por tanto un medio para regular de manera natural conflictos emocionales. Cuando estamos muy estresados, esta autorregulación que se produce en los momentos de descanso, mientras dormimos y con ayuda del sueño, ya no se puede realizar. Se reprimen los conflictos y el organismo se “blinda”, poniéndose una coraza. Es necesario entonces reestimular el psicoperistaltismo mediante un masaje llamado “biodinámico” para permitir la “digestión de las emociones”.

La gran limpieza intestinal

Y con este objetivo de evacuar desechos emocionales se vienen recomendando, desde tiempos inmemoriales, las técnicas de limpieza intestinal. Se nos vienen a la cabeza, por ejemplo, la famosa depuración intestinal del yoga (shankaprakshalana) o también la tradicional lavativa, y más recientemente la irrigación del colon (o hidroterapia de colon).

Para mí, una de las técnicas más interesantes es la hidroterapia de colon, que se centra en el drenaje del intestino grueso. El colon recibe una dosis de agua a través de una cánula (tubo de plástico o caucho) de un único uso. La entrada del agua se acompaña de masajes abdominales suaves y envolventes. El agua a continuación se elimina, utilizando el mismo dispositivo, mientras se realizan masajes centrados en la zona abdominal, es decir, la zona en la que se encuentra el colon, con el fin de favorecer la eliminación de las materias y residuos que llevan más tiempo ahí. (3)

No sólo se produce una auténtica depuración del intestino grueso, sino también una enorme limpieza de excedentes emocionales y cargas psíquicas, lo que puede parecerse a una “mini psicoterapia”. ¡La irrigación del colon aligera tanto lo físico como lo mental!

Complementar su efecto con la osteopatía

Cuando la hidroterapia del colon se combina con la osteopatía los resultados son asombrosos.

Gracias a la limpieza que la hidroterapia realiza del “segundo cerebro”, la zona se queda como nueva. Y una vez lista, el osteópata recoloca con mayor facilidad y eficacia las vísceras y los órganos anexos de toda la cavidad abdominal.

Tras una irrigación del colon, algunos dolores lumbares, provocados tal vez por un atasco intestinal masivo, pueden llegar incluso a desaparecer por completo.

La persona tratada sufrirá asimismo menos saturación emocional, puesto que la irrigación del colon habrá depurado de una vez por todas emociones más o menos enquistadas.

En realidad, las preocupaciones se habrán… limpiado.

¡A su salud!

Juan-M Dupuis

******************************

Fuentes

  1. « Sensibilité viscérale: comprendre, diagnostiquer et traiter la dyspepsie et le syndrome de l’intestin irritable », Michel Delvaux. Editions Springer (2002).
  2. “The Second brain”, Michael D. Gershon. Ed. Harper, 1999.
  3. Hygiène intestinale – Irrigation du côlon, Ch. Arizi, Fr. Gross, J.T Blain, Axiomes, 1997.

TE DUELE ALGUN DEDO DE LOS PIES?

deddfadasdfos

Los dedos de los pies se agarran a la tierra para avanzar. Simbolizan nuestras raíces que nos sujetan a la tierra, nos alimentan y nos dan estabilidad.

Cada dedo representa un detalle particular, un área de la vida y las consecuencias de nuestra actitud en las relaciones.

Problemas en los dedos de los pies indican que no nos sentimos alimentados, satisfechos y realizados con nuestras vivencias, con la posición que ocupamos.

El dedo pequeño del pie (meñique): Cuando sufrimos algún daño en este dedo, significa que nuestra manera de establecer relaciones no nos satisface y deseamos cambiar los antiguos hábitos y sustituirlos por otros nuevos.

El cuarto dedo del pie (anular): Los males que se puedan presentar en este dedo reflejan cierta tensión en alguna relación por motivos de justicia y de injusticia.

Tercer dedo del pie: Los traumatismos o las tensiones en este dedo significan que nos resulta muy difícil encontrar la estabilidad y el equilibrio en nuestras relaciones por lo que tenemos miedo de continuar hacia delante.

Segundo dedo del pie: Las tensiones en este dedo expresan que nos resulta muy difícil digerir algunas situaciones relacionadas con el mundo material o profesional.

El dedo gordo (pulgar): Es la base del apoyo, del avance en las relaciones. Los problemas en este dedo indican tensiones en nuestra relación con el exterior. Si se trata de la parte interna reflejará problemas materiales, si por el contrario, está afectada la parte externa, se trata de conflictos afectivos.

La desviación de éste dedo hacia los demás dedos cruzándolos por encima o debajo (hallus valgus) significa que la persona tiene dificultad para “ocupar su lugar” en la vida. Porque se creen obligadas a responder a los deseos y expectativas de los demás. ¿Me veo obligada a ocuparme de alguien por miedo a lo que piensen los demás?

La Espalda….. el soporte de la vida… (Imperdible)

 http://escuelainiciaticayosoyluz.com/profiles/blog/show?id=4451474%3ABlogPost%3A270642&xgs=1&xg_source=msg_share_post

La espalda representa el sostén y el soporte de la vida. Es el lugar que me protege si me siento impotente frente a una persona o una situación (doy la espalda) en caso de necesidad. Si mi peso es excesivo, si carezco de “respaldo” o si no me siento bastante “respaldado” (afectivamente, monetariamente, etc.), mi espalda reaccionará en consecuencia y ciertos dolores (agujetas) pueden manifestarse. Puedo tener la espalda ancha y ser capaz de recibir o bien inclinarme humildemente, inclinarme por respeto o con aceptación. Poco importa el motivo, un dolor de espalda indica que quiero quizás salvarme de algo colocándolo detrás mío, porque es con mi espalda que olvido las experiencias que me causaron confusión o pena. Pongo todo lo que no deseo ver o dejar ver a los demás, jugando a la avestruz. Estoy profundamente herido, incapaz actualmente de expresar estas emociones bloqueadas. ¡Rechazo ver lo que me conviene!

¡Acepto liberar ahora las energías retenidas en los lugares que me duelen! Una espalda flexible pero fuerte indica cierta flexibilidad mental y una gran apertura mental contrariamente a las rigideces dorsales que significan orgullo, poder y negación a ceder. Sentado bien cómodamente, puedo tener la sensación de estar protegido, en total seguridad. Sin embargo, aun cuando mi espalda sirva para soportar estas cosas indeseables y jugar a la “avestruz”, acepto ver lo que me molesta y expresarlo. Actuando de este modo, me libero del peso que llevaba.

La postura adoptada da indicaciones sobre lo que vivo y sobre mi modo de transigir con las situaciones de mi vida: si estoy en reacción frente a la autoridad, si quiero tener razón frente a alguien o frente a algo, voy a “tensar la espalda” por orgullo. Si, al contrario, vivo sumisión, si tengo miedo, si me siento débil, voy a “curvar la espalda” y cuantas más grandes sean mis preocupaciones, más “me dolerá la espalda”. Ciertas personas integran más las dificultades de la vida en la escritura, el diálogo o el intercambio. Elijo el medio que mejor me conviene y dejo que la vida fluya en mí para aprender a expresarme más y afirmarme cuando lo necesito. Acepto que la vida proyectos me sostenga en cada instante y “levanto los hombros”, sabiendo que tengo la fuerza necesaria para realizar todos mis movimientos.

PARTE SUPERIOR DE LA ESPALDA (7 vértebras cervicales)

La parte superior de la espalda corresponde a la región del corazón y al centro energético cardíaco. Los dolores de espalda se refieren a las primeras fases de la concepción, a las necesidades de base y a la estructura más fundamental del ser. Las 7 vértebras cervicales están particularmente referidas en este sector. Las vértebras cervicales se refieren a la comunicación y a mi grado de apertura frente a la vida. Mi ingenuidad puede hacerme vulnerable a este nivel. Si tengo la sensación que se me quiere juzgar, criticarme o herirme, podré estar afectado en este plano y tendré tendencia a encerrarme como una ostra. Las cervicales C1, C2, y C3 están particularmente afectadas si me desvalorizo al nivel de mis capacidades intelectuales y las cervicales inferiores reaccionarán a la injusticia que puedo tener la sensación de vivir en mi vida o a la que veo alrededor mío y que me repugna. Además, cada vértebra me da las informaciones adicionales sobre la fuente de mi malestar.

C1 = primera vértebra cervical que se llama el ATLAS y que lleva el número C1, sirve de soporte a la cabeza. Es un pilar que mantiene la cabeza en equilibrio. Si me preocupo demasiado (= me rompo la cabeza”) frente a una situación o a una persona, mi cabeza se hace más pesada hasta darme dolores de cabeza y C1 podrá tener dificultad en soportar la carga. Si manifiesto estrechez mental, si rehúso mirar todas las facetas de una situación, si soy rígido en mi modo de pensar, C1 reaccionará dejando sus actividades, dejando de poder pivotar. Estará paralizada por mi miedo, mi desesperación frente a la vida, mi negatividad, mi dificultad en expresar mis emociones. Un mal estado de C1 se acompaña generalmente de dolores que afectan la cabeza, el cerebro y el sistema nervioso, etc. Debo aprender a escuchar mi interior, a guardar mi mente abierta, a traer más calma en mi vida para disminuir mi actividad cerebral, permitiéndome así ver la realidad bajo un día nuevo, con más confianza.

C2 = La segunda vértebra cervical trabaja en estrecha colaboración con C1. Se la llama AXIS. Es el pivote que permite a C1 moverse. C2 está conectada con los principales órganos de los sentidos, es decir los ojos, la nariz, las orejas, la boca (lengua). Por esto estarán afectados éstos cuando C2 tenga un malestar. Si soy rígido en mi modo de percibir la vida, si rechazo soltar mis viejas ideas para dejar sitio a lo nuevo, si me preocupo siempre por el día siguiente, C2 corre el gran riesgo de volverse también rígida. Frecuentemente, mis lágrimas son secas porque reprimo mis emociones y que mis penas, mis decepciones, mis pesares quedan hundidos dentro mío. El “lubricante” (mis lágrimas de pena o de alegría) siendo carente, C1 no se articulará sobre C2 tan fácilmente. Habrá irritación, calentamiento, igual como en mi vida cotidiana. Esto se produce particularmente en el caso de la depresión, de una emotividad excesiva (si por ejemplo, hay un conflicto familiar), de ira, de revuelta y todo esto siendo generalmente causado por el miedo de ir hacía delante, de cambiar, de tomar sus responsabilidades; del enjuiciamiento de los demás y de sí mismo, por la no  estima de sí que puede llevar a un deseo de auto destrucción (suicidio). Debo aprender a tomar contacto con mis emociones y a asumirlas, a tomar mi lugar expresando lo que vivo para que el flujo de energía empiece a circular en mi cuerpo y que C2 pueda volver a funcionar en armonía con C1 y que todo “bañe en aceite”!

C3 = la Tercera vértebra cervical C3 es una eterna solitaria. A causa de su posición, no puedo contar con nadie o trabajar en cooperación con otras vértebras. Si mi C3 no se encuentra bien, yo también puedo tener la sensación de que debo despabilarme solo. También puedo replegarme sobre mí mismo, vivir “en mi burbuja” y evitar toda forma de comunicación (tanto oral como sexual) con mi entorno. “¿Para qué perder mi tiempo? De todos modos, nunca se me hace caso y nunca se entienden mis ideas o mis estados de ánimo!” Entonces se produce la rebelión, el desanimo, porque mi sensibilidad está afectada en lo más hondo de mí. Incluso puede apoderarse de mí la angustia. El desgaste del tiempo hace su labor y mis sueños y mis deseos más queridos se desvanecen poco a poco. Me vuelvo irritable, amargo con una persona o una situación que no consigo digerir. La soledad puede tanto ser benéfica para recuperarme, hacer balance, ver claro en mi vida, como puede ser un medio de huir mis emociones, la realidad hacía la cual vivo mucha incomprensión. La elección me incumbe. Tomo nota de que una dolencia en C3 puede conllevar daños en mi rostro (piel, huesos o nervios) así como en las orejas y los dientes.

C4, C5, C6 = las vértebras cuarta, quinta y sexta cervicales C4, C5, C6 se ubican al nivel de la tiroides y están en estrecha relación con ésta. Ésta juega un papel mayor en el lenguaje, la voz, (cuerdas vocales) y cualquier desarmonía en lo que a comunicación se refiere tanto cuando me expreso yo como cuando otras personas me comunican  hará que reaccionen C4, C5 y C6. Puede que me haya ofuscado con lo que haya oído, causando indignación e ira. C4, C5 y C6 reaccionan aún más fuerte, si además no expreso mis opiniones, mis frustraciones. Mi porcentaje de agresividad corre el riesgo de incrementarse, lo cual cierra los canales de comunicación al nivel de estas 3 vértebras cervicales. Trago mal lo que a mí se me presenta. Tengo tendencia a rumiar ciertos acontecimientos para un largo período de tiempo.

Frecuentemente aparecen dolencias y dolores que afectan todo mi sistema de comunicación verbal: boca, lengua, cuerdas vocales, faringe, etc. y todas las partes de mi cuerpo que se sitúan entre el nivel de mi boca y de mis hombros pueden estar afectadas. Tengo ventaja en aceptar que cada experiencia es una oportunidad de crecer y que hay una lección por sacar de todo. Debo dejar fluir en vez de obstinarme y de estar enfadado con la vida. Sino, mi cabeza se pone a “hervir” y me siento sobrecargado por todas las tareas que realizar y que me parece no poder llegar a realizar. Necesito expresarme, o bien por la palabra, la escritura, la música, la pintura, o cualquier otra forma de expresión que me permitirá “volverme a conectar” con mi creatividad, mi belleza interior. Todos mis sentidos entonces estarán estimulados, activados, lo cual activará mi tiroides y permitirá que C4, C5 y C6 funcionen normalmente. Los dolores sentidos en esta región podrán así desaparecer.

C7, la última vértebra cervical C7 está influenciada altamente por todo mi lado moral, mis creencias y mi lado espiritual también. Si vivo en armonía con las leyes de la naturaleza, si escucho los mensajes que mi cuerpo me manda y la vida en general, C7 va a funcionar mejor. Al contrario, si vivo ira, si estoy cerrado a las opiniones y a los modos de ver de las personas con quienes me relaciono, si me elevo y me enfrento con otras ideologías diferentes de la mía sin una mente abierta, C7 reaccionará fuertemente y podrá afectar mis manos, codos y brazos que podrán inflamarse o tener dificultades en moverse. El funcionamiento de mi tiroides estará afectado. Del mismo modo, remordimientos de consciencia con relación a una palabra dicha, un acto hecho o un pensamiento mandado hacía una persona también van a afectar C7. Si vivo emociones intensas en mi vida, si estoy decepcionado, si tengo miedo de estar rechazado, si me escondo debajo de mi concha para evitar estar herido “otra vez”, C7 podrá estar afectada. Debo aprender a discernir lo que es bueno para mí y lo que no lo es. Debo respetar los puntos de vista de cada persona incluso si son diferentes de los míos. Abriendo mis brazos a los demás es como voy a aprender mejor y podré realizar mejor las elecciones que me permitirán sentirme más libre.

PARTE CENTRAL DE LA ESPALDA (12 vértebras dorsales)

La parte central de la espalda representa la gran región torácica del cuerpo comprendida entre el corazón y las vértebras lumbares. Es una región de culpabilidad emocional y afectiva. Las 12 vértebras dorsales se relacionan principalmente con esta región:

D1 = la primera vértebra dorsal D1 puede reaccionar fuertemente cuando voy hasta mis límites bien sea en mi trabajo, bien sea en el deporte, en suma, en todas las situaciones en que voy hasta el final de mis fuerzas mentales, físicas o emocionales. No aprecia tampoco un “dopaje” que sea bajo forma de alcohol o de droga, la que sea. Su sensibilidad en ese momento estará a flor de piel. Me construyo entonces medios de auto protección para protegerme de mi entorno y evitar estar herido. Esto puede manifestarse sobre todo en mis gestos o en mis palabras: por ejemplo, tiendo a apartar a los demás por mi frialdad o por palabras hirientes. Esto puede incluso manifestarse por una toma de peso importante, éste siendo mi protección natural y física, porque quiero inconscientemente “ocupar más sitio” y dejar menos a los demás. También esto puede esconder timidez actual y con la cual tengo dificultad para transigir. Se pondrá aún más en evidencia si temo perder el amor de la gente. Debo vigilar y evitar acurrucarme sobre mí mismo rumiando negatividad constantemente, siendo siempre fijado en las mismas ideas y frustraciones. Un mal estado de D1 puede traer dolencias en cualquier parte de mi cuerpo situada entre mis codos y la punta de mis dedos así como dificultades respiratorias (tos, asma, etc.)

D2 = la segunda vértebra dorsal D2 reaccionará fácilmente cuando mi emotividad esté afectada. Si acumulo y ahogo mis emociones, entonces D2 me mandará un mensaje y aparecerá el “dolor de espalda”. Si tengo la sensación de que no tengo mi lugar en la vida y en la sociedad, que la vida es “injusta” y que me siento víctima de los acontecimientos, D2 estará afectada. Puedo ser particularmente sensible a todo lo que toca a mi familia, y vivo situaciones de conflicto o desarmonía de un modo intenso. Puedo haber almacenado viejos rencores. También puedo remover constantemente experiencias pasadas, recuerdos, queriendo fijar mi realidad en acontecimientos pasados en vez de mirar el porvenir con confianza y viviendo intensamente el momento presente. Puedo contemplar una nueva situación que me trae un miedo a lo desconocido.

¿Voy a tener demasiadas responsabilidades? ¿Voy a estar sostenido o deberé despabilarme solo? ¿Cómo van a reaccionar la gente alrededor mío? Si dudo de mí, de mis capacidades, podré reaccionar jugando el papel de los “duros de roer” volviéndome muy autoritario; tendré así la sensación de controlar la situación, sabiendo muy bien que tiemblo de miedo, yendo incluso hasta tener angustia. También puedo volverme irritable frente a una persona o un suceso y reacciono por saltos de humor. Una D2 en mal estado suele estar acompañada de malestar y dolores en el corazón y los órganos que se vinculan a ellos, así como a los pulmones. Aprendo a pedir y a hacer confianza en mi capacidad de aceptar nuevos retos. Suelto mi pasado y me giro hacía el futuro sabiendo que ahora soy capaz de tomar mi lugar en armonía con mi entorno. Puedo también leer la sección referente al corazón para tener otras pistas.

D3 = la tercera vértebra dorsal D3 está esencialmente relacionada con los pulmones y el pecho. Puedo ir a consultar lo referente a estos dos temas para ver cuáles son las causas que pueden afectarles y tendré una pista para saber por qué D3 me manda también mensajes. Además, todo lo que puedo percibir por mis sentidos y que no me conviene del todo hará reaccionar D3. Ya que soy muy sensible a mi entorno, me he confeccionado un sistema con el cual sé lo que está bien y lo que está mal, lo que es aceptable o no. Puedo estar fijado y rígido en mi modo de pensar o ver las cosas. Tengo tendencia a juzgar cualquier persona o situación que no entre en mi definición de “correcto”.

Puedo reaccionar fuertemente frente a lo que considero ser una “injusticia”. Incluso puedo volverme colérico, incluso violento mientras no esté de acuerdo con lo que veo, percibo u oigo. También puedo construirme un “escenario” en mi cabeza, disfrazando la realidad, frecuentemente a causa de mi miedo a ver la realidad de frente y también porque la realidad que me rodea me deprime. Entonces, tengo menos gusto de vivir, ya no tengo el sentimiento de estar en seguridad. Puede invadirme la tristeza. Ya no tengo el gusto de luchar. La depresión se va apoderando de mí progresivamente, y querré cortarme de este mundo que sólo me trae pena, frustración, ansiedad. Debo aprender a ver la vida bajo un nuevo día. Aceptar que no pueda vivir en un mundo perfecto pero que cualquier situación es perfecta porque cada situación me permite sacar una lección.

D4 = la cuarta vértebra dorsal D4 se refiere a los placeres, a los deseos, a las tentaciones frecuentemente insatisfechos. A veces mis esperas son desmesuradas, carecen incluso de realismo y me vuelvo irritable, colérico porque “mis deseos” no están realizados. Estoy enfadado con la vida, mi entorno. En el fondo de mí, siento un vacío tan grande, generalmente afectivo, que tengo tendencias depresivas y el único modo que conozca de equilibrar este estado de ser y traer algo “picante” en mi vida será crear un estado de excitación, bien sea naturalmente o artificialmente. Puedo practicar deportes de emociones fuertes (paracaidismo, alpinismo, etc.) o puedo tomar drogas para ponerme en un estado de éxtasis y de bienestar temporal. Me refugio así en un mundo imaginario, protegido de todos. Sin embargo, no estoy al albergue de las emociones que he inhibido y de las cuales he intentado escapar. En apariencia puedo ser muy libre, pero en realidad, estoy encarcelado en mi ira, mis penas, mis frustraciones, y por mi miedo a estar asfixiado por el amor de los demás, porque nunca supe reconocerlo y aceptarlo. Entonces, tengo tendencia a rechazar a los demás. Me opongo, me mantengo distante y alimento esta cuneta con mi mal humor, mi actitud depresiva. Es importante que reconozca y que acepte mis emociones para poder integrarlas y permitirme vivir plenamente mi vida. Cuando D4 está afectada, también puede seguir una dificultad con la vesícula biliar.

D5 = la quinta vértebra dorsal D5 está tocada cuando me vuelvo a encontrar en una situación en que tengo la sensación de perder el control. Me siento entonces desestabilizado. Incluso puedo hallarme en un estado de pánico. Esto se produce en particular en el plano afectivo con relación a mi cónyuge, un miembro de mi familia, un amigo cercano, etc. Este control se esconde a veces bajo una apariencia de “querer ayudar a alguien”, “guiarlo”, “ayudarle en sus dificultades”, pero en el fondo de mí, ejerzo un control para con esta persona, estando en posición de “fuerza” incluso inconscientemente. Si las cosas no suceden como lo deseo, puedo volverme frustrado, crítico, impaciente e incluso colérico, y D5 reaccionará violentamente. Quiero darme una imagen de “duro de roer” que tiene la “espalda ancha” y que “es capaz de cargar”.

Pero, en el fondo, sé que me cargo demasiado los hombros, lo cual me lleva a estar inseguro, angustiado, en rebelión contra mi entorno que hago responsable de mi malestar. Tengo grandes ambiciones, lo cual me hace a veces apartarme de mis valores profundos y actuar en contradicción con éstas. Entonces, me echo en relaciones artificiales con la gente, viviendo decepción tras decepción, porque el amor verdadero, sencillo, no es bastante presente. Es importante que esté a la escucha de mi interior, que tome contacto con mi esencia, con mis verdaderos valores para que vuelva la calma en mi vida y que vea claro en los acontecimientos, desarrollándome y siendo capaz de vivir el amor verdadero. Se debe observar que el mal estado de D5 frecuentemente está acompañado de diversos malestares afectando mi hígado y mi circulación sanguínea.

D6 = la sexta vértebra dorsal D6, va a reaccionar cuando me critico y que me juzgo severamente. Puedo haber estado educado en un entorno muy estricto en el cual los valores y las líneas de conducta debían seguirse al pie de la letra. Habiendo crecido en este clima autoritario y no permisivo, ahora puedo tener “casos de consciencia” en los cuales quisiera darme gusto, coger tiempo para mí pero juzgo que esto no es “correcto y que no me lo merezco”. Me creo preocupaciones inútilmente porque no dejo de analizar cada uno de mis gestos, cada una de mis palabras, cada uno de mis pensamientos, para estar seguro de que “estoy correcto”. Me corroe la culpabilidad por dentro. La angustia está muy presente y me auto castigo cortándome del mundo. Tengo dificultad en aceptarme. Me siento víctima de la vida, impotente frente a los acontecimientos. Juzgo severamente éstos sin querer aceptar que están aquí para hacerme crecer, pero viéndoles preferentemente como castigos, injusticias. Vivo entonces en la frustración y la incomprensión, el resentimiento, envidioso y celoso de los demás. Por esto una D6 en mal estado se suele acompañar de malestar al nivel del estómago. Tengo necesidad de estar más flexible y permisivo para conmigo y aprendo a ver positivo en cada acontecimiento, sabiendo que cada experiencia me lleva a conocerme más y a volverme mejor.

D7 = la séptima vértebra dorsal D7 es una trabajadora de trabajos forzados. Si en mi vida, me empujo al límite en las cosas que debo hacer, sin escuchar mi cuerpo cuando necesita descansar o relajarse, D7 va a echar un grito de socorro. Es posible que así quiera olvidar o huir a alguien o una situación cualquiera. Puede que quiera olvidar mis problemas financieros, afectivos, etc. Parándome, es muy posible que afloren el desánimo y la insatisfacción frente a mi vida, cosa que no quiero. Acumulo mucha ira y agresividad: todo ruge adentro mío porque “la vida no tiene nada bueno para ofrecerme”. Me obstino, incluso me bloqueo sobre ciertas ideas que me obsesionan. Debo aprender a apreciar lo que tengo y lo que soy y ver toda la abundancia que es presente en mi vida. Tengo el derecho de tomar tiempo para mí, tengo el derecho de vivir emociones en vez de dejarlas hervir adentro mío. Me concedo el derecho de vivir mi pena, mi decepción, mis miedos porque es así como podré aceptarlos y cambiarlos en positivo. Puedo hacer mi limpieza interior a medida y dejar que D7 funcione normalmente. Es así como los males que acompañan frecuentemente una D7 en mal estado y que tocan frecuentemente el páncreas y el duodeno podrán también irse.

D8 y D9 = las octava y novena vértebra dorsal D8 & D9 que hallo a la altura del diafragma y que están estrechamente vinculadas, se parecen en todo. Por esto, se tratan juntas. Se afectan principalmente cuando vivo inseguridad debido a un miedo que tengo de perder el control en una situación o con una persona. Me siento más seguro de mí cuando dirijo perfectamente todos los aspectos de mi vida, cuando orquesto perfectamente cualquier situación para saber exactamente qué debo esperar. Me escondo en mi burbuja de cristal, sin hacerme preguntas ni hacer esfuerzos para cambiar lo que sea en mi vida. Vivo todas mis emociones “para dentro”. Pero este “supuesto equilibrio” está trastornado, D8 y D9 asustadas reaccionan fuertemente, acurrucándose de miedo. La desesperación puede tener lugar y tengo el mal de vivir. Tengo dificultad en ver la luz al final del túnel. Puedo sentir desprecio por la vida y me dirijo hacía un abismo que sólo puedo vencer haciendo confianza en la vida y dejando ir el control que ejerzo. Porque es soltando cuando gano el dominio de mi vida. Tomo nota que una D8 lastimada puede acompañarse de dolores del diafragma y el bazo (incluyendo los trastornos de la sangre) mientras que D9 en mal estado estará acompañada de alergia o de un mal funcionamiento de las glándulas suprarrenales o de urticaria.

D10 = Cuando la décima vértebra dorsal D10 está afectada, esto suele reflejar una profunda inseguridad frente a la cual me siento sin armas, sin recursos. Mi confianza está en su nivel más bajo y necesito “un pequeño tónico” para ayudarme a darme más valor y a olvidar mis preocupaciones. Frecuentemente, esto puede ser un consumo más grande de alcohol o de droga que de costumbre que me dará “un pequeño estímulo”. Sin embargo, cuando vuelvo a mi estado normal, las inseguridades aún están presentes y mi vida se oscurece porque sólo veo el lado negativo de las cosas. Lo veo todo en negro, rechazando la vida, compadeciéndome de mi mismo. Estoy preocupado por pequeñeces y me enfado sin ser capaz de manifestarlo sin embargo, lo cual afecta mi sensibilidad que vuelve a flor de piel y que hace que me irrito por futilidades. Una D10 en mal estado se acompaña frecuentemente de dolores en los riñones, reconocidos como la sede del miedo. Aprendo a hacerme confianza y aprendo a ver la belleza alrededor mío y la que existe dentro de mí. Tengo el valor de pedir ayuda.

D11 = las anomalías en la onceava vértebra dorsal D11 se hallan también cuando mi sistema nervioso tiene dificultad en funcionar. Mi gran sensibilidad a todos los niveles hace que D11 se deforme porque también deformo la realidad para sufrir menos. La cambio a voluntad para que sea como quiero. Me “corto” voluntariamente de mi entorno. Pero esto sólo puede durar cierto tiempo y debo pronto o tarde enfrentar la realidad. En ese momento, una tensión interior se habrá instalado, y tendré dificultad en transigir con ella. Esto puede volverse tan insoportable que incluso puedo tener ideas de suicidio ya que vivo en la incomprensión y que tengo miedo del porvenir porque me siento impotente en cambiar las cosas en mi vida. Me considero “víctima”, herido en mis sentimientos. Rumio lo negativo y hago pocos esfuerzos para sacarme de esta situación. Debo aprender a moverme e ir hacía delante en vez de estancarme en un estado de ser comatoso y complacerme en la pasividad. Las dolencias en la D11 se acompañan frecuentemente de dolores en los riñones así como de enfermedades de piel (eczema, acné, etc.). Empiezo a creer también que es posible cambiar cosas en mi vida pero que debo estar listo para invertir esfuerzos y pedir ayuda.

D12 = la doceava vértebra dorsal D12 está afectada sobre todo cuando vivo en un lugar cerrado. Tengo tendencia a criticar, juzgar, saltar fácilmente a conclusiones, no porque haya comprobado sino solamente porque mis observaciones pueden darme falsas impresiones y que las interpreto a mi modo. Esto me lleva a vivir mucha ira que me “roe interiormente”. Mi mental es muy activo. Mi sensibilidad está “a flor de piel”. Me construyo castillos de arena. Me invento todo tipo de escenarios. Ya que tengo dificultad en transigir con mi entorno, vivo mucha inseguridad. Puedo entretener ideas mórbidas, ya incapaz de absorber lo que sea de lo que veo, siento o percibo y envidiando lo que tienen los demás. Una afección en el nivel de la D12 se acompaña frecuentemente de males intestinales, dolores en las articulaciones, una circulación linfática deficiente y así a veces afecciones en las trompas de Falopio.

Aprendo a comunicar, a ir a comprobar con las personas relacionadas para eliminar la duda y la inseguridad que me habitan. Así veo más claro en mi vida y se establecen en mí la calma. Tanto es así que los dolores en medio de la espalda son la señal clara de una relación difícil con la vida y las situaciones de mi existencia. Esta región de la espalda corresponde también al movimiento de exteriorización de la energía de vivir que fluye por mí. Esto significa que en período de madurez interior (cuando adquiero experiencia), varias cualidades divinas tales como la confianza, el amor, el desapego (es decir el libre albedrío) sobre todo en el plano afectivo) están puestas a prueba.

Mis dolores de espalda e incluso la espalda curvada pueden significar diversas cosas: culpabilidad en unas situaciones en que no me he de sentir culpable, amargura o una débil confianza en mí vinculada a una vida que siento muy pesada por llevar. Puedo tener la sensación de que “están siempre pegados a mi espalda”. Si tengo dolor de espalda, esto denota un gran sentimiento de impotencia, frente a una situación presente difícil de tratar y en la cual necesitaría ayuda. La desesperación puede aparecer porque no me siento bastante apoyado en el plano afectivo y padezco también inseguridad. Tengo tendencia a retener mis emociones y vivo mucho en el pasado. Me quedo vinculado a dicho pasado. Me siento inestable y ansioso. El objetivo por alcanzar reside en una expresión más activa de la energía divina. Necesito ser transparente en todo, conmigo mismo y los demás, dejando de transportar sentimientos de un pasado cojo para dar paso a un aquí y abajo tranquilo y sereno. Necesito ayuda y ánimo, conectarme con mi ser interior que vela sin cesar sobre mí. Mi cuerpo me da señales importantes. No hay vergüenza ninguna en pedir ayuda. Al contrario, es un signo de inteligencia ya que esta ayuda me permite ir hacía delante. Veo importancia en mi propia identidad y soy prudente con mi ego y mis miedos. Aprendo a comunicar con mi ser interior por la meditación y la contemplación; con él hallaré muchas soluciones y respuestas. Estar conectado con mi ser interior, es elegir vivir mejor las situaciones de la vida.

PARTE INFERIOR DE LA ESPALDA

Frecuentemente confundida con los riñones y comúnmente asociada al dolor de riñones, esta área se sitúa entre la cintura y el coxis. Es una parte del sistema de sostenimiento. Dolores en esta región manifiestan la presencia de inseguridades materiales (trabajo, dinero, bienes) y afectivas. “Tengo miedo de carecer de…” “Nunca lo conseguiré!” “Nunca conseguiré realizar esto” expresan bien los sentimientos interiores vividos. Estoy tan preocupado por todo lo material que siento tristeza porque hay un vacío y este vacío me duele. Incluso puedo fundar mi valor personal en el número de bienes materiales que poseo. Vivo una gran dualidad, porque deseo tener tanto la “calidad” como la “cantidad”, tanto en lo que a relaciones interpersonales se refiere como a lo que poseo.

Tengo tendencia a tomar demasiadas cosas sobre mis hombros y tengo tendencia a dispersar mis energías. Intento hacerlo todo para ser amado y me entretengo con la opinión que tienen de mí los demás. También puede tratarse de una inquietud frente a una u otras personas. Estoy preocupado por ellas y quizás tengo tendencia en “coger los problemas de los demás sobre la espalda” y querer salvarlos. Mi impotencia frente a ciertas situaciones de mi vida me vuelve amargo y rehúso someterme, pero tengo miedo. Este sentimiento de impotencia que puede llevarme hasta la rebelión, podrá conducirme a un “lumbago” o un “dolor de cintura”. No me siento sostenido en mis necesidades de base y mis necesidades afectivas. Tengo dificultad en hacer frente a los cambios y a la novedad que se presentan a mí porque me gusta sentirme en seguridad en mi rutina y mis viejas costumbres.

Esto revela frecuentemente que soy inflexible y rígido y que quisiera ser sostenido a mi modo. Si acepto que los demás puedan ayudarme a su modo, voy a descubrir y tomar consciencia de que tengo el apoyo que necesito. Así me vuelvo más autónomo y responsable. Si se trata de un pinzamiento de los discos lumbares, pongo probablemente demasiada presión sobre mí mismo en hacer cosas para que me amen. Ya que se revela necesario un período de reposo, aprovecho para mirar lo que está sucediendo en mi vida y volver a definir mis prioridades. Al no sentirme sostenido, me vuelvo rígido (tieso) hacía los demás. ¿Tiendo a culpar a los demás de mis dificultades? ¿Me tomo el tiempo de expresar mis necesidades? Acepto que me único sostén viene de mí mismo. Volviendo a tomar contacto con mi ser interior, establezco un equilibrio en mis necesidades y reúno todas las fuerzas del universo que están en mí. Estas fuerzas me dan confianza en mí y en la vida porque sé que me traen todo lo que necesito: físico, emotivo, espiritual. Estoy sostenido en todo momento! Las 5 vértebras lumbares se sitúan en esta área.

L1 = la primera vértebra lumbar L1 está afectada cuando vivo un sentimiento de impotencia frente a alguien o a algo que no me conviene y que tengo la sensación de no poder cambiar, que he de soportar. Entonces, me vuelvo inerte, sin vida, gasto mucha energía con cosas frecuentemente menores pero las aumento tanto que toman entonces proporciones catastróficas, lo cual puede incluso hacer aparecer un sentimiento de desesperación. Puedo vivir inseguridad frente a aspectos de mi vida, pero no tiene realmente razón de ser. Quiero controlarlo todo, pero esto no es humanamente posible. Puedo también vivir conflictos interiores entre lo que quiero hacer y que no me permito. Esto hace subir en mí frustración, agresividad e ira. Estos sentimientos endurecen mi corazón si no me libero y amargan mi vida. Una vértebra L1 en mal estado puede traer enfermedades relacionadas con las funciones de digestión (intestino y colón) o eliminación (estreñimiento, disentería, etc.). Tomo consciencia del poder que tengo para cambiar el curso de mi vida, y sólo la mía! Vuelvo a establecer mis prioridades para canalizar bien mis energías.

L2 = El estado de la segunda vértebra lumbar L2 depende mucho de mi flexibilidad frente a mí – mismo y a los demás. La soledad y la amargura generalmente causadas por una timidez pronunciada son también factores importantes que pueden afectar L2. Soy preso de mis emociones: al no saber como vivirlas y expresarlas, y al ser éstas a veces vivas y explosivas, pongo máscaras para protegerme y evitar que se pueda ver lo que sucede en mi interior. Mi malestar puede hacerse tan grande que quiero “adormecer” mi mal con bebida, drogas, trabajo, etc. y L2 hará entonces una llamada de socorro. Tengo tendencia a ver las cosas en negativo y a vivir en un estado depresivo que veo muy poco porque estoy en un papel de víctima que no me obliga a pasar a la acción o a cambiar cosas en mi vida. Igual como L1, un sentimiento de impotencia y también mucha tristeza afectarán. Soy bastante amargo frente a la vida porque estaría supuestamente disfrutando de los placeres de la vida pero, frecuentemente, no me autorizo a ello a causa de mis obligaciones o por deber, para mostrar el buen ejemplo. Debo aprender que no he de ser perfecto. A veces puedo sentirme incapaz o impotente frente a una situación. No he de culparme por ello o estar enfadado; solo he de ser auténtico conmigo mismo y los demás y expresar simplemente mis penas, mis alegrías, mis dudas, mis incomprensiones, mis frustraciones para estar más abierto frente a los demás y para que L2 recupere vida también. Se debe recalcar que una vértebra L2 en malas condiciones puede conllevar enfermedades del abdomen, la apéndice o las piernas en donde podría ver aparecer varices.

L3 = la tercera vértebra lumbar L3 se ve sobre todo afectada cuando vivo situaciones familiares tensas o tormentosas. Me impido decir o hacer cosas para no herir y no molestar a los demás. Pero al hacer esto, me hago daño a mí mismo. Juego el papel de “buen chico” o “buena chica” manifestando una gran flexibilidad. Pero me vuelvo “bonachón” lo cual me causa frustración, sobre todo si debo poner mis deseos de lado. Y quizás, también, me ponga de lado, particularmente a causa de mi gran sensibilidad, sin saber mucho como dichas emociones estarán recibidas. Me vuelvo “paralizado”, incluso impotente, en mis emociones, en mi cuerpo, en mis pensamientos, lo cual impide que se manifieste mi creatividad y todo lo vinculado a ella, en particular la comunicación y la sexualidad que se quedan “rígidas” y “frígidas”. Para superar el desánimo, debo tender los brazos hacía los demás y atreverme a expresar mis emociones para que mi pleno potencial creativo se despierte y se manifieste. La mala condición de L3 puede conllevar dolencias en los órganos genitales, en el útero (en la mujer), en la vejiga o en las rodillas, tales como la artritis, la inflamación o dolores.

L4 = Cuando la cuarta vértebra lumbar L4 se rebela, es frecuentemente porque tengo dificultad en transigir con la realidad de todos los días. Puedo complacerme en un mundo imaginario y esto puede llevarme a vivir en la pasividad, estando un poco cansado de ver lo que ocurre alrededor mío. Se instala cierta dejadez. ¿Porqué preocuparse de todos modos? Sufro los acontecimientos y no los creo, lo cual me puede dejar un sabor amargo. Igual como L4, necesito protegerme cerrándome porque puedo fácilmente dejarme distraer o influenciar por lo que me rodea, sobre todo por lo que la gente pueda decir de mí, y mi sensibilidad puede estar altamente afectada. También me rompo la cabeza exageradamente y mi discernimiento está a veces erróneo o carente porque mi mental es muy rígido, lo cual me impide tener una visión global de una situación y en consecuencia soluciones o posibles vías frente a ella. Entonces quiero controlar en vez de escuchar mi voz interior. Debo aprender a escuchar ésta para recuperar el dominio de mi vida. Recupero mi poder de crear mi vía como quiero y recupero el gusto de realizar grandes cosas! Se debe observar que una vértebra L4 en mal estado puede conllevar dolores en la región de mi nervio ciático y de la próstata en el hombre.

L5 = Puedo preguntarme lo que sucede en mi vida cuando la quinta vértebra lumbar L5 está afectada.¿Tendría por casualidad una actitud de desprecio o de pereza frente a una persona o una situación? Puedo vivir un poco de celos, disgusto, frustración, pero sin embargo ya tengo mucho, la vida me ha mimado y tengo dificultad en reconocerlo. Mi vida está teñida de lujuria (en todos los niveles) y debo aprender a apreciar lo que tengo, y a cultivar mis relaciones interpersonales: tengo dificultad sobre todo en el plano afectivo a ser auténtico y a sentirme bien porque en el fondo de mí, vivo una gran inseguridad y tengo dificultad en expresar lo que vivo. Por lo tanto, tendré tendencia a ser algo depresivo ya que pasaré frecuentemente de un cónyuge a otro sin saber demasiado porqué sucede esto, sintiéndome “correcto” dentro de lo que estoy viviendo.

Inventaré toda clase de guiones y mi atención siempre estará centrada en los pequeños detalles anodinos, lo cual me impedirá adelantar y pasar a otra cosa. Cierta amargura puede ensombrecer mi vida e impedirme disfrutar de ésta. Aprendo a saborear cada instante que pasa y a apreciar toda la abundancia que forma parte de mi vida. Un mal estado de L5 puede ocasionarme dolores en las piernas, desde las rodillas hasta los dedos de los pies. La parte inferior de la espalda también forma parte del sistema del centro del movimiento. Si tengo dificultad en transigir con la sociedad, tanto desde el punto de vista de las orientaciones por tomar como del sostén que espero de ella, puedo vivir frustración o resentimiento. No quiero “negociar” con ciertas personas o ciertas situaciones. Mis relaciones personales con mi entorno padecen de ello. También puedo tener dificultad en aceptar que voy sumando años. “Me hago viejo” y debo amansar lentamente la noción de mortalidad.

Finalmente, la parte inferior de la espalda está muy estrechamente vinculada a los dos centros de energía inferiores, el coxis y el segundo centro de energía que está vinculado más específicamente a la sexualidad. Si vivo conflictos interiores o exteriores para con ésta, si he reprimido mi energía sexual, puede manifestarse un dolor de espalda. Las 4 vértebras sagradas y las 5 vértebras del coxis están relacionadas con esta región. Cuando las vértebras sagradas están afectadas, puedo tener la sensación de que no tengo columna y que necesito a otra persona para sostenerme. Estoy constantemente “probado” por la vida para ver cuál es mi nivel de integridad y de honradez. Tengo un enorme potencial pero ¿estoy listo para realizar los esfuerzos necesarios para cumplir mis objetivos? Las vértebras inferiores son las siguientes:

S1, S2, S3 = Ya que las 3 primeras vértebras sagradas están soldadas juntas, se tratarán juntas. Constituyen un todo. Reaccionan con la rigidez que manifiesto, con mi estrechez mental en relación a ciertas situaciones o ciertas personas, a mi mente cerrada que rehúsa oír lo que los demás han de decir. Quiero tener el control para sentirme fuerte y en seguridad y, si lo pierdo, voy a estar enfadado, furioso y puedo tener ganas de “pegar una paliza” a alguien por estar tan frustrado y lleno de amargura. Todos estos sentimientos generalmente tienen su origen en mis relaciones afectivas que no siempre van como lo deseo. La comunicación tanto verbal como sexual, es deficiente, por no decir inexistente, y estoy constantemente volviendo a plantear este tema. Tengo la sensación de tener que nadar a contra corriente y me siento en un callejón sin salida. Tengo interés en parar un momento y ver claro en mi vida, a reflexionar sobre lo que quiero y edificar una base sólida.

S4, S5 = Todos los deseos tienen su origen en las vértebras sagradas cuarta y quinta. Si soy capaz de administrarlas bien, si tomo el tiempo de descansar y hacer las cosas que me gustan, S4 y S5 funcionarán bien. Sin embargo, si vivo culpabilidad, tratándome de perezoso y confrontándome a mis deberes y mi moralidad, juzgando mi conducta “no correcta”, S4 y S5 pueden reaccionar fuertemente. Tengo el derecho de hacer cosas para mí y a veces evadirme pero debo evitar que esto se vuelva un medio de huida, evitando que me enfrente con mis responsabilidades. En ese momento, la pereza puede no estar benéfica: me mantiene en un estado pasivo de cansancio que me impide ir hacía delante. Por esto, en casos extremos, también estarán afectados mis pies. El único modo de curar el sacro quebrado o roto, es la inmovilidad física y el tiempo.

El sacro está vinculado al segundo centro energético que se sitúa al nivel de la primera vértebra lumbar. Un desequilibrio de este centro energético puede aparecer en las dolencias físicas siguientes: referente a los órganos genitales, puede haber infertilidad, frigidez o herpes; en cuanto a los riñones: cistitis, cálculos; en lo referente a la digestión y la eliminación: incontinencia, diarrea, estreñimiento, colitis, etc. Las desviaciones de la columna vertebral (escoliosis) nacen generalmente a este nivel y conllevan con ellas dolores de espalda. El segundo chacra o centro energético, influencia mis relaciones con mi entorno y un malfuncionamiento de éste, que afecta mi sacro, será el signo de mi estrés, mis angustias, mis miedos y mi tendencia depresiva que debo aprender a administrar.

En cuanto al coxis, está vinculado al primer chacra, o centro de energía, sede de la supervivencia. Representa el fundamento de mi sexualidad, la realización adecuada de mis necesidades de base (sexualidad, alimento, protección, techo, amor etc.). El coxis está formado de cinco vértebras coxigianas que están soldadas juntas. Representa mi dependencia frente a la vida o a alguien más. Hay muchas probabilidades de que mi cuerpo me diga que tengo que pararme cuando me duele el coxis. Es mi inseguridad la que se manifiesta en relación con mis necesidades de base, de supervivencia, en particular el hecho de tener un techo, alimento, vestidos, etc. El alimento aquí se refiere a las necesidades físicas como emocionales y sexuales. Cualquier persona necesita amor en su vida.

También necesita comunicación mediante relaciones sexuales con uno o su pareja. Estas necesidades generalmente se niegan y reprimen, sobre todo a causa de mis principios morales y religiosos, lo cual me lleva a estar insatisfecha. Puedo sentirme entonces impotente en todos los sentidos del término y hay una ira incubando dentro de mi. Quiero huir cualquier situación que hace daño a mi sensibilidad y frente a la cual puedo vivir culpabilidad. Debo poner mi orgullo de lado, es decir mis miedos. Debo confiar en la vida y sobre todo hacer confianza en mi capacidad por expresarme y asumirme. Cuando siento dificultades vinculadas con este aspecto de mí mismo, compruebo interiormente hasta qué punto estoy (quiero ser) dependiente de una persona que, conscientemente o no, satisface ciertas necesidades de mi vida.

Soy capaz de cumplir mis propias acciones, de ser autónomo. Es posible que las personas con las cuales me vinculo sean mucho más dependientes afectivamente que yo y que tengan necesidad de este tipo de relación. Acepto ver hasta qué punto hago muestra de independencia y vigor en mi vida. Debo soltar cualquier sentimiento de inquietud frente a mis necesidades de base y tomar consciencia ahora de las fuerzas que me habitan y afirmar que soy la persona mejor colocada para garantizar mi propia supervivencia. Al estar vinculado el coxis con el primer chacra, un desequilibrio al nivel de este centro de energía puede conllevar desordenes físicos, los más corrientes tocando el ano o el recto (hemorroides, irritaciones), la vejiga (trastornos urinarios, incontinencia), la próstata.

También se puede encontrar dolores en la base de la columna vertebral, una toma o pérdida de peso considerable (obesidad, anorexia) y una mala circulación sanguínea al nivel de las piernas (flebitis), manos y pies. Estos males me dan una indicación que tengo necesidad de volver a equilibrar este centro de energía. Vértebras dorsales: el modo de identificar cada una de ellas es por la letra D que designa “dorsal” seguida del número secuencial de la vértebra. Otro modo también es usar la letra T para designar las vértebras torácicas, y es lo mismo. Amor: El amor aquí referido es como el amor de una madre para su hijo. Cuando está afectado mi coxis, puede que viva el miedo a perder o no tener como mínimo un amor similar al que un hijo está en derecho esperar de su madre. Se trata aquí de este tipo de amor y no de una relación amorosa entre adultos.

Fuente: “EL GRAN DICCIONARIO DE LAS DOLENCIAS Y ENFERMEDADES” – Jacques Martel.

 

” LA VIDA ES LO QUE SUCEDE MIENTRAS ESTAMOS DEMASIADO OCUPADOS  HACIENDO PLANES ”  john Lenon…

Los antibióticos están perdiendo efecto

 

Los antibióticos están perdiendo efecto

Natalia Kovalenko, 28 ene (La Voz de Rusia).- La era de los antibióticos está tocando a su fin. Cada año son más las enfermedades resistentes a su efecto. Los científicos consideran la propagación de las bacterias resistentes a los antibióticos como una grave amenaza a la humanidad.

Los médicos del mundo tocan campanas de alarma. Descubren cada vez más cepas de bacterias invulnerables a cualquier medicina moderna. Tan solo la Unión Europea registra veinticinco mil casos anuales de muerte por infecciones resistentes a los antibióticos. Algunas enfermedades tradicionalmente consideradas de tratamiento fácil se están volviendo mortales. Al igual que cientos de miles de años atrás, resulta complicado curar la tuberculosis, la blenorragia y la meningitis. Las intervenciones quirúrgicas muchas veces conllevan complicaciones, aclara el jefe de Cirugía Contaminada de la Clínica Militar Central Vishnevski, Iván Shandurenko:

–Son más frecuentes los casos de complicación séptica después de las operaciones quirúrgicas. Este problema se está agravando a lo largo de varias décadas desde el descubrimiento de la penicilina. Cuantos más antibióticos, tanto más resistentes son los microorganismos a este fármaco. Obviamente, se están diseñando nuevas fórmulas, pero los microorganismos también crean nuevas técnicas para contrarrestarlas.

Al ser descubiertos, los antibióticos parecían una panacea contra las enfermedades infecciosas. La neumonía y la septicemia dejaron de ser casos mortales. Disminuyó notablemente la mortandad a causa de otras infecciones graves. Pero, poco a poco, los propios antibióticos se han ido convirtiendo en la peor amenaza. Bajo sus efectos, las bacterias comienzan a mutar haciéndose más fuertes y peligrosas. Dejan de ser tratables con remedios tradicionales y se tornan un problema peor que el SIDA. En el caso de éste último, el paciente al menos tiene años para probar diversas formas de tratamiento. Y las infecciones mutantes lo matan en cuestión de días e incluso horas.

Los científicos no dejan buscar nuevos tipos de fármacos. Pero los expertos en cuestión son bastante escépticos en cuanto a las perspectivas de estas búsquedas. Los medicamentos realmente nuevos son muy pocos. Y los análogos de los ya existentes no son eficaces. El doctor Vladislav Mitrojin, catedrático de Enfermedades Internas de la Universidad Médica Estatal de Novosibirsk, dice que en este caso de pronto pueden ser útiles algunos remedios antiguos, ya casi olvidados.

–Si el paciente abusa de algún medicamento, las bacterias se vuelven definitivamente resistentes a los efectos de ese tipo de fármacos.

Pero eso no ocurre con los antibióticos que se aplican pocas veces. Si un antibiótico cae en desuso, puede recuperar su efecto curativo dentro de algún tiempo. Algunos investigadores opinan que los viejos antibióticos que ya no usamos pueden volver a ser útiles en el futuro.

La Organización Mundial de la Salud insiste en la prohibición de la venta de antibióticos sin prescripción médica para evitar su uso no controlado. El problema se agrava con el hecho de que una persona que jamás ha ingerido antibióticos con fines de tratamiento también puede resultar insensible al efecto de los mismos, porque los ha consumido comiendo carne, pollo o pescado. Todas las granjas del mundo utilizan antibióticos para evitar enfermedades y aumentar rápidamente el peso de los animales, peces y aves. La ración diaria de los cerdos y patos incluye cualquier cantidad de peligrosos fármacos. Nadie piensa en sus posibles efectos secundarios.

http://spanish.ruvr.ru/2013_01_28/antibioticos-salud-enfermedades-efecto-amenaza-medicina/

LO PRIMERO QUE DEBE HACER EN CASO DE RESFRIADO

Lo primero que debe hacer en caso de resfriado

Estimado Lector,

Con la llegada del frío invernal llega también la temporada de los resfriados y la gripe, y el consumo de antibióticos alcanza niveles insospechados.

Esto es absurdo, ya que la mayoría de las infecciones son virales. Frente a una infección viral, los antibióticos no hacen bajar la fiebre ni ayudan a curar más rápido, ya que no tratan la causa de la infección. Tampoco impiden el contagio. Lo único que hacen es destruir la flora intestinal y estimular la aparición de nuevos gérmenes resistentes a los antibióticos.

La curación espontánea

La mayoría de las infecciones virales, como por ejemplo los resfriados, las anginas, la tos o la gripe, se curan solos. “La gripe dura siete días con medicinas y una semana sin ellas”,  como dice nuestro médico de cabecera.

Mientras tanto, podemos aliviar sus síntomas con remedios que atenúan el dolor: por ejemplo, los aceites esenciales de menta y de gaulteria para las cefaleas o la infusión de corteza de sauce blanco para los dolores musculares.

La vitamina C es un poderoso antioxidante -de la que pueden tomarse varios gramos al día- hasta que los síntomas de la enfermedad se atenúen. Reduzca la dosis si le provoca diarrea.

El aceite esencial de orégano también está indicado contra las infecciones; cuanto mayor sea la concentración de carvacrol (compuesto químico que se encuentra en ese aceite), más eficaz será. Pero, ¡cuidado!: el aceite esencial de orégano es extremadamente potente, lo que lo hace especialmente… peligroso. Se puede tomar con una cucharadita de miel, pero si simplemente por error deja caer en la cuchara dos gotas en lugar de una, el dolor que sentirá será inmediato. Tendrá la sensación de que le están carbonizando el paladar con un lanzallamas, y se pondrá a escupir e incluso a gritar. Dado que el aceite puro es demasiado potente, puede tomar aceite de orégano silvestre que haya sido mezclado con aceite de chía de alta calidad.

El propóleo como activo antimicrobiano: esta resina fabricada por las abejas es uno de los agentes antimicrobianos con acción de más amplio espectro en el mundo. También es una excelente fuente de ácido cafeico y apigenina (un flavonoide), dos compuestos que estimulan la respuesta inmunitaria.

También podrá obtener buenos resultados contra los síntomas de los resfriados gracias a un té medicinal en el que usted mezcle flores de saúco, milenrama (hierba de San Juan), tila, menta, jengibre y Eupatorium perfoliatum (también conocido como eupatorio o hierba de la fiebre arreglahuesos). Ha de beberse caliente, lo que le hará sudar y ayudará a erradicar los virus de su organismo. Porque en efecto, frente a  los virus, la temperatura elevada es su aliada.

No haga por bajar la fiebre

Si la temperatura corporal está por debajo de 37,9° C (tomada en la axila), creo que no se debe hacer nada para reducir la fiebre.

La fiebre es una reacción natural del cuerpo. Una temperatura más elevada de lo normal ayuda al cuerpo a destruir los virus. Muchos de los experimentos realizados por el profesor André Lwoff (Premio Nobel) del Instituto Pasteur de París, mostraron que a partir de una temperatura de 38° C ó 38,5° C, la mayoría de los virus (incluyendo el de la poliomelitis) son inhibidos o destruidos.

Por otro lado, ciertos depósitos y sustancias tóxicas presentes en el cuerpo se disuelven cuando la temperatura aumenta. Un acceso de fiebre es, por tanto, una forma natural de eliminarlos (por ejemplo, los depósitos de ácido úrico o uratos son arrastrados por la sangre y se eliminan por los riñones).

Por lo tanto, cuando su temperatura comience a subir, alégrese, porque significa que su cuerpo está respondiendo bien. Y tenga un poco de paciencia… piense que el proceso de eliminar los virus no se logra en cinco minutos.

Si la fiebre le preocupa, dígase a sí mismo que cuando su cuerpo lo considera necesario, tiene su propia manera de hacer bajar la fiebre. El hipotálamo, que actúa como un termostato, envía automáticamente un mensaje hormonal a las glándulas sudoríparas para que produzcan sudor. Al evaporarse, el sudor reduce la temperatura corporal. El hipotálamo también influye en nuestro metabolismo para aumentar o disminuir la producción de calor interno, provocando los escalofríos (generadores de calor) y la necesidad de abrigarse o de ponerse más fresco.

SOS: nariz tapada

Para descongestionar los senos nasales, aumente el nivel de humedad del aire de su habitación y vaporice en las fosas nasales una solución salina. No hay necesidad de comprarla en la farmacia; simplemente diluya la cuarta parte de una cucharadita de sal común en aproximadamente 200 ml de agua hervida y aplíqueselo mediante un spray nasal.

También puede tomar vapores durante unos 15 minutos directamente de una olla en la que previamente haya hervido agua. Tápese la cabeza con una toalla y manténgase a una distancia del agua de al menos 35 cm para evitar quemaduras. Repita la operación tres o cuatro veces al día.

Ponga guindilla en sus alimentos: la capsaicina, ingrediente activo de la guindilla, ayuda a limpiar las mucosas de la nariz y a favorecer la secreción nasal (como seguramente usted notó la última vez que mordió sin querer un chile en un restaurante mexicano…).

Olvídese del azúcar

Hay que eliminar todos los productos que contienen azúcar refinada (incluido el chocolate), ya que puede causar inflamación en las membranas nasales, y además su efecto sería devastador sobre el sistema inmunológico. Esto se debe a la forma de actuar del azúcar: cuando llega a su intestino, las bacterias y las levaduras patógenas (malas) de su flora intestinal se lanzan sobre ella. El azúcar actúa sobre ellas como un fertilizante, lo que desequilibra su flora y hace que su sistema inmunológico sea vulnerable a los ataques de virus respiratorios.

La mayoría de las personas no tienen en cuenta que el 80% de nuestro sistema inmunológico está en nuestro intestino. Y ésta es la razón por la que controlar nuestro consumo de azúcar es crucial para optimizar nuestras defensas naturales. Lo más prudente sería  limitar el consumo total de fructosa a 25 gramos al día si usted se encuentra en buen estado de salud, y limitarlo a 15 gramos al día si usted tiene hipertensión arterial, diabetes, resistencia a la insulina o problemas cardiovasculares.

Ejercicio y un buen baño caliente

Mientras se trate de un simple resfriado y usted no tenga fiebre, hacer ejercicio, si es posible al aire libre, reduce la congestión nasal y fortalece su sistema inmunológico. Al volver a casa, prepárese un buen baño caliente, que reforzará el efecto descongestionante y mejorará la circulación en la zona de la nariz. Los efectos del ejercicio perduran unas cuatro horas después de haberlo realizado.

Puede completar estos efectos beneficiosos tomando líquidos… pero no una cerveza o un vino tinto, que según la creencia popular descongestionan pero que en realidad logran el efecto contrario, sino una infusión de efedra. Se encuentra en la sección de tés en las tiendas de productos orgánicos, pero asegúrese de comprar Ephedra sínica, la variedad china o india. Si usted no tiene efedra, beba por lo menos de una a cinco tazas de té verde al día. Se ha demostrado que esta bebida es eficaz contra la gripe. (1) Asegúrese de dejar un tiempo de infusión de diez minutos para el té verde, a diferencia de la infusión de té negro, que necesita menos reposo.

Pero ya habrá notado que, independientemente de la fuerza de los virus, algunas personas, sin razón aparente, sencillamente no enferman. Y es que los resfriados y la gripe, al igual que otras enfermedades infecciosas, no sólo son causadas por un virus. Hace falta otra causa: un fallo en el sistema inmunitario, que hace que no pueda resistir al virus.

Las causas profundas de los resfriados y la gripe

Ambas enfermedades afectan a las vías respiratorias, pero hay diferencias entre ellas.

Los síntomas habituales del catarro son secreción nasal, congestión de los senos nasales, tos, dolor de garganta… Los síntomas de la gripe suelen ser más violentos y pueden degenerar en infecciones pulmonares o en neumonía. La gripe también afecta a las articulaciones, causando dolores musculares que producen una sensación como de agujetas, aun cuando usted no haya realizado ningún esfuerzo especial.

Los virus de la  gripe y de los resfriados se transmiten normalmente de una persona a otra, pero tenga en cuenta que no es únicamente el contacto con el virus lo que provoca la enfermedad. Como dije antes, si su sistema inmunitario funciona bien, no tiene en principio ningún problema para destruir estos virus.

Si usted cae enfermo, es porque sus defensas están debilitadas como consecuencia de su estilo de vida:

  • Usted no se expone lo suficiente al sol y no come suficiente pescado azul, y por ello tiene un déficit de vitamina D.
  • Se acuesta demasiado tarde, después de haber consumido sustancias estimulantes o haber pasado demasiado tiempo frente al ordenador o la televisión, por lo que después duerme mal y por la mañana siente que no ha descansado lo suficiente.
  • A pesar de sus buenas intenciones (y tal vez incluso pese a haberse matriculado en un gimnasio), sigue haciendo muy poco ejercicio;
  • Usted está dominado por emociones negativas que le provocan estrés y tensión.

Ahora que va a empezar el invierno y tiene por delante meses de frío intenso, quiero hacerle hincapié, una vez más, en la importancia de la vitamina D, cuya insuficiencia está en el trasfondo de los resfriados y la gripe.

Vitamina D: la causa subyacente de los resfriados y la gripe

La falta de vitamina D constituye hoy día una auténtica pandemia, que afecta a más de la mitad de la población en general. Y no sólo en los países nórdicos (donde se dice que un 90% de la población podría tener un nivel de vitamina D insuficiente). En España, pese a tener un clima en principio propicio para que se pueda producir una adecuada síntesis de vitamina D por exposición solar, los niveles generales son similares. Y es que hay una importante variación en el nivel de vitamina D entre los meses de poco sol y los de mucho; y en estos segundos no llega a normalizarse el nivel de vitamina D después de la caída de los primeros. (2)

La vitamina D favorece la absorción intestinal de calcio y fósforo, y garantiza su fijación sobre los huesos. Su papel es muy importante, incluso vital, para el correcto funcionamiento no sólo óseo, sino de prácticamente todo el organismo. Su función es decisiva en la prevención y tratamiento de la osteoporosis, así como en el raquitismo (enfermedad caracterizada por una desmineralización y una deformación esquelética generalizadas), pero también por sus efectos extraóseos, cada vez más conocidos.

La vitamina D se produce en la piel bajo el efecto de los rayos ultravioleta B del sol (UVB). La fobia contra el sol que existe en la actualidad lleva a las personas a sobreprotegerse del sol, lo que tiene el efecto de agravar el déficit de vitamina D. Un ejemplo muy gráfico de este problema es lo que ocurre en la India, donde el raquitismo no afecta a los niños de clases humildes, que viven al aire libre, mientras que es común entre los niños de clases altas.

En 2009, el estudio de mayor envergadura y más representativo sobre este problema se realizó sobre  19.000 personas. Mostró que aquellos sujetos con niveles bajos de vitamina D tienen un riesgo significativamente más elevado de contraer la gripe o el resfriado común, siendo el riesgo aún mayor para las personas con problemas respiratorios, como el asma. (3)

Aumente sus niveles de vitamina D

Le recomiendo fijarse un objetivo de vitamina D en la sangre de entre 65 y 110 ng/ml.

Para lograr este nivel, puede tomar suplementos de vitamina D (se presenta en ampollas, jarabes y comprimidos, sola o asociada a otros grupos vitamínicos) o comer pescado azul (el aceite de aceite de hígado de bacalao es particularmente rico en vitamina D); pero la forma más fácil de obtenerlo es simplemente tomando el sol.

Numerosos estudios muestran que el sol es el modo más fácil de tomar vitamina D, y además el mejor para su salud.

Cuando usted expone su piel al sol, el colesterol que se haya en ésta se convierte en sulfato de vitamina D3. Esta forma de vitamina D es soluble en agua, a diferencia de los suplementos de vitamina D3 por vía oral, que están bajo una forma no sulfatada. Por ello, la vitamina D en forma de sulfato de vitamina D3 puede circular libremente por el flujo sanguíneo, mientras que la vitamina D3 no sulfatada necesita una molécula de colesterol LDL para ser transportada.

Así, la vitamina D que usted produce de forma natural bajo el efecto del sol es más biodisponible (es decir, es mejor absorbida por el organismo) que los suplementos de vitamina D.

La vitamina D mata los microbios

La vitamina D es un notable agente antimicrobiano: produce de 200 a 300 péptidos antimicrobianos en su cuerpo que van a destruir las bacterias, los virus y los hongos.

En un estudio para comprobar el efecto de la vitamina D3 comparándolo con un placebo y que se centró en niños en edad escolar y se prolongó durante  un año, los investigadores comprobaron que la gripe A había afectado al 10,8% de los niños que tomaban vitamina D, frente al 18,6% en el grupo del placebo. (4)

Cuándo se debe ir al médico

Las infecciones de los senos nasales, oídos y pulmones (bronquitis y neumonía) son ejemplos de infecciones bacterianas que responden a los antibióticos. Si usted desarrolla alguno de los síntomas siguientes, es una señal de que puede estar padeciendo una infección bacteriana en lugar de un virus y debe acudir a su médico:

  • Fiebre superior a 37.9° C (temperatura axilar);
  • Dolor de oídos;
  • Dolor alrededor de los ojos, especialmente si usted tiene secreciones nasales verdes;
  • Respiración jadeante acompañada de tos persistente e incontrolada;
  • Tos persistente con expectoración de flemas amarilla o verdosa.

Eso es todo. Si este invierno coge un resfriado o una gripe, sólo me queda desearle una buena recuperación. Y si tuviera que tomar antibióticos, no se olvide de restaurar la flora intestinal tomando un probiótico de buena calidad, una vez que haya finalizado su tratamiento.

¡A su salud!

Juan-M Dupuis

Los padres no deben poner en peligro a sus hijas con la vacuna del papiloma

Vacuna del Papiloma
http://suzannepowell.blogspot.com.ar/2012/11/vacuna-del-papiloma.html

Teresa Forcades. Lozano 

MÉDICA Y MONJA BENEDICTINA. ESTA RELIGIOSA DEL MONASTERIO DE SAN BENET (MONTSERRAT) QUE SE HIZO FAMOSA POR SUS CRÍTICAS A LA VACUNA DE LA GRIPE A HA ALERTADO SOBRE LOS RIESGOS DE LA VACUNA DEL PAPILOMA QUE EN SEPTIEMBRE CAUSÓ LA MUERTE DE UNA NIÑA EN GIJÓN.

JAVIER NEIRA VALENCIA ¿Por qué es contraria a la vacuna del papiloma??
No está fundamentada, es sólo experimental. Es prematuro y peligroso introducirla en el calendario vacunal. Los padres no deben poner en peligro a sus hijas con la vacuna del papiloma.
¿En qué se basa?
He hecho un vídeo donde lo explico. Cito a unos autores de Canadá, de la University of British Columbia, que hace unas semanas demostraron la relación causal entre la vacuna del papiloma y la muerte de niñas sanas.
Explíquelo.
El 70 % de los cánceres de útero están provocados por virus del papiloma del tipo 16 y 18. Es así en la mayoría de los países del mundo. Pero en España, no. Somos originales. Sólo suponen el 56 %. Se ha visto que la vacuna es plenamente eficaz frente a los virus 16 y 18 ¿previene entonces al menos en el 56 % de los casos? Pues no, una cosa es la lógica y otra la biología. El resto está formado por otros ocho tipos virales. Si eliminas el 16 y el 18 con la vacuna ese nicho ecológico lo ocupa el resto, los otros ocho tipos de virus.
Aun así…
.Ese cáncer tarda de 20 a 40 años en desarrollarse, de manera que hasta 2026 no sabremos si la vacuna previene al menos un solo caso de cáncer. En todo caso, se prevendría menos del 41 %, menos de la mitad de los potenciales. Eso en cuanto a eficacia, porque en cuanto a la seguridad…
¿Es peor aun?
Se supone que previene a unas niñas de 13 años para cuando tengan más de 50 años. En el registro de vacunas de Norteamérica se ha visto que el 60 % de los efectos adversos de vacunas se refiere a las dos del papiloma. Y hay más de 35 vacunas. Les debería corresponder un 2 % de efectos adversos, pero no, se trata de un 60 %, de ahí la alarma. Y de ese 60 %, el 64 % sufre parálisis e incluso invalidez permanente. El 82 % de las muertes por vacunas corresponde a las dos del papiloma, según datos oficiales de EEUU. En literatura médica datos así se multiplican siempre por diez porque los registros son voluntarios. Así que si las cifras reales, 400 casos de invalidez permanente y 37 muertes, habría que multiplicarlas por diez.
¿En qué se basa la denuncia?
Hace pocas semanas los canadienses descubrieron la causa del problema. Dos niñas de 14 y 19 años, sanas, fueron vacunadas y murieron por una inflamación cerebral sin causa. Para explicarlo establecieron un nuevo test y descubrieron en el tejido inflamado anticuerpos de la vacuna. Fueron víctimas de una vasculitis cerebral autoinmune. Encontraron anticuerpos del tipo 16 con profusión. Es una clara relación causal.
¿Cual es el mecanismo?
Con la vacuna se introduce un antígeno en el cuerpo. No es una infección real y el cuerpo no le hace mucho caso. Por eso se introduce, asimismo un irritante, para que el sistema inmunitario se tome en serio la invasión. Ese irritante está formado por sales de aluminio. Así se logra crear diez veces más anticuerpos de lo normal. Como el aluminio es neurotóxico, actúa en el cerebro, de manera que los vasos sanguíneos se hacen más permeables. Las niñas tuvieron edemas, hemorragias, lesiones cerebrales y murieron. El aluminio se utiliza desde hace 90 años en las vacunas, así que volvieron a investigar. Repasaron las pruebas y descubrieron una irregularidad gravísima,
¿Cuál?
Las pruebas siempre se hacen a doble ciego. A un grupo se lo vacuna y al otro se le da un placebo. Vieron inicialmente que los efectos secundarios eran los mismos en los dos grupos.No había problema. Pero se acaba de descubrir que al grupo control no se le inyectaba agua, sino aluminio. O sea, era un seudoplacebo.
¿Entonces?
Vamos a ver: Laboratorios Merck fabrica Gardasil, la vacuna del papiloma que se pone en España. Pues bien, en 1999 Merck llevó al mercado un antiinflamatorio llamado Vioxx y sólo cinco años después lo tuvo que retirar porque había producido más de 30.000 infartos de miocardio y cerebrales. En EEUU los condenaron a una multa multimillonaria porque se demostró que lo sabían. En los estudios previos vieron que había infartos y lo ocultaron. Por eso mi estudio se titula “Los crímenes de las grandes compañías farmacéuticas”.De 2000 a 2003 las grandes compañías farmacéuticas han sido condenadas por los tribunales penales. La multa de Merck fue enorme, pero menor de lo que ganó con ese medicamento. Eso no puede ser. La condena fue en 2007 y estamos en 2012 con nuevas sospechas.

Teresa Forcades Lozano